Alega que la colaboración quedó extinguida el 7 de noviembre de 2014

El Mundo se pone de los nervios con el arponazo de Pedrojota

La empresa editora dice que el periodista puede expresar su opinión siempre que no compita con El Mundo

Un día después de que Pedrojota Ramírez solicitara medidas cautelares urgentes para poder volver a escribir en El Mundo o bien poder hacerlo en otro medio –Exclusiva PD / Pedrojota pone contra las cuerdas a Casimiro con un escrito judicial que hace temblar a Unidad Editorial-, Unidad Editorial emite un comunicado en el que expresa su sorpresa por el paso dado por el periodista riojano y fundador del diario sito ahora en la Avenida de San Luis 25.

Según los responsables de la empresa editora de El Mundo, Pedrojota fue avisado en tiempo y forma de que cesaba su colaboración semanal para publicar las ‘Cartas de un arponeo ingenuo’ y añaden que el exdirector puede expresar con total libertad sus opiniones donde mejor estime oportuno, pero siempre que no compitan con el rotativo de Unidad Editorial.

Este es el comunicado que Unidad Editorial ha colgado en la web de El Mundo:

Ante el anuncio de Pedro J. Ramírez de que habría presentado una solicitud judicial de medidas cautelares frente a Unidad Editorial por una presunta vulneración de su derecho a la libertad de expresión, la empresa editora de EL MUNDO quiere hacer las siguientes puntualizaciones.

La relación laboral que unía a Pedro J. Ramírez con Unidad Editorial fue extinguida con efectos del día 31 de enero de 2014 de mutuo acuerdo.

Ante los graves, reiterados e insubsanables incumplimientos por parte de Pedro J. Ramírez de los deberes de lealtad y confidencialidad asumidos en el acuerdo suscrito, Unidad Editorial comunicó formalmente a Pedro J. Ramírez el 7 de noviembre de 2014 la finalización de su colaboración semanal con EL MUNDO, antes de que éste enviase su última carta a la dirección del diario. No tiene fundamento, por tanto, relacionar esta decisión con ningún tipo de censura. Fue la terminación de la relación de colaboración, comunicada en tiempo y forma, y no el contenido de la carta de Pedro J. Ramírez, lo que explica su no publicación.

Unidad Editorial no pretende limitar en absoluto la libertad de expresión de Pedro J. Ramírez, sino aplicar su contrato laboral y los acuerdos que él firmó libremente y que regulan los términos de su relación con la empresa editora de EL MUNDO tras su salida de dirección. En estos contratos, Pedro J. Ramírez asumió una obligación de no competencia con Unidad Editorial, por la que fue debidamente remunerado durante la vigencia de su contrato laboral. El cumplimiento de esta obligación de no competencia no supone ninguna limitación a su libertad de expresión sino, simplemente, cumplir los contratos, que son ley entre las partes. Pedro J. Ramírez podrá expresar libremente sus opiniones en las formas y maneras que tenga por oportuno, siempre que no supongan competir con su antiguo empleador.

La obligación de no competencia libremente asumida por Pedro J. Ramírez con Unidad Editorial en su contrato laboral no está en absoluto vinculada a las colaboraciones en su artículo semanal en EL MUNDO bajo el título Cartas de un arponero ingenuo y la revista La Aventura de la Historia. Estas colaboraciones eran remuneradas de forma independiente.

Por último, Unidad Editorial manifiesta su malestar por una polémica que nunca ha pretendido alimentar con Pedro J. Ramírez, fundador y uno de los principales artífices de los grandes éxitos de EL MUNDO a lo largo de los más de 24 años que permaneció al frente de la dirección del periódico.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído