La actriz pone la guinda al indigesto pastel que se están comiendo a la fuerza en Zarzuela

Bárbara Rey saca la cara por Corinna y se la pone colorada de un tortazo a don Juan Carlos

Asegura que es "injusto" que ataquen a la examiga del rey emérito: "Hay que pedir cuentas al que tiene que darlas"

Bárbara Rey saca la cara por Corinna y se la pone colorada de un tortazo a don Juan Carlos
Bárbara Rey y Don Juan Carlos

Bárbara Rey ha puesto la guinda al indigesto pastel que se están comiendo a la fuerza en Zarzuela, en una nada dulce entrevista que ha concedido a la revista ‘Semana‘, y en donde sutilmente, -presumiendo de paso de tipazo en bañador-, atiza de lo lindo al rey emérito don Juan Carlos. (El real cabreo del rey Juan Carlos que explica la actitud de doña Letizia: «¡Felipe, coño, divórciate de una vez!»).

La actriz y vedette hace una encendida defensa de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la examiga entrañable del monarca, tras las grabaciones del comisario Villarejo que lo han pueto en la picota. Así, segura que le «parece injusto que estén atacando tanto a esta mujer».La revelación sexual de Corinna sobre el rey Juan Carlos que ha herido al emérito donde más le duele

Y resalta, volviendo a su vieja historia con el padre del rey Felipe VI, que ha pasado unos años difíciles a causa de graves problemas con Hacienda y por su falta de oportunidades laborales (tras la que cree que hay una mano negra detrás): (La patada en el culo que le ha dado a Corinna la futura esposa de su ex)

«No sé qué opinar con respecto a si ella sabría que la estaban grabando o no… A lo mejor no ha tenido más remedio que hacerlo porque se ha visto en la obligación. A veces si uno tiene miedo, quién sabe. El miedo te hace tomar medidas que no tomarías si no lo tuvieras».

Preguntada sobre si se identifica con Corinna, afirma:

«A mí me amenazaron hace mucho tiempo, pero no quiero identificarme con nadie. Algunos medios no han sido justos con ella porque hay que pedir cuentas al que tiene que darlas. Sí me llamó la atención que en un programa querían dejar a Corinna como una prostituta y me parece algo denigrante».

Durante un tiempo, se incluyó a la artista entre los amigos más cercanos del rey emérito. Por ello, en la entrevista es preguntada que si esos «rumores» que la relacionaron con Juan Carlos de Borbón le han «perjudicado a la hora de trabajar». «Me lo voy a reservar», oculta ella. «Me reservo lo que pienso y lo que siento».

Las ‘bárbaras’ confesiones de la Rey a Risto

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído