LA ELEGANCIA DE UN DIRECTOR POR ACCIDENTE

Galiano sigue forrándose a manos llenas mientras los directores de El Mundo caen como moscas

Cuartango a la redacción de El Mundo: "Tenéis que seguir adelante y seguir trabajando"

Galiano sigue forrándose a manos llenas mientras los directores de El Mundo caen como moscas
Antonio Fernández-Galiano y Pedro García Cuartango.

Pedro García Cuartango se ha ido con las misma elegancia con la que llegó a la dirección de El Mundo casi por accidente. Sin estridencias, sin ajustar cuentas con nadie ni mostrando portadas de éxito.

«Han decidido relevarme o sustituirme, yo no tengo nada que decir. Acepto la decisión y no sé quién va a ser el nuevo director o a quién van a poner al frente del periódico, pero me gustaría que colaborarais con él por el bien de todos. Tenéis que seguir adelante y seguir trabajando, y hacerlo con el mismo empeño y la misma voluntad que lo habéis hecho conmigo», ha dicho Cuartango en su discurso de despedida ante la redacción del diario.

Se va un periodista cuyo lema era que «los periodistas no estamos para hacernos famosos, estamos para informar». En El Mundo ya le echan de menos.

El problema no se llama García Cuartango sino Antonio Fernández-Galiano, el directivo que llevado a Unidad Editorial a la ruina mientras él se lo sigue llevando crudo. Un Cebrián en pequeñito. 

Conviene recordar que el presidente de El Mundo ganó en 2014 un sueldo de 765.000€, una cláusula de permanencia de 1,7 millones y 576.000 en acciones. Así se las gasta este oscuro rasputín que sabe nadar muy bien en las aguas de la conspiración.

Así lo contó elEconomista, cuyo editor, Alfonso de Salas, conoce bien al personaje:

«El presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández Galiano, se ha hecho de oro pese a los fuertes números rojos que suma la empresa. De acuerdo con el informe de remuneración de RCS Mediagroup, matriz de la editora de El Mundo, ingresó en 2014 una remuneración total de 3,2 millones. Además de un sueldo fijo de 765.000 euros, el directivo cobró una cláusula de permanencia firmada en 2011, que elevó su retribución a 2,707 millones, a los que hay que sumar la entrega de 63.738 acciones, valoradas en ese momento en 576.000 euros.

Ningún otro miembro del consejo de RCS cobró un bonus similar ese año y, de hecho, la retribución de Fernández Galiano supuso triplicar el sueldo del entonces presidente, Angelo Provasoli, y del consejero delegado, Pietro Scott Iiovane, juntos. Provosoli cobró ese año 350.000 euros y Scott Iovane 702.000 euros. En la práctica, el sueldo del presidente de Unidad Editorial equivale al 40 por ciento de toda la retribución del consejo de administración de RCS, que está compuesto por 15 miembros».

«No es un tipo de fiar: es un maestro del disfraz y el engaño. A Pedrojota, a Casimiro  y ahora a Cuartango los apuñaló por la espalda», dice un ex trabajador de la casa.

Ahora le toca a Francisco Rosell sentarse en la silla eléctrica de la dirección del mejor periódico de papel de los últimos 25 años en España. Es la maldición de Pedrojota: el quinto director en menos de cuatro años.

Rosell era candidato natural incluso antes de la llegada de Cuartango, de hecho, mientras que el burgalés huía de los focos y el protagonismo, el de Puertollano disfruta siendo el alma de la fiesta. Basta verlo en todos los actos de El Mundo, siempre a la derecha de Galiano, susurrándole confidencias.

Cuartango ha hecho un gran periódico con muy pocos mimbres. ¿Le habrán pasado factura sus exclusivas sobre el caso Cristina Ronaldo, tema casi tabú en la prensa de Madrid?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído