EXTRAÑA NO-JUSTIFICACIÓN DE LA PALIZA EN LA SER

Manuel Jabois se mete en un charco indecente: «No es lo mismo que la paliza la reciba una neonazi»

"La información ayuda a colocarse mejor moralmente delante del suceso"

Si Jabois no justifica la paliza, ¿qué le cambia el hecho de saber si es o no una neonazi en términos morales?

Desde que escribe en El País,  Manuel Jabois está que se sale.

Si hace poco se partía el pecho en defensa del vocalista de Def con Dos, César Strawberry, -el que recomendaba en Twitter volver a secuestra a Ortega Lara- este 26 de enero de 2017 ha soltado en el porgrama ‘Hoy por Hoy’ de la cadena SER una extraña argumentación en que deja caer que la paliza a la joven de Murcia no es lo mismo en términos periodísticos si ésta es o no es una neonazi. —LEA EL ARTÍCULO DE JABOIS

Dado que el estilo cipotudo de Jabois puede llevar a confusión, esto es lo que dice textualmente:

«No sé si existe algo que justifiqué a una muchedumbre pateando a alguien en el suelo. Pero la información ayuda a colocarse mejor moralmente delante del suceso. Para un oyente no es lo mismo escuchar que le han dado una paliza una chica porque es de derechas o porque lleva una pulsera de la bandera de España (y esa es la información que se dio, y se sigue dando en muchos lugares) que la paliza la reciba alguien neonazi que se encarga de dar esas mismas palizas»

Vaya por delante que la palabra ‘moral’ la introduce el propio Jabois, lo que lleva a preguntarse si el columnista gallego piensa que el hecho de que la chica sea neonazi atenúa la carga moral y hace menos malvados a los bestias que le partieron los dientes a patadas.

Si Jabois no justifica la paliza, ¿qué le cambia el hecho de saber si es o no una neonazi en términos morales?

«La paliza no cambia, pero la acumulación de información sobre ella da respuesta a una pregunta muy difícil en periodismo: por qué»

¿Es menos doloroso para Jabois y para los oyentes de la SER si la apaleada es una neonazi? Esa es la pregunta que queda flotando en el aire después de leer al cipotudo columnista.

Luego Jabois nos da una de sus habituales lecciones de periodismo: «el periodismo, si no se usa con cuidado, tiene capacidad para modelar el pensamiento de la sociedad».

Una lección que el mismo Jabois podría haberse aplicado cuando escribió un empalagoso reportaje titulado ‘Jimmy, el viaje mortal del abuelo del Blues’ en El Mundo en diciembre de 2014.

Jabois hace carlñoso retrato del ultra del Deportivo La Coruña asesinado por hinchas del Atlético de Madrid arrojado al agua del Manzanares en una batalla campal:

El silencio se rompe con el ruido seco de los abrazos. Una pancarta fuera recuerda que los suyos nunca olvidarán a Jimmy. Un grupo de gaiteros se puso al fondo y, delante, sonaron los violines. Dos amigos hablaron para recordarlo y le agradecieron haberles enseñado a amar unos colores. Fue enterrado cubierto por la bandera de su grupo en Riazor Blues, Los Suaves.

Siguiendo el argumento de Jabois, se podría decir que no es lo mismo si el hincha asesinado era del Madrid que si era del Atlético, como si eso cambiara algo. 

Francisco Javier Romero Taboada, alias ‘Jimmy’, el ultra del Deportivo de la Coruña asesinado en 2014, fue detenido en nueve ocasiones por la Policía entre los años 2001 y 2013. Entre los delitos por los que fue detenido constan una pelea con ultras del Zaragoza, malos tratos, tráfico de estupefacientes o varios robos, algunos de ellos con violencia e intimidación.

En todo caso, ‘Jimmy’ no era el angelito que nos retrata Jabois pero eso no significa que su asesinato haya valido moralmente menos que otros.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído