UN VISTAZO RÁPIDO A LA PRENSA

‘Pablenchon’ babea con el Chávez francés que quiere incluir a Francia en el ALBA

No puede descartarse un duelo final, en la segunda vuelta, entre Marine Le Pen, extrema derecha, y el líder de «Francia insumisa».

Si no conoce a Jean-Luc Mélenchon, candidato a la presidencia de ‘Francia insumisa’ (PCF y extrema izquierda) se lo presentamos: tiene el programa de izquierda populista más radical de Europa. Y Pablo Iglesias reza por las noches para que el Chávez francés gane las elecciones en Francia, en las que el admirador de los Castro va disparado en las encuestas.

Su última ocurrencia es la inclusión de Francia al ALBA, la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América fundada por Fidel Castro y Hugo Chávez.

Ante las críticas, el candidato presidencial de izquierdas ha tenido que recular. «No tengo intención de hacer una Cuba en Francia». —Qu’est-ce que l’« alliance bolivarienne pour les Amériques » évoquée par Mélenchon ?

Losantos ya lo ha bautizado como Pablenchón. «Yo he visto a Pablenchon en la tele y es un marrajo faltón a lo Pablo Manuel, aunque, por edad, con un buen bachillerato, que pasa por elocuencia, tan mal está Francia. Dice Pablenchon que «no va a sacar a Francia de la UE para entrar en el ALBA», sólo a Guadalupe y otras ex colonias. Racista y comunista: una joya».

Según Juan Pedro Quiñonero, corresponsal de ABC, a finales de enero, Mélenchon era un candidato «minoritario». Tres meses más tarde, no se puede descartar un duelo final, en la segunda vuelta, entre Marine Le Pen, extrema derecha, y el líder de «Francia insumisa».

¿Cuál es el «motor» que ha «lanzado» Mélenchon? Un programa muy semejante al de Marine Le Pen y de Pablo Iglesias, con diáfanos rasgos populistas de izquierdas:

-Disolver el régimen de la V República, abolir su «monarquía presidencial» para fundar un nuevo régimen, la VI República. En el terreno institucional Mélenchon quizá sea más radical que la pareja Le Pen / Iglesias.

-«Salir de los tratados europeos». Allí donde Le Pen propone el «Frexit», la salida de Francia de la UE a través de un referéndum, Mélenchon propone una «salida negociada». Se trata de una posición a la izquierda del difunto programa del ex primer ministro griego Yanis Varoufakis.

-«Independencia de Francia». Allí donde Le Pen propone salir pura y simplemente de la OTAN, Mélenchon propone una «revisión» para «equilibrar» las relaciones de París con Moscú y Washington. Si Pablo Iglesias ha llegado a «cooptar» algún general próximo a Zapatero, Mélenchon está visceralmente alejado de todas las jerarquías militares francesas

-«Planificación ecológica» y «progreso humano», con inversiones estatales superiores a los 100.000 millones de euros, una subida «importante» del salario y la contratación «masiva» de varias decenas de millares de funcionarios. Se trata del capítulo presupuestario más demagógico de Europa.

En Francia la prensa se frota los ojos de incredulidad. «Mélenchon: el delirante proyecto del Chávez francés», titulaba en portada el conservador Le Figaro, que dedicaba tres páginas al «Apóstol de los dictadores suramericanos». «No le falta talento, pero cómo es posible que un programa tan demagógico suscite tanta simpatía», se preguntaba su editorial.

Le Monde augura una «grave crisis», en Francia y en Europa, si ganara Mélenchon o Le Pen, a los que pone en el mismo plano. «Ruina, desesperación y pobreza generalizada», pronostica el presidente de la gran patronal (Medef), Pierre Gataz, mientras el semanario económico en su órbita Les Echos, titulaba el miércoles: «Mélenchon, el nuevo riesgo francés».

Pero lo mejor es escuchar a Mèlenchon elogiar a Chávez, oírle decir que «acabó con la pobreza en Venezuela», que nos un dictador «porque ganó 12 de 13 elecciones», y que «somos los franceses los que deberíamos mirar a los latinoamericanos».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído