LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

La hemeroteca le escupe a Sánchez la vomitiva decisión de soltar al sanguinario Santi Potros

Colmenarejo: "La conveniencia política puede estar tentada de obviar a las víctimas. Ojalá no ocurra. Pero si se trata de seguir en el poder al precio que sea, tal vez vuelva a suceder"

La hemeroteca le escupe a Sánchez la vomitiva decisión de soltar al sanguinario Santi Potros
Portadas de ABC y El País del 20 de junio de 1987. PD

Sorprende sobremanera que este 5 de agosto de 2018, día en el que saldrá a la calle el sanguinario terrorista Santi Potros, sean escasos los editoriales y tribunas de opinión que se centren en un asunto de capital importancia.

Este terrorista, que se cargó a 34 personas, principalmente en los atentados de la Plaza de la República Dominicana, en Madrid, y en el Hipercor de Barcelona disfrutará de libertad a cambio de no haber pagado siquiera un año de cárcel por cada asesinato cometido.

El editorial de ABC, entendiendo que por ley toca sacar al sanguinario Santi Potros de prisión, lo cierto es que vuelve a surgir el debate de la prisión permanente revisable:

La excarcelación forzosa del etarra Santiago Arróspide Sarasola, más conocido como Santi Potros, debe mover a una reacción, más que a una resignación paralizante. Su puesta en libertad se ajusta a la legalidad penal y penitenciaria. Ha pasado treinta años encarcelado en Francia y España y se ha visto beneficiado por la anulación de la doctrina Parot -incalificable decisión del Tribunal Europeo– y las reducciones de condena previstas por el Código Penal franquista, que el PSOE se negó a suprimir en los ochenta. Sin embargo, la salida de Potros remite de forma directa a la prisión permanente revisable, que se basa en el fracaso resocializador de la pena para los más sangrientos criminales. Potros es el responsable de atentados como los de Hipercor y de la plaza de la República Dominicana, que suman 33 asesinados.

Juan Pablo Colmenarejo recuerda que revestir de palabras ‘bonitas’ lo que fue el terrorismo puede provocar que la sangrienta historia se repita:

Santi Potros fue jefe de una mafia que practicaba la limpieza étnica. Ni más ni menos. Pero entonces, muy pocos, los primeros héroes, empleaban el lenguaje de la claridad para hacer frente al fanatismo nacionalista que empezó -no se nos vaya olvidar- siendo tratado como un suceso. No hubo dos partes enfrentadas ni fue una guerra. Unos mataban y otros morían asesinados. El relato de lo ocurrido importa ahora tanto o más que entonces. La conveniencia política puede estar tentada de obviar a las víctimas. Ojalá no ocurra. Pero si se trata de seguir en el poder al precio que sea, tal vez vuelva a suceder.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído