LA CLAVE DEL DÍA

El País quiere la cabeza de Juan Carlos Monedero, al que compara con Pujol

El periódico amigo del PSOE arremete con todo su poder contra Podemos y califica al partido de "casta alternativa"

Con términos como "trapisondas" y "gente rancia y atrasada", El País imita el estilo del ABC verdadero de Anson

El País dispara este 28 de enero de 2015, con toda su artillería contra Podemos y su ideólogo, Juan Carlos Monedero. A las informaciones y reportajes se une un editorial titulado ‘La casta alternativa’, en el que reclama al profesor de la Complutense que dé explicaciones sobre los 425.000 euros abonados por los regímenes bolivarianos por sus servicios.

En un tono más propio del ‘ABC verdadero’ de Luis María Anson, El País riñe a los dirigentes de Podemos por ser corruptos y negarse a rendir cuentas, a la vez que les advierte de que su estilo recuerda al de Jordi Pujol para defenderse de las acusaciones de ladrón.

¿Estamos ante un servicio del periódico de Juan Luis Cebrián al PSOE?

Para comparar, La Vanguardia, que no editorializa sobre la declaración de los Pujol ante el juez, publica hoy su primer editorial sobre la oscura muerte del fiscal Alberto Nisman en Argentina, diez días después de que se hallase su cadáver. A esto en la profesión se le llama estar pegado a la noticia.

Los dirigentes de un partido que tildan de corruptos a los demás han de ser escrupulosos con el manejo del dinero y el respeto a las normas, lo mismo -por cierto- que con el modo de presentar el currículo académico: dos centros académicos de Alemania y México negaron ayer tener constancia de la vinculación reclamada por el profesor español.

No se pagan 425.000 euros a cualquiera por un proyecto de investigación en la universidad. Y es un abuso intolerable presentar como un gesto patriótico que Monedero pague impuestos en España, lo mismo que hacen habitualmente millones de ciudadanos. (Claro, peor habría sido la rufianada de llevárselo a un paraíso fiscal). A medias entre enternecedor y falaz queda el argumento de que Monedero emplea el dinero para construir «una sociedad más libre», cuando parece que financia el programa televisivo La Tuerka.

Y aunque tienen todo el derecho a apoyar a los medios de comunicación que les convengan, equiparar la construcción de un partido a la causa de la libertad recuerda el estilo de Jordi Pujol, que en algunos momentos ha pretendido justificar importantes irregularidades, o se ha declarado víctima de persecuciones sin cuento, alegando la causa de la libertad de Cataluña. Envolverse en estas nobles banderas para justificar trapisondas, corruptelas y corrupciones es propio de gente rancia y atrasada, no de los demócratas europeos en pleno siglo XXI.

Tampoco basta con esperar a que la Universidad Complutense complete su «información reservada» sobre Monedero: es él quien tiene que explicarse.

Empieza a ser irritante que pidan a la ciudadanía que les lleve en volandas al Gobierno del Estado, presentándose como campeones de una España limpia, y tapar así todas las explicaciones pendientes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído