Con el profesor metido en un ataúd tras sufrir un derrame cerebral, diarios como "El País", "Público" y "El Plural" hablan incluso de "villano"

La prensa ‘progre’ se ceba con el cadáver de Jesús Neira por ser de derechas

Nunca le han perdonado que se declarara conservador y trabajara para Esperanza Aguirre

Muere Jesús Neira, el profesor que estuvo en coma por evitar la agresión a una mujer por su pareja

Ni después de muerto le perdonan algunos a Jesús Neira los pecados de haber sido una persona abiertamente de derechas y de haber trabajado para Esperanza Aguirre, como presidente del Consejo Asesor del Observatorio regional de Violencia de Género.

Solía decir Alfredo Pérez Rubalcaba que los españoles enterramos muy bien, pero ni eso le ha concedido la prensa de izquierdas a Neira.

«Muere Jesús Neira, el profesor encumbrado por Aguirre por defender a una mujer de una agresión machista», titula Público:

«Fue un símbolo de la lucha contra la violencia de género pero dilapidó pronto ese capital político y social con sus polémicas declaraciones, en las que mostraba una ideología claramente conservadora y autoritaria y en las que cuestionaba permamentemente el Estado de Derecho».

El País habla de un «héroe muy polémico» en su titular y recordaba, además de algunas de sus declaraciones -«la desvergüenza con la que tenemos que aguantar los españoles las iniquidades de la Justicia son verdaderamente brutales»-, que en cierta ocasión le pararon en la M-40 cuando triplicaba la tasa de alcohol permitida.

El Plural del achacoso Enric Sopena va más allá y titula: Fallece Jesús Neira, «héroe» y «villano» de la derecha:

«Elevado a los altares por una «oportuna» Esperanza Aguirre, había sido olvidado desde el agravamiento de su estado de salud a finales de 2010″.

Neira concedió una entrevista, la última, a principios de agosto a La Razón. En ella él y su mujer denunciaban que Aguirre había incumplido su palabra.

«A través de nuestro abogado Javier Gómez de Liaño habíamos interpuesto una demanda penal aceptada a trámite contra los médicos que le atendieron negligentemente y estaban imputados. Esperanza Aguirre propuso que si nos retirábamos del proceso penal contra los médicos no habría ningún problema para que la aseguradora de la Comunidad indemnizara a Jesús».

«Quería evitar el daño político que eso podía significar. Yo le di mi palabra de que no íbamos a utilizar esto políticamente y así ha sido durante siete años. Ella también dio su palabra y la ha incumplido».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído