LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Recadito de Alfonso Rojo al ministro Dastis por cobardear con Maduro: «Hay que obviar los mezquinos intereses económicos y aprobar sanciones reales contra los matarifes»»

Jaime González: "La tragedia del PSOE es que se le ha atragantado lo más importante: ¿qué hacer con España"

Recadito de Alfonso Rojo al ministro Dastis por cobardear con Maduro: "Hay que obviar los mezquinos intereses económicos y aprobar sanciones reales contra los matarifes""
Nicolás Maduro y Alfonso Dastis. EP

Venezuela, Cataluña y la plurinacionalidad del PSOE son los asuntos que este 30 de julio de 2017 llegan puntualmente a las tribunas de opinión de la prensa de papel. Pese a que ya se roza agosto con las yemas de los dedos, muchas de estas cuestiones amenazan con no irse de vacaciones ni medio día.

Alfonso Rojo, en La Razón, le da un tirón de orejas al ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, a cuenta de su tardanza en actuar contundentemente contra el régimen del tirano Nicolás Maduro:

Sería mucho más sencillo, incruento y rápido si los países decentes de la comunidad internacional obviaran por una vez sus mezquinos intereses económicos y aprobaran sanciones reales contra los matarifes. En contra de lo que sugiere Alfonso Dastis, nuestro ministro de Exteriores, no hay ya margen alguno para una salida «negociada, democrática y pacífica»

El editorial de La Razón se suma a las tesis de Susana Díaz y asegura que al PSOE siempre le ha ido mal cuando se ha echado en manos del nacionalismo:

Son precisamente las federaciones socialistas que más han coqueteado con los planteamientos nacionalistas las que más votos han perdido, aunque los pactos postelectorales hayan favorecido el acceso al poder regional del PSOE

Ignacio Camacho apunta que Pedro Sánchez, pese a todo el poder que tiene nuevamente en el partido, lo va a tener en chino con Susana Díaz:

El latifundio institucional andaluz tiene poder, recursos clientelares e influencia política para resistir enrocado en su feudo. Y Sánchez ha recibido este fin de semana la inequívoca advertencia de que le va a costar roer ese hueso.

Para Jaime González, el gran drama del PSOE es que sigue sin tener ni pajolera idea de qué es realmente España:

La tragedia del PSOE es que se le ha atragantado lo más importante, porque no se le pueden ofrecer soluciones a los españoles sin saber qué hacer antes con España. Y para ello es fundamental ponerse todos de acuerdo: venga chicos, ¿qué es España?

El editorial de ABC es claro a la hora de decir que lo que sucede en el PSOE no es más que la herencia recibida del zapaterismo:

La actual crisis del PSOE hunde sus raíces en el nefasto revanchismo guerracivilista y el erróneo contubernio con los nacionalistas que instauró en su día Zapatero, pero el futuro del partido, hoy más dividido que nunca, dependerá de la deriva que adopte en los próximos años.

José María Carrascal cataloga de desesperados a la panda de Puigdemont y compañía:

Siguen en sus trece sin atender a nadie ni a razones. Tal vez esperan que los enemigos de Rajoy le obliguen a abdicar de sus obligaciones de hacer respetar la ley. Tal vez esperan un milagro. Es difícil penetrar en el cerebro de desesperados.

Salvador Sostres ya sabe lo que le espera a la heredera de CiU, acabar ensartada por Junqueras:

Mientras Convergència acude inconcebiblemente dispuesta y encantada al sacrificio, Junqueras afila paciente los cuchillos para entrar a por las butifarras. Tal vez algún día la derecha catalana por fin aprenda que cuando se mueve de su centro exacto sólo le espera sangrar.

Antonio Burgos, en ABC, destaca que lo de la desconexión catalana le recuerda prácticamente al llamado ‘divorcio exprés’:

Es estrictamente terrible que a la puesta en marcha del «proceso» separatista le llamen como a la ejecución de la eutanasia: la desconexión. El referéndum a la venezolana que han sacado me recuerda al ‘divorcio express’: basta que una de las partes quiera para que puedan separarse de España, aunque voten cuatro gatos.

Francisco Pascual, en El Mundo, denunciados riesgos que entraña la decisión de dirigentes socialistas como Ximo Puig (Valencia) a la hora de coquetear con quienes pretenden romper España:

Maragall y Puig tienen otro punto en común. Coincidieron con líderes -Zapatero y Sánchez- que amoldan el modelo de Estado a los intereses orgánicos y electorales que tengan en cada momento. Como jugar al Risk.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído