BRILLANTE COLUMNA EN LA RAZÓN

Ussía se descojona de Podemos: «En mi época los binarios eran aquellos que ni chicha ni limoná»

"Los binarios son aquellos que no se sienten a gusto con el sexo que la naturaleza les designó"

Ussía se descojona de Podemos: "En mi época los binarios eran aquellos que ni chicha ni limoná"
Alfonso Ussía y Pablo Iglesias. PD

Unidos Podemos ha pedido que las personas transexuales de hasta 16 años puedan acceder a los tratamientos hormonales sin permiso de sus padres y que se nombre a un defensor judicial para los menores de esa edad que no tengan consentimiento de ninguno de sus progenitores.

El Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado hoy en el Congreso la primera proposición de ley integral de transexualidad, en la que prevé esta misma fórmula para los menores que deseen cambiar en el registro su nombre y su sexo, que podrá ser masculino, femenino o no binario.

Y Alfonso Ussía se descojona de los binarios en su columna de La Razón este 26 de febrero 2018.

«Los binarios son aquellos que no se sienten a gusto con el sexo que la naturaleza les designó. A los binarios, en mis tiempos, se les decía neutros, o ni chichas ni limonás, porque se caracterizaban por mantener una elegante distancia con la pasión sexual. Al binario, en Inglaterra le dicen «cuello frío», y en la tribu  cururú del Bajo Amazonas «okoaté», que significa «el que no pierde el tiempo pensando en guarraditas»».

Ussía recuerda que Alfonso Rojo vaticina que en un próximo futuro, uno de los leones de bronce que protegen la entrada principal del Congreso de los Diputados será sustituido por una leona. Todo es cuestión de rebajarle las melenas, y no resulta complicada la adaptación. —Las pelotas de la leona

Mi admirable tocayo recomienda, para facilitar la operación, que sea elegido el felino de la izquierda, que por su postura oculta el «saco testicular». El de la derecha presenta un huevámen aparatoso. Y aventura que al caballo del monumento al General Espartero le van a aplicar una castración, de tal modo que el dicho popular «tiene más cojones que el caballo de Espartero» carezca de fundamento y de memoria histórica. Por otra parte, la mutilación del desdichado león de bronce, nubla para siempre el sentido del epigrama de Juan Pérez Creus, cuando fue provocado por un grupo de amigos para que escribiera unos versos satíricos al ministro Arburúa, que en su momento, mandó una barbaridad. -No tienes lo que hay que tener-, le dijeron. Y Pérez Creus, respondió a sus amigos con cuatro perfectos versos octosílabos de rima consonante: «Que yo tengo unos cojones/ más grandes, que las dos bolas/ que sostienen los leones/ de las Cortes Españolas».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído