LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Ignacio Camacho despelleja a Montoro: «La defensa de las pensiones no se puede dejar en manos de un antipático y arrogante sabihondo»

El Mundo: "Da tantos tumbos el PSOE que el PSC, el mismo partido que forjó el tripartito con los independentistas, colgó la bandera de España en la reunión de su dirección por primera vez"

Ignacio Camacho despelleja a Montoro: "La defensa de las pensiones no se puede dejar en manos de un antipático y arrogante sabihondo"
Cristóbal Montoro.

De todo un poco este 4 de marzo de 2018 en las tribunas y editoriales de la prensa de papel. Seguimos a vueltas con Cataluña, las pensiones y ahora también se une la famosa huelga feminista del próximo 8 de marzo de 2018 o los vaivenes ideológicos del PSOE.

Ignacio Camacho, en ABC, aconseja a Mariano Rajoy que el asunto de las pensiones no lo defienda el ministro de Hacienda, un auténtico hacha a la hora de hacer perder votos a chorros al PP:

Si Rajoy permite, como esta semana, que sea Montoro el que defienda la posición gubernamental se va a meter en un lío bastante ingrato. Este asunto requiere delicadeza, pedagogía, finura de tacto, y no se puede dejar en manos del ministro más antipático, cuya arrogancia sabihonda y despectiva es una máquina de perder votos a puñados. Las pensiones son nitroglicerina política, que explota al mínimo movimiento. El presidente tendrá que sacar lo mejor de sí mismo para salir del aprieto. Porque la mayoría de los jubilados no entiende de déficit público y sólo le importa que le han subido su mensualidad tres o cuatro euros.

Hermann Tertsch recuerda como Podemos quiso quitarse de encima hace dos años a los jubilados:

Tiene gracia ver ahora a todos los líderes de Podemos salir en apasionado ensalzamiento de los viejos como motor del cambio revolucionario del siglo XXI. «Nuestra democracia se la debemos a esas mujeres y hombres mayores que hoy están saliendo a la calle a defender sus derechos sociales y los nuestros», dice ahora Pablo Iglesias. Hace dos años, en plena frustración de su asalto al cielo y a La Moncloa, tras aquel terrible batacazo electoral, tenían otra opinión de los abuelos que no fueran yayoflautas. La Bescansa explicaba que «si no votaran los mayores de 45 años, Iglesias sería presidente del Gobierno». Y si no hubiera sierra, desde Chamberí se vería Segovia. ¿Qué remedio le veía Carolina al detalle de que los viejos también votan? Ella no aventuró ninguno. Pero sus hordas lo tenían claro. Pretendían arreglar el inconveniente quitando la sierra. Es decir, eliminando al votante viejo.

Antonio Burgos da un puñetazo sobre la mesa ante la serie de anormalidades que se viven en Cataluña:

No es normal que a la hora que estamos y al día que es no esté ya entre rejas Trapero, el chulesco jefe de los Mozos de Escuadra, empapelado no una, sino dos veces por sediciosa rebeldía, de quien día que pasa es día que se descubre que les dio a sus hombres la orden de que silbaran ‘La Santa Espina’ cada vez que tuvieran que intervenir para cerrar un pretendido colegio electoral del referéndum ilegal. Perdonen que les haya hecho perder el domingo con ellas, pero es que al ver cómo aquí las anormalidades se consideran ya normales me hierve la sangre. Española, por supuesto.

Jon Juaristi explica que el Rey no debe ser el único en dar la cara en Cataluña:

En las dos últimas ocasiones en que Don Felipe ha acudido a actos oficiales en Barcelona, el 26 de agosto del pasado año y el pasado 25 de febrero, ha tenido que aguantar él solo y a pie firme los insultos y desplantes de los independentistas y, lo que quizá sea peor, la estúpida insolencia de Colau. La réplica de Don Felipe, educada y cortante, afirmando haber ido a Barcelona a defender la Constitución y el Estatut, ha sido magnífica y reconfortante. Pero no le correspondía a él dar la cara en solitario, sino al tácito Villadiego, es decir, al Govern del 155, todavía en funciones, es un suponer.

José Ramón Bosch hace un bosquejo de la figura de Jordi Sánchez:

Jordi Sánchez es el ungido por el separatismo para liderar la Catalunya levantisca, una vez el prófugo ha decidido dar un paso atrás. En su juventud lideró la organización Crida a la Solidaritat, asociación hermanada con Herri Batasuna, que, tras la masacre de ETA en Hipercor, emitió un comunicado señalando al estado español único culpable del crimen. Carles Puigdemont fue un destacado líder de movimientos que pedían la libertad de los presos de Terra Lliure.

El diario La Razón editorialista sobre la huelga feminista y argumenta que los motivos son falaces a la par que falsos:

Lo peor que le podría pasar a la causa por la igualdad de la mujer es que se convirtiera en una trinchera ideológica donde sólo unos tuvieran la legitimidad de hablar en su nombre. El primer lugar, porque no se corresponde con las protagonistas que encabezaron los avances en la plena equiparación de derechos. En segundo lugar, porque falsea una realidad sociológica: millones de mujeres en España demuestran ejercitar cada día la plena igualdad o, por lo menos, luchan para que sea así, y millones también defienden la dignidad de ser el sostén básico de las familias, y lo hacen más allá de las ideologías, incluso prescindiendo de los principios de la ortodoxia feminista. La huelga del 8-M no debería convertirse en un espectáculo más de la campaña #Me Too -sin quitarle razón a su denuncia de abusos sexuales- o un capítulo de ese feminismo lingüístico que confunde el género gramatical con el sexo que ha banalizado los problemas reales de las mujeres.

El Mundo apalea a un PSOE lastrado por sus contradicciones internas:

Da tantos tumbos esta formación que el PSC, el mismo partido que forjó el tripartito con los independentistas de ERC y que aún hoy no duda en defender la inmersión lingüística, colgó ayer la bandera de España en la reunión de su dirección por primera vez en los 39 años de Historia de este partido. No sé sabe aún si estamos ante un gesto efímero o sencillamente ante un gesto de cara a la galería una vez que el PSC ha comprobado el extraordinario avance de Ciudadanos en sus tradicionales caladeros de voto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído