Le advierte sobre lo que se le viene encima

El veterano Jaime Peñafiel manda un inquietante aviso a Felipe VI

Hasta ahora el Rey ha asistido impertérrito a la “lapidación” pública de su padre

El veterano Jaime Peñafiel manda un inquietante aviso a Felipe VI
El Rey Juan Carlos I con su hijo, Felipe VI. PD

. Dicen que está afectado, por él y por su madre. De Botswana y Corinna pudo desentenderse; de esto no

La imagen de Juan Carlos I se hunde entre las arenas movedizas de sus aventuras extramatrimoniales mientras el CNI intenta sin éxito cerrar la boca al comisario Villarejo, capaz de vender al mejor postor -como lo está haciendo- a quien fuera jefe del Estado durante casi cuatro décadas.

En medio, Felipe VI asiste impertérrito a la lapidación de su padre, casi mayor que aquella que sufrió cuando en abril de 2012 se fracturó la cadera mientras pasaba unos días cazando en Botswana.

Todo ello en una España al borde del rescate.El Monarca ha mantenido su agenda e incluso ha aumentado sus apariciones en compañía de la Reina Letizia. Aunque la procesión debe de ir por dentro. Cuentan que no lo está pasando bien; ni por él ni por su madre, Doña Sofía.

De entre los artículos que estos días le han dedicado a Don Felipe destaca el del siempre lenguaraz Jaime Peñafiel, que lanza una pregunta al Rey: «¿Podrá usted perdonar a su padre? Muchos son los motivos para no hacerlo. Motivos que se han puesto de manifiesto precisamente estos días».

El periodista revela que Don Felipe conocía sobradamente los escarceos de su padre, pero que ahora los está reviviendo con el martilleo constante de los medios de comunicación. Y le advierte con pesadumbre: «Mucho me temo, don Felipe, que todo solo sea un prólogo de lo que le queda a usted por sufrir».

Peñafiel avisa al jefe del Estado de que ha podido desmarcarse de Coninna y Botswana, pero no podrá hacerlo de Bárbara Rey por el dinero público que recibió durante años; y añade que todo esto «dañará a la Institución que usted y también su familia representan y que no goza, de una mayoría de simpatía por parte del personal, aunque se diga lo contrario».

Para colmo de sus males, con la sentencia del Caso Nóos en ciernes, que muy posiblemente mandará a prisión a Iñaki Urdangarín.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído