LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

¿Se atreverá Arrimadas a plantear la jugada maestra que acorrale a los payasos del independentismo?

José María Carrascal: "Si hasta ahora teníamos un payaso en la escena nacional e internacional, Carles Puigdemont, ahora tenemos dos, con buenas posibilidades de superarle"

¿Se atreverá Arrimadas a plantear la jugada maestra que acorrale a los payasos del independentismo?
Inés Arrimadas (Ciudadanos -CS). EF

Bloqueo catalán que tiene muy compleja resolución mientras el presidente del Parlamento, Roger Torrent, se empeñe en que el único candidato a presidir la Generalitat sea Carles Puigdemont. Al menos este 31 de enero de 2018 es la opinión generalizada en las tribunas y editoriales de la prensa de papel.

El editorial de El Mundo destaca que si el presidente del Parlamento catalán decidió in extremis acatar la ley no fue por otra cosa que la del miedo a ir a la cárcel:

Y el independentismo acató la ley. Por primera vez desde que adoptaron la vía unilateral, los dirigentes separatistas -con el presidente del Parlament al frente- experimentaron un rapto de realismo que les aconsejó detenerse antes de estrellarse, y no después. Bien es verdad que Roger Torrent no decidió acatar la orden del Tribunal Constitucional porque le hayan convencido las bondades del Estado de derecho y el respeto a la pluralidad social de Cataluña representada en su Cámara autonómica, sino por miedo a la cárcel que desde hace ya casi tres meses padece el jefe de su partido, entre otros. Pero eso sólo demuestra que el Estado, cuando es desafiado, no tiene más remedio que ejercer la pedagogía de la fuerza legítima, acordada por un tribunal.

Raúl Conde prevé que la farsa del 30 de enero de 2018 en el Parlamento catalán acabará con nuevas elecciones:

Aún es prematuro, pero el bloqueo tiene visos de acabar en otras elecciones. Ni vuelta a la normalidad ni fin del 155. Más matraca.

Raúl Del Pozo considera que a Puigdemont ya se le ha caído el chiringuito por completo:

«Puigdemont ha montado el cirio, pero se le acaba el carrete», me dice un catalán al que ya se le ha pegado el habla castiza. El ex president no se salió con la suya, no montó el cirio ni logró que le invistieran, pero Cataluña se mostró en toda su desnudez y se comprobó que dentro del independentismo hay profundas divisiones.

Álvaro Martínez, en ABC, masacra al taimado y cobardón expresidente Puigdemont:

Dice el refrán que un cobarde vale para dos batallas. Y en eso debe pensar el forajido cuando por la noche se acuesta y sueña con volver a ser president de la Generalitat en el Parlament donde manda Torrent, todo un festival de la ‘t’… De la ‘t’ de tragedia para los catalanes que están pendientes de las andanzas y caprichos de un cobardón huido de la ley, con ínfulas de salvapatrias, desmedidamente irresponsable y que se aturulla y balbucea como un chiquillo que pierde el hilo de la lección cuando se le aprieta, como hizo la profesora danesa que puso en evidencia la fragilidad de sus mentiras.

El editorial de ABC cree que la mejor fórmula para atacar al independentismo, al menos para poner contra la espada y la pared es que Inés Arrimadas se postule como candidata a presidenta y así, aunque no sea investida, al menos hará que corran los plazos:

Aunque una investidura de Inés Arrimadas resultase fallida, pondría el contador de la legislatura a cero y como mínimo ya sería factible repetir los comicios en dos meses. En cambio, hoy jurídicamente ni siquiera se sabe si eso será posible porque, en pura técnica electoral, aún no ha empezado a correr ningún plazo. De algún modo, Albert Rivera tiene a su alcance una solución parcial para forzar al independentismo a deshacerse de Puigdemont.

Ignacio Camacho le da a los separatistas la solución para tener presidente en Cataluña:

Los soberanistas tienen en sus manos la posibilidad de levantar la vigencia del Artículo 155. Basta con que busquen a un candidato ‘limpio’. Nadie dirá que se le exigen demasiados requisitos. No sería mucho pedir que viva en el país y que no esté en la cárcel, pero como mínimo debe comparecer físicamente para ser elegido. Mientras eso no suceda, ya se pueden andar con estratagemas y casuismos jurídicos.

José María Carrascal afirma que en Cataluña ya hay un segundo payaso:

Si hasta ahora teníamos un payaso en la escena nacional e internacional, Carles Puigdemont, ahora tenemos dos, con buenas posibilidades de superarle si no se da prisa a meterse en el maletero de un coche e ir a hacerle compañía. Roger Torrent consiguió lo que no había logrado ningún líder secesionista catalán: el aplauso del Gobierno Rajoy, con el que se había citado en duelo a muerte en el ‘corral’ del Parlament que preside. Pero en vez de muertos hubo la huida de uno de los duelistas, escondido tras los letrados.

El País llama incoherente a Torrent por decir una cosa y, a renglón seguido, hacer la contraria:

Si tan seguro está el dirigente republicano de que el único candidato posible es el expresidente, mantener el pleno hubiera sido un acto de gallardía. De la misma manera, no se entiende su crítica feroz al Tribunal Constitucional para, a renglón seguido, recurrir a él para dirimir las diferencias. Pero llegados a este punto del procés resulta ocioso pedir a las filas independentistas un poco de coherencia.

Para La Razón, lo que sucede en Cataluña es de tal bloqueo que resultará complejo salir del mismo:

La situación de Cataluña es de absoluto bloqueo. Por un lado, Puigdemont quiere ser entronizado como el único líder y gobernar aunque sea por delegación. Por otro lado, el aplazamiento paraliza el reloj, dado que no se ha votado, pero deja el futuro en un limbo legal que será difícil sortear, dado que la presidencia del Parlament mantiene el mismo candidato, por lo menos verbalmente y para no agudizar el conflicto interno dentro del separatismo. Si ha descartado otra ronda de contactos entre partidos, la situación se agrava aún más. Cataluña se ha puesto al servicio de las guerras del independentismo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído