OPINIÓN / REPASANDO COLUMNAS

Herrera califica de «vendeburras» a Podemos y llama «despreciables» a los programas que le dan cobertura

Paco Marhuenda se enfada con los opinadores que no reconocen méritos a su ex jefe Rajoy "cuando acierta o es prudente"

Narváez recuerda a la izquierda que crearon a Podemos como a un Frankenstein "valiéndose de la cola de los parados"

Mal empieza el año el periódico progresista El País. La cabecera aparentemente dirigida por Antonio Caño se presenta hoy, 2 de enero, en los kioskos desprovista de opinadores, porque creer que Juanjo Millás tiene gracia o sentido es un chiste.

Lo mismo ocurre en El Mundo de Casimiro García-Abadillo: Arcadi Espada y Federico Jiménez Losantos siguen con sus vacaciones de bachilleres, mientras que Raúl del Pozo publica una columna en la que los elogios que suele dedicar a algún político que se le pone al teléfono se los traspasa a los perros domésticos.

Están tan desnudos El País y El Mundo que no me duran ni un cigarrillo en las manos.

Los columnistas que siguen encaramados a sus columnas y dando saltos para atraer la atención de los menguantes lectores están en ABC, La Razón y La Vanguardia. Y en Internet, claro.

Seguro, querido lector, que usted adivina cuál es el asunto más tratado en las columnas antes del primer sobro de café adivina. A ver… ¡Sí, señor: Podemos! Si yo fuera Bieito Rubido o Paco Marhuenda abriría una sección en ABC o La Razón: Opinión, Editorial y Podemos.

Antes de entrar en ella, me voy a calentar con otras columnas dedicadas a las horteradas de los programas de fin de año.

Marcello (Republica.com) elogia al humorista José Mota porque descubre las miserias de la clase política.

Mensaje negro de José Mota en TVE 1 en el programa de fin de año sobre la España que ya ‘disfruta’ de 2015. Una enmienda del cómico manchego a la totalidad de la optimista rueda de prensa con la que el presidente Rajoy despidió 2014, y una subida de tono al preocupado discurso de Nochebuena del rey Felipe VI.

El cuento de Mota – menos gracioso que otras veces – en realidad ha sido una novela negra que les habrá subido el nivel de la indignación nacional a miles o millones de ciudadanos, con sonrisas a regañadientes, porque a buen seguro que serán muchos los que se han visto reflejados en el relato, donde el único político que sale como ganador y sin la menor crítica fue la estrella del momento: Pablo Iglesias.

A Hermann Tertsch (ABC), por el contrario, Mota le parece un cretino al nivel del Wyoming.

estas lacerantes noches de espectáculo televisivo, esas galas de tele, en los días más señalados del año, son un perfecto baremo en el que medir nuestra autoestima. Es lo que hay. Un país maltratado y estafado por aquellos a los que consideró más listos y avanzados en los «valores» a la moda, el consenso y el éxito. En los productos que nos sirven en pantalla queda claro lo poco que nos respetamos. En la quincalla de personajes y personajillos que quieren hacer chistes siempre a costa de alguien que no sea ese público risible y ridículo que deglutimos estos subproductos. De país pobre, desordenado, desestructurado, menesteroso. Ridícula sociedad que siempre se adula y nunca se respeta.

Quienes permitimos que los asesinos de nuestros compatriotas paguen por cada muerte menos que por una infracción de tráfico, no podemos quejarnos de que un tal Mota, cuyas tristes gracias no arrancan risas ni a una hiena, imite y ridiculice a nuestro jefe de Estado y a su mujer. Cuando el jefe de Estado, nuestro Rey, tiene que poner la bandera nacional bien lejos y escondida durante la mayor parte de su discurso anual, sea porque no le parece moderna a los asesores de la Reina, sea porque no pega en aquella decoración de recepción de dentista de extrarradio, los españoles también podemos aguantar perfectamente el día de Nochevieja en todas las televisiones un ambientazo de club de carretera.

Desde esta humilde tribuna y sin ningún espíritu sarcástico, yo le pido a don Hermann que nos explique cómo son las galas de fin de año en las televisiones alemanas y austriacas, a ver si se puede copiar algo bueno…

MARÍA JOSÉ NAVARRO ‘AGRACEDE’ A PEDROCHE SU DESTAPE

María José Navarro (La Razón) concluye su columna con una mención a Cristina Pedroche, de la que no me queda claro si ella también estaría dispuesta a mostrarnos las bragas o le parece que la presentadora tiene un cuerpo manifiestamente mejorable.

Cristina Pedroche presentó el asunto en la Sexta en bragas y además las enseñó descaradamente al abrirse el vestido, que es un detalle muy edificante y moderno por el que las tías le estaremos eternamente agradecidas.Ole tú, guapa. Puestos a fallar, casi prefiero quedarme sin uvas.

Se dice que David Trueba (El País) tiene la obligación de comentar los programas de televisión. Al menos porque su columna está en esa sección. Hoy no dice ni pío sobre las galas de Nochevieja, sino que defiende su cocido de cineasta y guionista frente a Internet, porque dedica su pieza a los taxistas españoles que han derrotado a Uber.

Siendo serios, lo que acabó con Uber, que pretendía perpetuarse en el limbo, fue la amenaza de medidas contra los operadores de comunicación si no retiraban el servicio de su oferta y la exigencia a las compañías de pago a crédito para que cesaran el sistema de cobro en España por el uso de los coches.

Ha quedado comprobado que el único remedio contra la competencia desleal y la evasión fiscal, contra el acoso virtual a la economía social, pasa por la decisión judicial de dirigirse hacia los operadores que son quienes facilitan la impunidad.

David, majo, ¿no podías haber sacado esta columna mañana y haber escrito algo sobre el des-vestido de Pedroche? ¿Dónde se habrá tomado las uvas el bueno de David? Dudo de que fuera en Hollywood, donde descalificaron su película para los Óscar.

LOS DESAHUCIOS NO INTERESARON ANTES DE LA CRISIS

Por fin, como el noctámbulo que regresa con dolor de cabeza a casa después del cotillón, me arrastro a las columnas podemitas. Comienzo con Carlos Herrera (ABC), que tiene la originalidad de criticar no a Pablo iglesias, sino a los que declaran que le votarán.

se les dice que se van a tomar los palacios de invierno y que nadie podrá estar por encima de las limitaciones a las que les ha sometido la coyuntura de un tiempo convulso. Por demás, solo basta con espolear el rencor: yo no tengo, pero tu tampoco vas a tener ya que te lo vamos a quitar, que es la idea fuerza básica con la que se desenvuelven estos que dicen poder, y que basan su estrategia en dar a entender que tú no tienes porque hay otro que tiene mucho, se lo haya ganado honradamente o no.

Sorprende que esta España que debe a su Constitución los años de progreso mas admirable y contrastable de su historia sea capaz de aplaudir a unos tipos que hablan de voladuras incontroladas y que, hasta la fecha, jamás han demostrado nada más allá de ser unos hábiles contertulios de programas de televisión perfectamente despreciables.

Parecía que esta España se había hecho mayor, pero las tendencias demoscópicas demuestran que está dispuesta de echarse en los brazos del primer vendeburras que se pasa por su puerta y que muestre cierta habilidad para la propaganda hecha a base de labia e intestinos.

En la misma línea, Ignacio Ruiz Quintano (ABC) asegura que la igualdad es el vicio europeo, y no sólo español y mucho menos falangista.

Bienvenidos a 2015, Año de la Revolución. Vista con la resaca de Año Nuevo, la Revolución es una gamberrada francesa que desemboca en ese franquismo de mano en el pecho que Napoleón impuso al continente europeo… hasta hoy.

La pérfida Albión no cuenta, porque sus hijos siempre se dejaron la piel por la libertad, completada por sus primos de América, los únicos que la disfrutan en plenitud, luego de inventar la democracia a fuerza de huir de Europa.

En Europa estamos más por la cosa de la igualdad, que es nuestra manera de eliminar a la competencia. Usted será muy listo, pero me quedo yo con la beca, y así ya somos iguales, que es lo que se lleva.

En una de las mejores columnas del día, Pedro Narváez (La Razón) dice al PSOE y a IU que ellos han cavado la fosa en la que Podemos les está enterrando.

En España se han amplificado serios problemas con el fin no de arreglarlos sino de hundir al adversario. La palabra más usada por la izquierda tradicional fue sufrimiento como si el Gobierno ejerciera la disciplina inglesa en una orgía sadomasoquista. Ahora lo paga con un descalabro morrocotudo sin que desde sus filas se llame al orden y a la decencia. Crearon al Frankenstein en noches de tormenta valiéndose de la cola de los parados.

Carencias que ya arrastrábamos se convirtieron en carne de sensacionalismo tras los recortes y así los desahuciados de los que nadie se había acordado antes de la crisis fueron motivos de escraches, los niños malnutridos utilizados como engendros de circo mientras los corruptos asolaban a la clase media política que vive como cualquier ciudadano mal pagado. Los medios que predicamos la importancia de la política para la democracia predicamos la pena en el desierto. ¿Queríais desestabilizar? Pues toma Podemos. Cría cuervos.

VICENTE LOZANO SÍ CUENTA CON QUE HABRÁ ‘GRAN COALICIÓN’

Antonio Lucas (El Mundo) habla de Podemos sin citarlo, detalle que le agradezco sinceramente, y lo justifica. Seamos claros: cómo alguien que es columnista en el segundo periódico más vendido de España puede incluirse entre los vejados por el Régimen del 78.

Y 2015 huele a velocidad, a vértigo y también un poco a crecepelo contra la resignación. Esta becerrada brutal donde los embolaos son millones de ciudadanos no va a salir gratis. El tic histórico de votar por miedo ha cambiado por la gasolina de votar desde el asco. Y esto se ha hecho soluble en la sangre de dos o tres generaciones. Su propósito del nuevo año será demostrar (en lo colectivo) que un resultado electoral ajeno a los intereses de los dos grandes partidos no es una derrota a plazo fijo, sino una revancha a tientas. Vamos a tener danza derviche mientras los trileros del apocalipsis recomendarán guardar a los niños en casa. Lo pasaremos bien.

Vaya, me parece que el joven Antonio quiere una revolución. A veces Dios castiga a los hombres dándoles lo que piden…

El economista José Carlos Díez es un ejemplo de que más vale caer en gracia que ser gracioso. Ha sido asesor de Zapatero y dijo varias veces que en España no había burbuja ladrillera, taras que no le impiden seguir dando doctrina en El País. Como Mguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España cuando Bankia salió a Bolsa y cuano las cajas colobcaban preferentes a los viejos, cobra su pensión y pasea libre por el barrio de Salamanca de Madrid. Díez me provoca una carcajada cuando escribe que el PSOE puede ganar las eleccones generales.

Ni económicamente, ni socialmente España se parece a Grecia. Pero España tiene una elevada y creciente deuda externa y dentro del euro el contagio es inevitable. Rajoy está deflagrado, como Samarás, Podemos propone lo mismo que Syriza y la gran diferencia es que el PSOE mantiene algunas opciones de ganar, mientras el Pasok griego está a punto de desaparecer. En España encerrarnos en el populismo y la soberanía nacional nos llevaría a lo más negro de nuestra historia. Más que nunca necesitamos estadistas que defiendan más y mejor Europa.

Más realista, Vicente Lozano (El Mundo) prevé una ‘gran coalición’ entre PP y PSOE, digan lo que digan los socialistas.

en estos momentos no es descabellado pensar que, tras un empate técnico entre PP, PSOE y Podemos, sea prácticamente imposible otro gobierno estable en el país que la grosse koalition. Y dentro de doce meses, los medios estemos informando sobre las negociaciones entre socialistas y populares. Algo para lo que los españoles no estamos todavía preparados. Es difícil imaginar un Ejecutivo presidido por Rajoy y vicepresidido por Pedro Sánchez. O con Susana Díaz en la presidencia y Soraya Sáenz de Santamaría de portavoz. Va ser un año nervioso. Sí.

Como de costumbre, Florencio Domínguez (La Vanguardia) firma uno de los mejores análisis en su columna. Ah, si este periodista en vez de vivir y trabajar en Bilbao, estuviese en el ‘madrileñeo’…!

Hasta las últimas encuestas, Podemos era visto como un problema para los partidos de ámbito estatal porque pugnaba por los electorados del PP, el PSOE o IU, pero tras la difusión de los sondeos más recientes se presenta también como un problema para los nacionalistas tanto los catalanes como los vascos. Unos y otros han comenzado a exigirle al partido de Iglesias que se pronuncie sobre todos aquellos asuntos que componen la agenda de la «cuestión nacional», empezando por la autodeterminación o el derecho a decidir. Con estos requerimientos confían en poner de manifiesto, precisamente, que Podemos no es nacionalista.

Además de la capacidad para obtener votos en todos los caladeros, otra de las claves del éxito de Podemos es el alto apoyo que obtiene entre el electorado joven, entre los que votan por primera vez y los menores de 35 años. Nada menos que un tercio de esos votantes expresa su intención de apoyar al partido de Iglesias que, además, también recibe cuotas significativas de votos entre los de más edad.

Sólo le hago un reproche. PP y PSOE son partidos de ámbito nacional, no estatal. Partidos estatales son los partidos comunistas chino, norcoreano, o cubano.

CURRI VALENZUELA SE UNE A MARHUENDA: A SALVAR MONCLOA

En La Razón se toca a rebato en defensa del Gobierno y se asegura que la inminente reducción del desempleo hará que el malestar social disminuya. José María Marco, tan perspicaz otras veces, pierde puntos ante mí al repetir el argumentario de Moncloa.

El Gobierno español es uno de los más reformistas de toda la Unión. No parece dispuesto a contentarse con ninguna forma de estancamiento, ni siquiera con las razonables. Hay que dar facilidades a los jóvenes, atraer la inversión y a los mejores cerebros, hay que promover la innovación… La posición de España en el mundo, su cultura, el dinamismo de su gente hacen de nuestro país uno de los privilegiados. Desde esta perspectiva, 2015 podría ser el año de las grandes oportunidades. Y el de las sorpresas.

Paco Marhuenda comienza el año ondeando su espada de comandante del Batallón de la Guardia de Moncloa. ¡Menuda columna la suya! Con bronca a los ‘compañeros’ de profesión y opinadores que no reconocen a Rajoy, su ex jefe (otros, malvados, dicen que todavía lo sigue siendo) sus aciertos; numerosos, supongo.

La izquierda política y mediática, así como los periodistas más acomplejados, restan mérito a las profundas reformas que se han emprendido y que están dando resultado. Esta actitud llega al extremo de aducir que el Gobierno ha caído en la propaganda y la retórica verbal del triunfalismo, cuando ha sucedido todo lo contrario. Rajoy fue prudente el pasado 26 de diciembre, en su balance del año, cuando dijo claramente que «nuestra principal prioridad sigue siendo el bienestar de los españoles y así será hasta que recuperemos el que se llevó la crisis económica» y al finalizar añadió que «queda mucho por hacer, sobre todo a la hora de devolver la esperanza a las personas a las que más daño hizo la crisis. Ellos son ahora nuestra prioridad».

Estas palabras no han interesado a los que se dejan cegar por su animadversión contra el PP o necesitan mostrar una equidistancia ridícula, porque a Rajoy hay que criticarlo cuando lo hace mal, pero no se le pueden restar méritos cuando acierta o es prudente.

Este año creceremos cerca de un 3 por ciento, lo que permitirá una creación de empleo muy importante, así como el paso de muchos contratos temporales a fijos. Es una consecuencia lógica de la estabilidad y la confianza. Esto conducirá a que la opinión pública evolucione, como ha sucedido en otras ocasiones, y que el paro deje de verse como un grave problema.

Desde ABC, Curri Valenzuela, otra oficial de la plana del Batallón de la Guardia, une su caballo al de Marhuenda y anuncia la reforma del aborto este enero por parte del PP para recuperar votos perdidos.

Empieza 2015 sin que el Gobierno haya modificado, como prometió, la Ley del Aborto de Zapatero. Pero aún no es tarde. El asunto se verá en uno de los consejos de ministros de primeros de año, donde se da por hecho que se va a abolir la posibilidad de que una menor aborte sin permiso de sus padres. Nada más. Al resto del ambicioso proyecto elaborado por Alberto Ruiz-Gallardón que causó en parte su salida del Ejecutivo se le dará carpetazo alegando falta de consenso con otros partidos políticos.

El nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, plantea incluso acortar los plazos del trámite parlamentario de la mini-reforma, de manera que sea el Grupo Popular en el Congreso el que presente el cambio como un proyecto de ley, lo que hará innecesario el informe del Consejo de Estado que resulta obligatorio para cualquier norma legal que parte del Consejo de Ministros.

Antonio Casado (ElConfidencial.com) no es economista ni ha sentado plaza en el Batallón de la Guardia, por lo que escribe un párrafo demoledor sobre las perspectivas económicas del Gobierno.

los planes de recuperación económica se basan precisamente en la devaluación salarial, según fórmula magistral del expresidente de la patronal Díaz Ferrán, que ahora está en la cárcel. Recordemos: trabajar más y cobrar menos. «Cualquier tipo de trabajo es mejor que el desempleo», dice De Guindos. Doctrina oficial para la salida de la crisis. Una pretensión desordenada de quienes acaban de ser calificados por el Papa Francisco como los nuevos esclavos (trabajo escaso y mal pagado) arruinaría el discurso oficial del crecimiento del PIB por encima del 2% para este año, la mejora de la competitividad, el desplome de la prima de riesgo y la confianza de los inversores. Todo ello, eso sí, en una economía que debe todo lo que produce.

ANSON COPIA ESTA VEZ A CURRI VALENZUELA

Sobre la otra tabarra de 2014, que amenaza con proseguir en 2015, la catalana, Santiago González (El Mundo) comenta la entrevista de Oriol Junqueras:

Junqueras lo ha entendido. (…) no hay ningún Estado (salvo que esté en plena descomposición) dispuesto a enajenar la sobernaía nacional, su fundamento, su razón de ser.

Puede que Easpaña sea mala madrastra y envidien las oportunidades para autodeterminarse que el Estado francés ofrece a sus vecinos del Rosellón, ahora que goberina el catalán Manuel Valls.

El historiador Borja de Riquer, que se hizo profesor universitario en los años 60, bajo (o con) el franquismo, y cuando su papá, veterano de guerra en el bando nacional, era ya catedrático, nos cuenta en La Vanguardia que su enemigo es el Estado español, del que lleva cobrando casi medio siglo.

nuestro antagonista no es el Gobierno Rajoy, sino el conjunto del Estado español. Aunque Cataluña aún es el territorio económicamente más importante de España, hoy en Madrid se da la mayor concentración de poder político, económico y administrativo de la historia hispánica y se ha configurado un modelo de Estado inviable sin una Cataluña subordinada.

A continuación, asegura que aún hace falta persuadir a más catalanes de las bondades de la independencia:

pienso que antes de plantear cualquier votación plebiscitaria habría que hacer una amplísima tarea de pedagogía política y de explicación, potenciando un auténtico debate ciudadano, a todos los niveles sociales, sobre para qué ha de servir la independencia de Cataluña.

sería muy positivo que las formaciones que propugnan la independencia ofrezcan a los ciudadanos un programa básico y común de lo que supondría alcanzar este objetivo. Un texto sencillo y claro, que pudiera ser discutido por todo el mundo y tuviera la capacidad de convencer a indecisos y dudosos, y de desvanecer los temores de los más pusilánimes.

seamos serios: para ir hacia a un Estado catalán enfrentado con el Estado español no es suficiente con tener la mitad más uno de los votos, harán falta muchos más.

La columna ridícula del día es para Luis María Anson, que como le he reprochado otras veces no se da cuenta de que gracias a Internet y a Google ya no hay secretos. En esta ocasión, su crimen no es que el veterano maestro de periodistas repita párrafos de otras columnas, sino que copia ideas a otros compañeros y trata de manipularlas burdamente para hacerlas pasar por suyas. 

En septiembre pasado, dejé aquí constancia de que Curri Valenzuela revelaba la existencia de una logia dentro del Gobierno llamada G-5, los cinco ministros que se consideran amigos de Rajoy y que parecen actuar como Gobierno paralelo. Hoy, Anson habla en su billete de ElImparcial.com de un G-8.

El llamado G-5 se constituyó por García-Margallo, José Manuel Soria, Ana Pastor, Jorge Fernández Díaz y Miguel Arias Cañete, hoy exministro. Aseguran los enterados que Pedro Morenés, Rafael Catalá e Isabel García Tejerina se han sumado al grupo de acosadores. Todos ellos, por cierto, ejemplarmente leales a Mariano Rajoy. No se trata de una conspiración para derribar al presidente del Gobierno sino para robustecerle.

Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído