LA CLAVE DEL DÍA

El País se venga de Zapatero y le abronca por conspirar contra Sánchez

El periódico progresista acusa al ex presidente y a sus peones Zerolo y Valcarce de poner en juego "la superviviencia" del PSOE

Apoya a Ángel Gabilondo como designado como "candidato de prestigio profesional e intelectual"

El País de Juan Luis Cebrián y José Luis Rodríguez Zapatero no son precisamente amigos. Ambos se enfrentaron hace años por la renuencia de éste a dejarse pastorear por el primero. Zapatero trató de crear su grupo de comunicación amigo y por ello concedió un canal de televisión en abierto a Jaume Roures.

Este 17 de febrero de 2015, en un editorial titulado ‘Palos en las ruedas’, El País reprocha a Zapatero, citándole expresamente, que conspire contra el actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Para El País la exigencia de primarias en el PSOE de Madrid «es un método seguro de ir a la derrota» y asegura que los rebeldes a Sánchez ponen en riesgo la «superviviencia» del PSOE «como organización digna de ser tenida en cuenta».

El periódico progresista, que dice no apoyar a ningún partido, teme no sólo una nueva derrota del PSM, sino el ‘sorpasso’ del PSOE por Podemos; además, se pronuncia a favor de la candidatura de Ángel Gabilondo, aunque sin citarle.

En la derecha, ABC recomienda a la cúpula del PP que abandone la tecnocracia y proponga otras ideas y otros proyectos al electorado: «Rajoy puede jugar con mucha más determinación la baza de ser representante de la estabilidad política, de la fiabilidad económica y del gobierno moderado».

EL PAÍS

Teóricamente, la elección directa por los militantes supera a otros procedimientos de designación de candidatos. De ahí el uso que los socialistas han hecho de esta fórmula para dotar de legitimidad, entre otros, al propio secretario general. Quienes exigen improvisar ese mismo procedimiento en vísperas de un proceso electoral olvidan que acentuar las discrepancias dentro de los partidos es un método seguro de ir a la derrota. Más allá de los límites del PSOE, a nadie se le escapa que está en juego no solo el liderazgo de Sánchez, sino la supervivencia de ese partido como organización digna de ser tenida en cuenta.

La dirección federal, recientemente elegida, debería contar con el suficiente respeto para tomar sus decisiones y esperar al contraste de los resultados en las urnas del 24 de mayo. Entregarse ahora a demasiadas maniobras internas equivale a olvidar que la prioridad absoluta de los que concurren a las elecciones debe consistir en convencer a muchos ciudadanos y no solo a la fiel militancia.

En los partidos tradicionales, hay quien sigue sin darse cuenta de que enrocarse en los recovecos tácticos acredita cada vez menos para representar y dirigir a la ciudadanía, sin duda más interesada en candidatos de prestigio profesional e intelectual para ejercer esas funciones, aunque no lleven un carné en el bolsillo. Esto deberían tenerlo en cuenta los que aspiren a sacar al partido socialista de su postración. Y también quien ya ha desempeñado el cargo de máxima relevancia en esa fuerza política, José Luis Rodríguez Zapatero, que debería ayudar lealmente a sus sucesores. No puede haber en esta crítica coyuntura del PSOE una peor labor que la de colocar palos en las ruedas a la primera oportunidad.

Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído