LA CLAVE DEL DÍA

La ikurriña izada en Pamplona revela las intenciones de Bildu

El Mundo pronostica una legislatura dirigida por los abertzales que aumentará "la fractura de la sociedad navarra"

La ikurriña izada en Pamplona revela las intenciones de Bildu
La ikurriña de Bildu tapa el Ayuntamiento de Pamplona en el chupinazo de San Fermín 2013. EFE

Cuando un juez falle contra el izado de la ikurriña, ABC asegura que "ya será tarde", porque Bildu habrá conseguido su efecto propagandístico

Los sanfermines de esto año se han celebrado por primera vez en muchos años sin incidentes callejeros. La razón es que quienes causaban esos incidentes, los proetarras, gobiernan ahora el Ayuntamiento de Pamplona.

Aparte de con la aparente paz, el cambio de poder municipal, de UPN a Bildu, se ha manifestado con la izada de la ikurriña en el balcón, junto a las otras banderas oficiales. La ikurriña no es sólo la enseña de la comunidad autonoma vasca, sino, tambien, la bandera inventada por el nacionalismo vasco. Quienes la exhiben en Navarra expresan sus deseos de integrar esta región en la vasca.

Joseba Asiron, que ha conseguido ser alcalde gracias a los votos de Geroa Bai (PNV), PSOE, Izquierda Unida y Podemos, afirma que sólo pretende hacer unas fiestas más abiertas e inclusivas. En cambio, El Mundo y ABC editorializan que es el primer paso en el plan de Bildu de euskaldunizar Navarra, comenzando por los símbolos.

EL MUNDO

Que Bildu haya violado de forma flagrante esta norma muestra el sectarismo con el que afronta su gestión en la capital navarra.

El uso de los símbolos resulta siempre revelador de las políticas de fondo. Bildu gobierna en Pamplona con apoyo de Geroa Bai (PNV), Aranzadi -que integra a Podemos-, e Izquierda Ezkerra (IU), tras desplazar a UPN, que fue la lista más votada en las últimas elecciones y que gobernaba la ciudad desde 1999. A cambio, la formación abertzale ha dado su apoyo a Uxue Barcos (Geroa Bai) para que se convierta en la próxima presidenta de Navarra.

Todo indica que el cuatripartito nacionalista y de izquierdas que se va a repartir Navarra ha fijado como objetivo explícito «euskaldunizar» la comunidad foral. La prueba de ello es el acuerdo programático para esta legislatura que, entre otros compromisos, incluye potenciar el euskera en la Administración, la «euskaldunización» de personas adultas y la mejora de la financiación a los medios de comunicación en euskera. Con un léxico y una ambigüedad de genuino estilo abertzale, el pacto también recoge una condena de la violencia con fines políticos, «sea ésta de ETA, de grupos de ultraderecha o de funcionarios del Estado». Ello augura una tensa y bronca legislatura en la que la fractura de la sociedad navarra puede agudizarse hasta extremos hasta ahora impensables.

ABC

No puede ser más flagrante la utilización torticera y oportunista de la ikurriña.

La Delegación del Gobierno recurrió la decisión de Asirón alegando que para que fuera legal las parlamentarias vascas deberían haber acudido a Pamplona en visita oficial, algo que ni estaba anunciado en la agenda oficial del Ayuntamiento ni es cierto. Sencillamente, sirvieron como marionetas para convertir a la ikurriña en protagonista. El nuevo Gobierno navarro, presidido por Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha negado que su prioridad sea poner en marcha la previsión constitucional para revisar la condición de la Comunidad Foral, y menos aún un proceso de anexión al País Vasco.

Sin embargo, lo relevante es el efecto propagandístico. Un juez podrá decidir en su día si es legal o no, pero ya será tarde porque el efecto simbólico, como indicio de nulo respeto a las instituciones, a las demás banderas que ondearon y al propio pueblo pamplonés que no comparte estos abusos, está ya descontado. Lo de ayer fue un acto espurio de sobreactuación a manos de Bildu y de los partidos acólitos de su capricho. Legal o no -no lo parece-, el uso de la ikurriña fue como mínimo inapropiado. Y para muchos miles de pamploneses, ofensivo.

Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído