DURO EDITORIAL CONTRAS EL APACIGUAMIENTO DEL PSOE

ABC le exige a Pedro Sánchez que aplique ya el 155: «La Generalitat sigue promoviendo el golpismo»

"El 155 se aplicó tarde y se retiró demasiado pronto. Esta lección es imborrable"

El 155 se levantó una vez que el racista Quim Torra puso sus pies en la Generalitat. Lo consiguió cumpliendo con la exigencia que le había marcado Rajoy de sustituir a los ex consellers encarcelados o fugados por nombres sin hipotecas judiciales.

El Gobierno de Pedro Sánchez se estrenó en junio de 2018 anunciando que el Ejecutivo ha levantantado los controles financieros sobre la Generalitat que se mantenían en vigor por el proceso soberanista en Cataluña. Lo defendió como un gesto de «normalización».

Sánchez dio «instrucciones a los bancos para que aborden los pagos de la Generalitat sin supervisión». A partir de ahora, el Govern podrá hacer pagos a través de entidades bancarias sin que estos tengan que estar aprobados previamente por el Gobierno de España.

ABC en su editorial de este 19 de agosto de 2018 entiende que Sanchez está en su derecho de dejarse engañar, humillar y denigrar, pero en su domicilio o en la sede socialista de Ferraz, no en La Moncloa como presidente del Gobierno de España.

Hace tiempo que se sabía que los conceptos de «normalidad» y de «diálogo» significan para Sánchez excusas para volver al Pacto del Tinell con el peor separatismo y crear otro cerco en torno al PP. Mientras el líder socialista siga claudicando en el trato con el independentismo, Torra y los suyos mantendrán su tono amenazante e irán a más. No se recatan en corresponder la blandura de Sanchez con una mínima deferencia institucional. Ni el duelo debido a las víctimas del 17-A los modera en sus odios contra España y contra el Rey. Entre tanto, el Gobierno del PSOE mira para otro lado y deja hacer a estos apologistas del antiguo régimen.

La aventura catalana de Sánchez ha terminado de forma humillante para él y peligrosa para el Estado. Lo mismo sucedió con el experimento de Estatuto inconstitucional promovido por el PSC y amañado por Rodríguez Zapatero con Artur Mas. Si el presidente de la Generalitat promueve «atacar» al Estado, el Estado no debe esperar a que sea un hecho. El 155 se aplicó tarde y se retiró demasiado pronto. Esta lección es imborrable. Hay que volver a aplicarlo porque la Generalitat sigue promoviendo el golpismo. El problema es que el Gobierno de Sánchez tiene a España indefensa porque no puede reprochar a los nacionalistas lo que La Moncloa les está permitiendo.

Si Sánchez es demócrata y no sabe qué hacer en Cataluña, debe convocar elecciones y que los españoles decidan cómo quieren ser gobernados.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído