LA PERIODISTA DE LA VANGUARDIA RELATA EL INFIERNO QUE VIVIÓ CON UN HOMBRE

Mayka Navarro confiesa en una columna que tuvo un novio maltratador y cómo temió por su vida: «Veía la muerte como la única salida»

"Durante un tiempo me acosté en la misma cama, que era la mía, pensando que sería mi última noche con vida. No estoy exagerando"

Mayka Navarro confiesa en una columna que tuvo un novio maltratador y cómo temió por su vida: "Veía la muerte como la única salida"
Mayka Navarro en un momento bajo en Ana Rosa. Telecinco

Mayka Navarro fue y sigue siendo la periodista estrella del procés. Una reportera genuina que deja grandes momentos en televisión, especialmente en ‘El Programa de Ana Rosa’ en Telecinco, y que puede informar de política como del último suceso más macabro. Aunque a veces Mayka se pase un poquito de favorable con los indepes y de hacer bobadas en sus conexiones…

Hubo un día en que Mayka Navarro, en medio del procés más duro, conectó y le contó a Ana Rosa Quintana -y todos sus espectadores- en directo, que un novio le acababa de dejar.

Solo Mayka Navarro podría protagonizar este momentazo televisivo.

En otra ocasión, le puso ojitos a un abogado de los independentistas mientras que toda la audiencia se percataba de la situación. Mayka no se avergüenza de nada, a priori, pero este 22 de agosto de 2018 fue un paso más allá.

Momentazo de Mayka Navarro ligando con «ojitos golosones» en pleno directo.

La periodista relata en su columna de La Vanguardia un episodio nada divertido de su vida, tampoco se sabe si viene mucho a cuento, pero ella lo hace: cuenta que tuvo un novio maltratador, cómo este le sacó de su círculo, la anuló, y describe la periodista el miedo que tuvo y que pasó durante ese tiempo incluso a perder su vida.

Todo lo que al principió le fascinó, empezó a incomodarle. Ya no le hacía tanta gracia esa manía mía de tocar a la gente mientras les hablo. Cuestionaba eso de abrazar tan efusivamente y de vivir con intensidad y casi siempre sonriendo. Dejó de gustarle que hablara con sus compañeros, que, mucho antes que él pareja, ya eran mis amigos. No sé en qué momento, pero no tardó en reñirme y en advertirme sobre todo lo que no hacía bien. Sin darme cuenta, empecé a ceder. Dejé de ir a su trabajo. Dejé de salir. Y también de bailar, porque lo mío era y es la salsa, y según él yo movía el culo demasiado. Dejé de sentir y dejé casi de hablar para que no se enfadara. Y así, poco a poco, empecé a dejar de ser yo para convertirme en un ser inexistente que evitaba casi todo por miedo.                    
               
No me pregunten por qué, porque nunca lo he sabido, pero durante un tiempo me acosté en la misma cama, que era la mía, pensando que sería mi última noche con vida. No estoy exagerando. En ocasiones, veía la muerte, la mía o la suya, como la única salida al infierno. Yo no me iba a suicidar, pero él se podía morir, y a mí me podía asesinar. En el fondo, cada día me mataba un poquito por fuera y por dentro. Si llegaba tarde, tardaba días en hablarme, me castigaba. Para que nadie de mi alrededor descubriera que había dejado de ser yo, me fui aislando. Cada vez mi vida se reducía más a él, que era la única manera que yo tenía de que aquel individuo siguiera sintiendo que todo estaba bien. Los pocos a los que permití asomarse al calvario en el que se había convertido mi vida me suplicaron que lo dejara. Sufrían. Como yo, también tenían miedo. Entonces yo ya era periodista, y como ahora de sucesos. Pero no podía salir. Durante años he escrito de mí en cada una de las historias de ellas. Estas líneas se las debía a todas las que no pudieron.           

Por todo esto, Mayka arranca su columna pidiendo que «nunca más se atrevan a cuestionar a una mujer porque no se separó antes de su maltratador».

No las cuestionen, la mayoría no se van, porque sencillamente no pueden. El maltratador aniquila los cimientos que sustentan la personalidad de la mujer con la que convive y que nunca ha querido. La anula, la aísla y la convierte en la pura nada.  

.

Autor

José Pablo González

Licenciado en periodismo en 2010. Canterano del diario ABC, actualmente es redactor de política, portadista y responsable del área audiovisual de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído