LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

El País le mete un magistral repaso al ‘visionario’ Junqueras por asegurar que no saldría ninguna empresa de Cataluña

Luis Ventoso le sacude de lo lindo a Puigdemont: "Quien se acuesta con iluminados, meado se levanta"

El País le mete un magistral repaso al 'visionario' Junqueras por asegurar que no saldría ninguna empresa de Cataluña
Oriol Junqueras. PD

Cataluña sigue en el menú informativo de las editoriales y tribunas de opinión. Este 7 de octubre de 2017 le caen palos a mansalva a los responsables de la Generalitat porque tras su performance del 1-O, con la propina de la huelga general del 3 de octubre de 2017, las empresas se están yendo de ese ‘idílico’ paraíso.

Salvador Sostres considera en las páginas de ABC que a Puigdemont le hubiese venido bien que la Audiencia Nacional hubiese metido en la trena, aunque fuese provisionalmente, al Mayor Trapero y a los presidente de ANC y Omnium Cultural:

El Govern habría preferido que los hubieran detenido a los tres y de hecho está en la estrategia de ganar tiempo para que el Gobierno tome alguna decisión que les permita ampliar el victimismo e ir a unas segundas elecciones plebiscitarias y tratar de ganarlas también en número de votos, bajo la promesa de proclamar, entonces sí, la independencia. Que Trapero, Sànchez y Cuixart hayan podido volver a Barcelona no es exactamente un contratiempo para Puigdemont pero no le ayuda en nada.

Ramón Pérez-Maura cree que Rajoy, llegado el caso, tendrá que recurrir a repartir estopa entre los sediciosos catalanes:

No parece coherente que, llegados hasta aquí, ninguna prohibición del Constitucional vaya a ser un impedimento para el Gobierno o el Parlamento catalanes como tampoco lo fue para el aquelarre del 1 de octubre. A partir de ahí el Gobierno sí se vería obligado a apretar ‘el botón nuclear’ que implica el uso de la fuerza con todas las complicaciones que eso tiene para la convivencia futura. Algo que ha intentado evitar para exasperación de sus afines.

Juan Manuel de Prada afirma que Rajoy, con una jugada maestra, ha desarbolado las intenciones de los separatistas:

A Rajoy le ha bastado un amago de espantada bancaria para arrinconarlos contra la pared: si ahora los pijoflautas de Puigdemont se achantan, las hordas se les echarán encima (¡y los intrépidos Mossos tendrán que zurrarles la badana!); pero si se hacen los valentones y proclaman la independencia de Cataluña la espantada bancaria se consumará definitivamente, seguida de una desbandada empresarial que dejará convertida Cataluña en una sucursal de Albania.

Ignacio Camacho dice que sólo las CUP, en compañía de ANC y Omnium Cultural, son las que intentarán llevar hasta el final el proceso de independencia:

Artur Mas siente ya el mareo de la secesión, Junqueras está en pleno bloqueo estratégico y el mediocre Puigdemont parece decidido a inmolarse poseído por un designio iluminado. Las CUP, verdaderos amos de esta etapa, se han aliado con los fundamentalistas de ANC y Òmnium para dominar los tiempos y ocupar los espacios; reforzados por el éxito de sus algaradas amenazan con movilizar masas y arrastrar a la sociedad al enfrentamiento abierto, terminal, con el Estado.

Luis Ventoso le zurra la badana a Puigdemont por haberse dejado embaucar por los iluminados de turno para hacer un ‘Catabrexit’:

El Reino Unido padece un Gobierno débil y a la greña, la fiesta inmobiliaria de Londres se acaba, el supermercado se ha encarecido y también las vacaciones, la devaluación de la divisa ha disparado la inflación, el crecimiento se estanca. Una maravilla el Brexit. Para Cataluña el pronóstico será infinitamente peor si los golpistas no vuelven raudo a la cordura (o si el Estado no los mete ya en vereda). Quien se acuesta con iluminados, meado se levanta. Tal podría ser el glorioso epitafio de los dos grandes Días de la Independencia.

El editorial de La Razón le explica a la Generalitat lo obvio, que si se han ido empresas de Cataluña es, única y exclusivamente, por la acción torticera de sus dirigentes, más empeñados en la independencia que en gestionar.

No es cierto, pues, que el Gobierno haya presionado a firma alguna para que traslade su sede social de Cataluña, como dijo ayer el consejero de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras, porque han sido los propios gestores empresariales quienes han solicitado la ampliación de la normativa aprobada en 2015. Prueba de ello es que, nada más conocerse la medida adoptada por el Consejo de Ministros, media docena de grandes empresas, entre ellas CaixaBank y Gas Natural anunciaron su cambio de sede.

El País le mete un buen palo al ‘visionario’ Junqueras por sus afirmaciones que quedaron desmentidas en cuestión de horas:

Pocas frases son tan desafortunadas y erróneas como la que pronunció el jueves el vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras: «No habrá una huida de empresas». Y pocas frases reflejan mejor que esa el autoengaño del Govern y el engaño que ha transmitido a los que han creído en sus promesas sobre la viabilidad económica de la independencia.

Desde el momento en que fue pronunciada la frase de Junqueras se han ido de Cataluña sus dos bancos principales (CaixaBank y Sabadell), Gas Natural, Service Point y Dogi. Freixenet y Catalana Occidente se lo piensan, a la vista de la feroz inestabilidad política en Cataluña y la contingencia catastrófica de una Declaración Unilateral de Independencia.

El editorial de El Mundo no comparte el perdón que el delegado del Gobierno en Cataluña pidió a los heridos por las algaradas del 1 de octubre:

Aunque matizadas posteriormente, las declaraciones del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, pidiendo perdón a los heridos por la actuación de las fuerzas del orden el 1-O hacen un flaco favor al esfuerzo del Estado por responder con firmeza al desafío independentista, y al importante despliegue policial. Con su actitud, Millo parece dar crédito a muchas de las imágenes falsas que medios de comunicación irresponsables han venido publicitando para desgastar la imagen del Gobierno y convertir en víctimas a los que no son sino alborotadores callejeros.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído