LA CLAVE DEL DÍA

El Mundo reclama a Podemos que se oponga a la violencia de ETA

"Algo mal debe de estar haciendo Pablo Iglesias", dice un editorial, para que algunos etarras tengan esperanza en su victoria

El Mundo reclama a Podemos que se oponga a la violencia de ETA
Pablo Iglesias.

El periódico recuerda las palabras de Iglesias que ensalzaron a ETA por haberse rebelado contra la Constitución

Este 19 de mayo de 2015 El Mundo abre su portada con el siguiente titular: «Los presos de ETA quieren a Podemnos en el Gobierno». En unas grabaciones legales hechas a varios etarras encarcelados, éstos aseguran que prefieren la vicotria de Podemos a la del PP y hasta del PSOE porque «Estos son como nosotros, pero en españoles».

En un editorial titulado ‘Podemos debe marcar distancias de forma expresa con el entorno etarra’, el periódico de Unidad Editorial reprocha a Pablo Iglesias sus palabras de hace unos años en una ‘herriko taberna’ en la que elogió a ETA por haberse rebelado con la Constitución española y no haber aceptado la Transición. Y ahora le pide que rompa clara y tajantemente con el mundo etarra, al menos en la violencia.

La llamada autodeterminación, una posible amnistía y la instauración del socialismo no son puntos que merezcan atención al editorialista de El Mundo, que al menos reconoce que «la derrota de ETA no ha sido aún consumada».

Algo mal debe de estar haciendo Pablo Iglesias para que algunos de los asesinos más execrables de la banda terrorista ETA lo consideren no sólo como una referencia política, sino también como la única esperanza de conseguir una nueva «hoja de ruta» que acelere la salida de los presos etarras de las cárceles. «Si gana Podemos, cambiarán las cosas, eso seguro», declara un histórico dirigente de la banda encarcelado en una de las conversaciones internas a las que ha tenido acceso El Mundo.

Es cierto que no hay que responsabilizar a Pablo Iglesias por la opinión del colectivo de presos etarras y que la pasada semana ya declaró en RNE -y ayer lo reiteró- que es imprescindible que Bildu condene a ETA si quiere sentarse a negociar cualquier acuerdo postelectoral, pero llama la atención la «decepción» con la que fueron recibidas esas declaraciones por Hasier Arraiz (…) portavoz de la coalición abertzale, que definió el sábado a los terroristas de ETA como «hombres y mujeres capaces de entregar la vida por un sueño»

Seguramente, a Pablo Iglesias le pesarán ahora aquellas palabras pronunciadas públicamente en una herriko taberna hace dos años con las que quiso ensalzar a la izquierda abertzale y a ETA por haber sido las primeras en rebelarse contra «la legalidad española» instaurada en la Transición, desde donde es imposible ejercer, argumentaba, determinados derechos democráticos. Con más determinación con la que lo está haciendo en otros aspectos de su programa político, Iglesias debe dejar claro que, aunque pueda compartir posiciones legítimas con la izquierda independentista, el camino de moderación y responsabilidad iniciado hace unos meses por su formación pasa por una condena sin matices de la actividad terrorista de ETA.

En ese sentido, hay que celebrar que Podemos se negase a participar ayer en Vitoria en el muro popular que pretendía sabotear la detención de los tres miembros de Segi condenados por integración en banda armada. El secretario general de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte, declaró que su formación no tiene «nada que ver con el mundo de Segi, de Bildu y de los herederos de la violencia». Ésa debe ser al actitud de todos los líderes de la formación. La derrota de ETA no ha sido aún consumada y es necesario un esfuerzo de pedagogía democrática que deslegitime el uso de la violencia con fines políticos. Si Podemos tiene ese predicamento en este entorno social, puede aprovecharlo para defender los principios democráticos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído