ABRUMADO POR LA DEUDA Y LA PRESIÓN DE LOS FONDOS BUITRES

El final de Juan Luis Cebrián: Javier Monzón le sustituye como presidente PRISA

PRISA necesita conseguir 956,5 millones de euros en menos de un año para afrontar el pago de la deuda

Victoria de los accionistas rebeldes en PRISA y crónica de una muerte anunciada. El consejo de administración que se reúne este 13 de octubre de 2017 activará, salvo sorpresa de última hora, el plan de sucesión al frente de Prisa, nombrando como nuevo presidente a Javier Monzón, según adelanta El Confidencial.

Cebrián abandonará sus funciones ejecutivas quedándose con la presidencia honorífica de El País, diario del que fue fundador y director durante más de una década (1976-1988).Los trabajadores de PRISA le cantan las 40 a Cebrián por un sonoro y familiar enchufe

Monzón, expresidente de Indra y consejero de Santander, entre otras compañías, habría sido promovido por los accionistas del grupo de entre una terna de candidatos. Su nombramiento contaría con el visto bueno de Telefónica (13%), Santander (4%), Caixa (4,9%) y HSBC (9%), que luego de un tiempo puestos de perfil, se habrían decidido finalmente por dar un paso al frente, cambiar la gestión de la compañía y salvar financieramente al grupo de comunicación.¿Un ‘golpe de estado’ para cargarse a Juan Luis Cebrián en el Grupo PRISA?

Es la segunda vez en la historia de Prisa que los gigantes del Ibex salen en su rescate. El fondo Amber (19%) está al corriente de la operación y también habría dado su aprobación.Cebrián sacrifica a ‘Pavarotti’ Sainz para salvar su pescuezo y seguir en el machito: Mirat, nuevo CEO de PRISA

El cambio en la presidencia ejecutiva del grupo se presentaba como condición sine qua non para que los accionistas, con pérdidas millonarias desde la entrada en el capital, aceptaran participar en el proceso de reestructuración financiera del grupo editor de El País.Un accionista cabreado de PRISA se pica con Cebrián: «A una periodista de El País se la despidió por denunciar abusos laborales»

En el último año, Cebrián había perdido la confianza de los principales socios y de buena parte del Consejo, incluida la familia Polanco y el mexicano Alcántara, dos de sus aliados más estrechos.

La posibilidad de que dejara los poderes ejecutivos antes de que acabase el año formaba parte, –puntualiza elEconomista— en principio, de una serie de acuerdos alcanzados entre los accionistas críticos y el resto del consejo.

De hecho, fue eso lo que permitió a Cebrián obtener el respaldo mayoritario en la junta -de más del 92% del accionariado- tanto a su gestión en la empresa como a la remuneración percibida en el último ejercicio y a la política retributiva de los próximos tres años.

PRISA necesita conseguir 956,5 millones de euros en menos de un año para afrontar el pago de la deuda que vence y evitar que los fondos buitre se repartan lo que queda del grupo

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído