LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Ussía despelleja al de ‘Chúpame la minga’: «El de la silla carece de vergüenza y de piedad»

Colmenarejo: "Hay Rajoy para rato mientras Sánchez esté al volante del conflicto interno del PSOE y persista el narcisismo de Iglesias"

Variedad de asuntos este 11 de diciembre de 2016 en las tribunas y editoriales de la prensa de papel. Desde quienes se fijan en la Constitución Española defendiendo su vigencia o pidiendo reformas, a los líos en el PSOE, las purgas en Podemos o el viaje de las alcaldesas anticatólicas a ver al Papa Francisco.

Luis Ventoso, en ABC, habla sobre la hipocresía de estas alcaldesas que mantienen una postura anticatólica y ahora van a hacerse la foto con el Papa Francisco:

Manuela Carmena y Ada Colau, alcaldesas de Madrid y Barcelona, se han ido al Vaticano a poner verdes al Gobierno de su país y a sus compatriotas por su supuesta falta de compasión y acción ante el drama de los inmigrantes. Su actitud resulta irritante, por varios motivos. En primer lugar, porque quienes acuden a hacerse la foto al Vaticano se han distinguido por hacer de menos a los católicos, con actitudes displicentes hacia ellos, reduciendo las ayudas a sus organizaciones y tratando de retirar de las calles su simbología en celebraciones cristianas como la Navidad y la Semana Santa. Viajar ahora al Vaticano parece pura hipocresía y un intento burdo de chupar rueda del prestigio del Papa Francisco. El caso de Carmena resulta especialmente cínico, pues mantiene como portavoz a una persona condenada en firme por asaltar una capilla católica.

Antonio Burgos tiene claro que en España no hace falta reformar la Constitución, sino que lo que hay que hacer es cumplir la que tenemos, la de 1978:

Es absurdo perder el tiempo y gastar el dinero en reformar la Constitución, y no quiero citar la soga de Italia en casa de los ahorcados separatistas, podemitas, antisistema y demás castuza empeñada en cambiar la Carta Magna. Lo de Magna a ellos les debe de sonar a marca de helado de chocolate con palito, por el interés que tienen los tíos hacerse una a medida… de la destrucción de España. Más que una nueva Constitución, aquí lo que necesitamos es autoridad para hacer cumplir la de 1978 y dejarnos de perjuros y de cobardes. Y si hay que aplicar el artículo 155, se aplica y listo. Dicen que los británicos, como son tan suyos, tienen una Constitución no escrita. Nosotros les echamos la pata. Nosotros tenemos una Constituciión escrita. Pero escrita sobre papel mojado.

El País, en cambio, aboga por cambios en nuestra Carta Magna:

La Constitución de 1978 ha prestado señalados servicios como sistema básico de organización política de los españoles. No hace ninguna falta construir un edificio de nueva planta, pero sí emprender reformas, desde la estructura territorial del Estado a los condicionamientos del sistema electoral, las lagunas de la Ley Fundamental que han contribuido al bloqueo político sufrido durante casi todo 2016 o, quizá, ampliar derechos fundamentales. Primero hay que intentar acuerdos y, después, instrumentar los que necesiten tocar la Constitución o decidir cuáles podrían resolverse a través de otras leyes. La reforma necesita tiempo y, según los temas que incluya, tal vez hagan falta dos legislaturas. Servirse de cualquier pretexto para impedir siquiera que se abra esta cuestión sí que podría certificar el fracaso del sistema político.

El editorial de ABC carga contra la irresponsabilidad de Sánchez:

Que Pedro Sánchez se refiera a la Gestora como «cuatro metidos en un despacho» es un sarcasmo después de que él haya dejado el PSOE en los peores resultados electorales de su historia. Sánchez quiere llevar al PSOE a una crisis que obligue a los militantes a elegir de manera visceral, haciéndoles pensar que cualquier opción que no sea la del ex secretario general socialista supondrá un apoyo a la política de pactos con el PP. La actual dirección provisional del PSOE y el bloque que apoya a Susana Díaz puede desactivar esta táctica tramposa privando de apoyos territoriales a Sánchez, como podría estar haciéndolo ya con los de Cataluña y Baleares. La situación del PSOE sigue siendo la principal amenaza para la estabilidad del país y esto hace aún más encomiable el esfuerzo de su actual Gestora para mantener el equilibrio entre una oposición a Rajoy que quite argumentos a Pedro Sánchez y una actitud de cooperación con el Gobierno que deje a salvo su responsabilidad institucional con España. Sánchez no está en este planteamiento, sino en el de la pinza con Podemos.

Juan Pablo Colmenarejo vaticina que entre los líos internos del PSOE y el narcisismo de Iglesias, hay legislatura de Rajoy para rato:

Mientras Podemos va camino de ser una Izquierda Unida reforzada, el PSOE se mete en una tubería de gatos. Están en el «todos contra todos», una riña sin control de daños y, además, con las recetas socialdemócratas en manos del Gobierno de Rajoy. Con Sánchez al volante del conflicto interno, Iglesias derrochando narcisismo y los independentistas enfadados a perpetuidad, hay Rajoy para mucho tiempo. Más legislatura de la prevista. Y no es poca cosa.

El Mundo exige a los partidos políticos que se democraticen internamente:

Pero junto a las primarias, todos los partidos, incluidos los dos recién llegados al panorama político nacional, deben implementar fórmulas que fomenten el debate interno y asegurar que pueda ejercerse la libertad de expresión de forma crítica sin que eso conlleve la sanción o la expulsión de los discrepantes. Además, se debe legislar para garantizar una trasparencia absoluta sobre las cuentas de los partidos y regular las donaciones privadas para evitar casos de corrupción como los que se han producido. Unos partidos más democráticos y transparentes ayudarían a devolver la legitimidad perdida a los representantes políticos.

En La Razón, Alfonso Ussía destroza al de la ‘minga Dominga’ de Podemos:

Ha tenido un gran éxito una tira cómica publicada en El Diario Montañés que establece las tres fuerzas principales de Podemos. La bolchevique, la menchevique y la Echenique. Iglesias, el del amor a la gente, pretende eliminar toda corriente adversa a sus procedimientos estalinistas. Los partidarios de Errejón, que conforman la gente amada que ya no merece tanto amor, buscan su supervivencia recogiendo los escombros del viejo PCE desintegrado por Garzón, el cómplice despreciado y depreciado de Iglesias. Monedero, que quedó medio inservible después del escándalo de los 400.000 euros, se mantiene en la cumbre camuflada, porque para Iglesias es imprescindible. Y el más peligroso es el de la silla, el importado, el montonero argentino, que por sus especiales y dramáticas circunstancias físicas, carece de piedad y de vergüenza, porque aún no ha agradecido a la Seguridad Social que le ha motorizado con generosidad inmensa lo que le negó el sistema sanitario de su país, Argentina.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído