EN SU COLUMNA DE ESTE 3 DE AGOSTO DE 2017 EN ABC

Sostres no duda: «La izquierda está sedienta de otro 36: correrá nuestra sangre y serán nuestros cuerpos los amontonados en las cunetas»

"La CUP quemando los autobuses del turismo es la CNT incendiando iglesias"

Sostres no duda: "La izquierda está sedienta de otro 36: correrá nuestra sangre y serán nuestros cuerpos los amontonados en las cunetas"
Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Anna Gabriel.

"Y todavía nos extraña que asalten autobuses o ensucien las plazas cuando lo verdaderamente incomprensible es que todavía no nos estén matando"

Salvador Sostres radiografía con precisión a la izquierda española y emite un preocupante diagnóstico: «Está sedienta de otro 36»–Los facinerosos de la CUP atacan yates y un restaurante en Mallorca en su campaña contra el turismo–.

Se intuye en Pedro Sánchez, se palpa en Podemos y no puede disimularse en Cataluña, entre Convergència y la CUP

La situación actual de Cataluña, con la deriva independentista que acabará desembocando en el ‘procés’ unilateral del 1-0, y también con los cachorros de la CUP imponiendo su ley contra el turismo hace que el columnista de ABC diga lo siguiente este 3 de agosto de 2017–Al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido este año agresiones como la apoyada por la CUP–:

Hace meses que en Barcelona todo fluye hacia el 36. Huele a sangre de revancha como siempre que la derecha catalana cree que la izquierda será más nacionalista que izquierdista. Y la izquierda es radicalmente izquierdista cuando tiene que elegir. Y asesina, valga la redundancia, porque esta historia tiene siempre el mismo final y es que nos matan. Por católicos, por ricos o por envidia pero correrá la sangre y será la nuestra y nuestros los cuerpos amontonados en las cunetas–El valiente piloto de MotoGP que dice las cosas por su nombre a los vándalos de la CUP: «¡A la cárcel tendríais que ir, panda de vagos!»–.

La CUP quemando los autobuses del turismo es la CNT incendiando iglesias: cada época tiene sus «hits» y el mismo totalitarismo ha tenido a muchas y muy distintas víctimas a lo largo de los siglos.

Cuatro independentistas encapuchados asaltan un bus turístico de Barcelona

Y añade:

Y todavía nos extraña que asalten autobuses o ensucien las plazas cuando lo verdaderamente incomprensible es que todavía no nos estén matando, que es lo que siempre hicieron, incluso cuando no les dábamos tantas facilidades ni tanta cobertura ideológica–[VÍDEO] Decenas de catalanes apoyan a la Guardia Civil y los de la CUP salen por patas –.

Cataluña está a una mala botella de vodka de que a alguien se le vaya la mano. La CUP hierve el caldo de cultivo de la violencia y no sólo la espera sino que la desea: ésta es su estética y su ética, 336.375 catalanes que lo sabían les votaron y la derecha les ha cedido el liderazgo, el método y el ritmo del momento escupiendo sobre la memoria de sus abuelos brutalmente asesinados.

En el conjunto de España el PSOE, como siempre la izquierda, prepara el gran sabotaje a la convivencia, a la libertad y la prosperidad por el golpista camino de demonizar a su adversario hasta convertirlo en enemigo.

Es el viejo método socialista, previo al campo de exterminio o la checa, que son fruto de la misma autoría intelectual y no precisamente nuestra. Lo explica muy bien Primo Levi en «Si esto es un hombre»: y lo que explícitamente hicieron los nacional socialistas alemanes lo hace metafóricamente nuestro socialista nacional, Pedro Sánchez, para negarles al presidente Rajoy y al Partido Popular cualquier dignidad, hasta que cuando llegue el momento de fulminarlos parezca sólo el camión de la basura haciendo su trabajo.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído