Criminología

¿Por qué es tan dificil saber si El Cuco dice la verdad?

Caso Marta del Castillo

No es sencillo detectar si el investigado o acusado nos miente

Según afirma el criminólogo Juan Ángel Anta, para valorar a una persona, por ejemplo su conducta, sus acciones o los hechos que ha cometido, además de valorar toda la información que se desprende de los informes médicos, de las pruebas, de los informes psicosociales, etc…y basarnos en teorías y estudios científicos criminológicos, se hace necesario entrevistarle. Con las entrevistas, obtendremos de primera mano sus opiniones y la información sobre la que se basará nuestro informe criminológico. Pero, ¿Qué ocurre si el entrevistado nos miente y no lo sabemos?. Daríamos por cierta una información que no lo es, nuestra valoración de la persona estaría basada en mentiras y sería una valoración errónea. Por poner un ejemplo, imaginemos que tenemos que valorar el relato de una supuesta víctima de agresión sexual en la que no hay pruebas físicas, e imaginemos que nos está engañando porque quiere vengarse de su pareja pero parece tan convincente que nos lo creemos. Tendríamos un serio problema ¿no?. De igual forma, si tenemos que valorar el discurso de un presunto pederasta, que nos jura y perjura que es inocente, y no tenemos herramientas o conocimientos para detectar que nos está engañando, estaríamos en la misma situación. Veamos ahora, un caso real y mediático en España, ¿Qué ocurrió con Marta del Castillo?,. Que los presuntos implicados no dijeron dónde estaba su cuerpo, mintieron y no se ha sabido (hasta el momento) dónde puede estar el cuerpo de Marta. Precisamente en estos casos, utilizando el Análisis Verbo-Corporal (AVC), podríamos obtener más información, más veraz, e indicios de engaño que nos ayuden a orientar las investigaciones en una determinada dirección, con el fin de resolver el caso en el menor tiempo posible, evitando sufrimiento y gasto innecesarios. Es decir, nos permitiría ser más eficientes en nuestro trabajo.

Como norma general, aunque no es una ciencia exacta, cuando en un mismo discurso detectamos que hay muchas emociones incongruentes, que no coincide lo que dice con los gestos que hace, que utiliza demasiados rodeos para al final no decir nada y que está mucho tiempo hablando de cosas intrascendentes en vez de contarnos lo que le hemos preguntado, es muy probable que su discurso no sea cierto. Esto lo estamos cuantificando por ítems verbales, paraverbales, faciales y corporales, más algún que otro indicio con el que no contábamos y que puede que sea muy útil en la Detección del engaño como es lo que denominamos, Tiempo Relativo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído