AQUELARRE IZQUIERDISTA CONTRA EL COLABORADOR DE EL PAÍS POR SU ÚLTIMO ARTÍCULO

Caza de brujas contra Félix de Azúa por definir a la izquierda española como «la más cortita»

"[Iglesias y Sánchez], en pura competencia, aislados en la burbuja narcisista, olvidan por completo que su empleo es el de mejorar la vida de sus votantes"

Caza de brujas contra Félix de Azúa por definir a la izquierda española como "la más cortita"
Félix de Azua; con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. EP.

Esta es nuestra izquierda, qué le vamos a hacer. Una izquierda cuidadosa de su imagen y cuyos dirigentes gastan el espejo de la mañana a la noche.

No hay vuelta atrás. Es el signo de los nuevos tiempos periodísticos. No hay nada como ‘tocar’, bien sea de lleno o de refilón, algún tema polémico o delicado para que caiga con furia sobre ti una parte del espectro ideológico tuitero–Las hordas podemitas acosan a Javier Marías por comparar al partido de Iglesias con la Falange–.

Ahora el nuevo linchado es Félix de Azúa, por opinar en el diario ‘El País’ este 27 de junio de 2017 y por afirmar que «la nuestra es la izquierda más fotogénica del continente, pero también la más cortita»–La académica ‘zasca’ de Félix de Azúa sobre Pablo Iglesias: «Es un cursi y un ignorante»–.

Precisamente su escrito ve la luz el mismo día que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias vuelven a reunirse tras más de 15 meses.

Como ya le ocurrió recientemente en este mismo diario al escritor Javier Marías, que cometió la ofensa de atreverse a dejar por escrito que la poetisa Gloria Fuertes no le parecía para tanto, y al que pusieron de vuelta y media las hordas ultrafeministas, ahora es De Azúa quien sufre los vaivenes de comunistas y podemitas–Las hordas feministas caen encima de Javier Marías por meterse con Gloria Fuertes –.

La descomunal mofa de Marhuenda sobre Pedro Sánchez; ¡el dios, el zhar, el césar!

Escribe el colaborador de El País lo siguiente, en relación a los dos máximos dirigentes de Podemos y PSOE, Iglesias y Sánchez, Pablo y Pedro–Maruja Torres: «Con la alergia que le tiene De Azúa al pescado, nunca se habrá comido un buen coño»–:

Esta es nuestra izquierda, qué le vamos a hacer. Una izquierda cuidadosa de su imagen y cuyos dirigentes gastan el espejo de la mañana a la noche. Gente con una vanidad tan colosal que no deja lugar para el raciocinio.

Así que, en pura competencia, aislados en la burbuja narcisista, olvidan por completo que su empleo es el de mejorar la vida de sus votantes.

Tampoco parece para tanto, pero sigamos:

No hay remedio, la ausencia de una educación seria en nuestro país va creando personajes ajenos al mundo real, individuos que se sueñan héroes de teleserie o figurines de la sección rosa.

Porque, en verdad, nadie sabe qué van a hacer con nosotros, sólo se les conocen gestos heroicos: cambiar nombres de calles, proponer una España en macedonia, abominar del capitalismo criminal, reprimir a quienes no forman parte de su pequeño club de prensa, bramar contra la corrupción ajena, pero no contra la propia, admirar al dictador Maduro o a los separatistas de Gerona, y así sucesivamente.

La nuestra es la izquierda más fotogénica del continente, pero también la más cortita.

Las reacciones son furibundas y tremendistas, y es que en las redes sociales ya se lee de todo:

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído