LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Juan Manuel de Prada crucifica al tibio Blázquez, el sepulturero de la fe, por mamonear con los ‘catabatasunos’

Luis Ventoso: "Es deprimente el paupérrimo discurso alternativo del Gobierno, incapaz de vender una idea de España ilusionante"

Juan Manuel de Prada crucifica al tibio Blázquez, el sepulturero de la fe, por mamonear con los 'catabatasunos'
Ricardo Blázquez. PD

Quedan 24 horas para que en Cataluña se intente perpetrar, a ojos de todos los españoles, un delito, la ruptura de España. Y además con la anuencia de unos curas tibios y un empresario, Roures, que ya tira de calculadora a ver cuánta lana le saca a los periodistas por cubrir el evento desde el centro de datos de la Generalitat.

Sin duda, estos son los puntos de vista que más ocupan y preocupan este 30 de septiembre de 2017 a los columnistas y editorialistas de la prensa de papel.

El País no duda en darle el último palo a la consulta ilegal en Cataluña a 24 horas del 1 de octubre de 2017:

Carece de toda garantía: hasta de la estética, pues su logística fue presentada ayer en una rueda de prensa de pago realizada en un local privado del tiburón beneficiado por la radiotelevisión pública autonómica. Sin autoridad electoral (el propio Govern disolvió la «sindicatura»); sin censo disponible; sin mesas; sin conocimiento de los colegios electorales; sin sistema fiable de recuento… la única garantía es que si llegase a celebrarse siquiera un remedo de consulta, sería un pucherazo, una vergüenza democrática.

El editorial de ABC insiste en una idea esencial, aparte de que se aplique la ley a los separatistas, también es vital dejar de inyectar fondos a quienes persisten en romper España:

Es el momento de dejar claro que los únicos responsables de esta crisis y de los conflictos que se produzcan en el futuro son los dirigentes separatistas, y que sobre todos ellos debe recaer el peso de la ley y el de la responsabilidad política. Y también es hora de dejar de premiar al separatismo bien porque agreda, bien porque deje de agredir.

Ignacio Camacho desvela una conversación con un cargo relevante de Ciudadanos que teme que el Gobierno de España permita en cierta medida el aquelarre separatista del 1 de octubre de 2017:

La cuestión perentoria es lo de mañana. Y no me da muy buena espina ver a los portavoces oficiosos de Moncloa diciendo que va a ser una cencerrada. Porque eso significa admitir una movilización significativa y en cierto modo renunciar por adelantado a evitarla.

Juan Manuel de Prada le mete un buen palo a los curas, especialmente a los no separatistas:

Al menos los curas secesionistas, una vez perdida la fe, tienen el valor de echarse al monte de la soflama sin paños calientes; estos sepultureros de la fe, en cambio, no hacen sino embadurnarlo todo con un pringue de palabras ambiguas de las que ha desertado Dios (porque Dios no soporta el mamoneo y la cursilería). Son mucho peores que los fariseos. Ya que hemos empezado este artículo citando al gran escritor católico Léon Bloy, tan odiado por todos los tibios, lo clausuraremos también así: «Jesús muere hoy por segunda vez, pero no en la Cruz, sino en el umbral de su Iglesia, asfixiado por el asco».

Luis Ventoso siente una honda depresión ante un Gobierno de España que ha consentido que cale y gane fuera de nuestras fronteras el mensaje de los separatistas:

Es inaudito que hayan ganado la batalla de la comunicación en importantes medios europeos. Es suicida que el Estado haya financiado a una administración golpista. Y es deprimente el paupérrimo discurso alternativo del Gobierno, incapaz de vender una idea de España ilusionante. No habrá referéndum. Pero el Estado sale magullado de este festival xenófobo.

La Razón considera que la Generalitat no está por la labor de cerrar los colegios y ha dado vía libre para que se organice este 30 de septiembre de 2017 toda una serie de actividades extraescolares:

El Gobierno ha hecho un último llamamiento a la cordura para evitar serios problemas de orden público, pero no ha encontrado respuesta. El mayor de los Mossos ha ordenado desalojar los colegios y cerrarlos antes del domingo a las seis de la mañana. Organizar actividades extraescolares durante todo el día de hoy, incluida la noche, para mantener de esta manera abiertos los centros escolares es una operación irresponsable e indigna. Utilizar niños para mantener abiertos los centros de votación sobrepasa lo admisible.

El Mundo entiende que la Generalitat ha traspasado los límites del ridículo con las urnas ‘made in China’:

Que tales urnas, con las que se pretende sustituir a las reglamentarias, hayan sido fabricadas en China y sean receptáculos de plástico, opacos y sin sellar, solamente añade esperpento a la humillación. Hace mucho que en Cataluña se rebasó el límite fijado por Tarradellas para la actividad política: no hacer el ridículo. Pero vaya si se puede rebasar.

Teodoro León Groos aprovecha una cita histórica para definir al nacionalismo catalán como un auténtico basurero:

Baudrillard, en La ilusión del fin, ya establecía una conclusión: «Si no hay más basureros de la historia, esto es porque la Historia misma se ha convertido en un cubo de basura. Se ha convertido en su propia papelera».

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído