Por vulnerar el derecho al honor del torero

Condenan a los facinerosos de la revista ‘Mongolia’ a pagar 40.000 euros a Ortega Cano

«Mongolia» publicó una caricatura suya en noviembre de 2016 para promocionar un espectáculo de la revista en Cartagena

Para quien no esté muy al tanto, conviene recordar que su fundador Gonzalo Boye fue condenado en 1996 a 14 años de prisión (salió en libertad en 2002) por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla

Son los adalides de la corrección política…siempre y cuando dicten ellos las normas.

Para quien no esté muy al tanto, conviene recordar que su fundador Gonzalo Boye fue condenado en 1996 a 14 años de prisión (salió en libertad en 2002) por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla (‘El Cascabel’ denuncia lo que pasa por hablar del facineroso: «Te ponen 300.000 euros y amordazan a la prensa»).

 Boye, que estudió Derecho en la cárcel y ejerce la abogacía además de ser editor de la revista ‘Mongolia‘, suele  participar como ponente en las mesas redondas sobre ‘etica’, ‘derechos humanos’ y ‘coherencia’ que organiza el Colegio de Abogados de Madrid, para escarnio de las víctimas del terrorismo. Delirante.

Pues bien, el Juzgado de Primera Instancia de Alcobendas ha condenado a la revista Mongolia a pagar 40.000 euros más intereses y las costas judiciales a José Ortega Cano por vulnerar su derecho al honor, tal y como informa la propia revista.

«Mongolia» publicó una caricatura suya en noviembre de 2016 para promocionar un espectáculo de la revista en Cartagena. De este modo, la revista deberá indemnizar al demandante con 40.000 euros, además de los intereses y las costas del procedimiento.

Así lo anunció «Mongolia» a través de un comunicado tanto por su página web como en las redes sociales, en el que la revista añade que se presentará un recurso de apelación al considerar que «no existe vulneración alguna del derecho a la propia imagen y que debe prevalecer la libertad de expresión que ampara la publicación satírica», según recoge LaRazón.

Para hacer frente a la posible sanción, la revista lanzó una campaña de crowdfunding con la que consiguió recaudar 23.700 euros.

Según confirma la publicación:

«Con este dinero solidario pudimos afrontar los costes del procedimiento, poner en marcha las recompensas (suscripciones, camisetas, etc.), pagar la comisión a verkami.com y contar con una pequeña caja de resistencia, que asciende a alrededor de 10.000 euros, una cifra totalmente insuficiente para poder afrontar la multa que se nos ha impuesto y que tendremos que consignar en el juzgado en los próximos meses para apelar».

VÍDEO DESTACADO: ¿Es un suicidio la vuelta a los ruedos de José Ortega Cano?

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído