"El origen de todo es el PNV, y el PNV estuvo en su sitio"

Ussía y sus ‘risas de sangre’: «ETA nació del PNV, y la maternidad se respeta mucho en una sociedad matriarcal»

Lo dijo un párroco de Hernani en TVE: "No estoy del todo de acuerdo con los disparos en la nuca, pero algo de razón tienen los chicos"

Ussía y sus 'risas de sangre': "ETA nació del PNV, y la maternidad se respeta mucho en una sociedad matriarcal"
ETA YT

Tremendo, profundo y para muchos revelador artículo el de Alfonso Ussía este domingo 6 de mayo de 2018 para ‘La Razón‘.

Disecciona con su sabia pluma los orígenes de ET, tras el anuncio de su disolución, y no deja títere con cabeza poniendo las cosas en su sitio:

«Cuchicheaban, reían, comentaban, contagiaban las risas de los demás… Me refiero al etarra Arnaldo Otegui y al dirigente del PNV Andoni Ortúzar. La presencia de Ortúzar en la farsa etarra ha producido escándalo.

Los escandalizados ignoran que la ETA nace de las juventudes díscolas del PNV. El PNV es la corbata y ETA el pasamontañas, pero sus fines siempre fueron los mismos. En el PNV se reza más y en ETA menos, pero esa carencia la compensaron obispos y sacerdotes. Lo dijo un párroco de Hernani en TVE, «in video véritas».

«No estoy del todo de acuerdo con los disparos en la nuca, pero algo de razón tienen los chicos». En las memorias de Juan Maria Bandrés se certifican -Bandrés era de «Euskadiko Eskerra», brazo político arrepentido de la ETA Político Militar-, varios desplazamientos de Arzallus al sur de Francia para pedir «más acciones» a la ETA.

«Si dejáis de dar leña, los de Madrid retrasarán las transferencias». Eso, el árbol meneado y los frutos recogidos. Era absolutamente lógica y obligada la presencia de Ortúzar en la comedia de los criminales canonizados por la estupidez nacional.

Y no acuso a todos los dirigentes, militantes y simpatizantes del PNV. Ardanza fue un «Lendakari» nacionalista decente, y también decente Josu Jon Imaz. Y en los «batzokis» aranistas, abundan los cómodos y los tibios que saben que la militancia en el PNV les resuelve los problemas de la vida cotidiana. Pero ETA nació del PNV, y la maternidad se respeta mucho en una sociedad fundamentalmente matriarcal.

El PNV es el dinero, y la ETA la sangre. No es de ahora. En plena Guerra Civil alguien lo denunció: «Negrín está muy irritado por los incidentes a que ha dado ocasión el paso de Aguirre, -presidente de la autonomía vizcaína (sic)-, por Barcelona.

Me indica que Aguirre no puede resistir que se hable de España. En Barcelona afectan no pronunciar ni siquiera su nombre. Yo no he sido nunca lo que llaman españolista o patriotero. Pero ante estas cosas me indigno. Y si esas gentes (el PNV) van a descuartizar España, prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros, o nuestros hijos, o quien fuere.

Pero esos hombres son inaguantables. Acabarán por dar la razón a Franco. Y mientras, venga a pedir dinero, y más dinero». El autor de esta amarga reflexión se llama Manuel Azaña, Presidente de la II República Española, y la dejó escrita en su «Cuaderno de la Pobleta» en 1937.

Resulta curioso que Azaña se refiriera a Aguirre como «presidente de la autonomía vizcaína». Todavía estaba reciente el simplismo racista de aquel cretino destartalado llamado Sabino Arana, fundador del «bizcaitarrismo». Guipúzcoa no le interesaba, y a los alaveses les decía «burgaleses» para despreciarlos. Esto viene de las quiebras familiares que se produjeron en muchas familias vascas como consecuencia de las guerras carlistas. Pero el carlismo era español y patriota. Y de eso sabe mucho Javier Arzallus, hijo de carlista, y durante la guerra civil, nacional.

Lo sabía su hermano jesuíta don Prudencio Arzallus, que al fallecer a principios del siglo XXI, dejó escrito que su esquela había que redactarla en español. Lo sabía la madre de Javier Arzallus, cuando agonizaba, y su hijo del PNV le animó. -Madre, te quieren tanto, que en la calle hay muchas personas con banderas interesadas por tu salud-; -sí, pero estoy segura de que con mi bandera no hay nadie-.

Su bandera era la de todos los españoles, la amen o la rechacen. En fin, que si a la farsa de la ETA que no pidió perdón, que asesinó a casi mil inocentes, que dejó heridos, mutilados, huérfanos, que regó en más de treinta ocasiones el asfalto con sangre de niños acudió un alto dirigente del PNV, nadie que conozca una mínima parte de la reciente historia vascongada, puede sentirse asombrado o escandalizado. Ortúzar formaba parte obligada del mobiliario y la decoración. El origen de todo es el PNV, y el PNV estuvo en su sitio».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído