"MIRA QUÉ LAZO HEMOS ENCONTRADO"

Arcadi Espada, retenido por los Mossos por pintar una línea roja a un lazo amarillo en L’Ametlla de Mar

"Mientras estábamos pintando pasó un coche y escuchamos una voz de mujer que, muy excitada, gritó en catalán: 'Policía, policía'"

Arcadi Espada, retenido por los Mossos por pintar una línea roja a un lazo amarillo en L'Ametlla de Mar
Arcadi Espada y el lazo amarillo pintado de rojo.

Una escena propia de Corea del Norte o Cuba ocurrió en Cataluña. El periodista Arcadi Espada fue retenido e identificado anoche por los Mossos d’Esquadra tras añadir una franja roja a un lazo amarillo que lucía en una rotonda de L’Ametlla de Mar, en Tarragona.

El columnista de El Mundo, que está pasando el fin de semana en esta localidad próxima al Delta del Ebro, relata que, tras salir a cenar, sus amigos y él se encontraron con el lazo, una estructura metálica que había sido colocada a los pies de la escultura que corona el túmulo para protestar contra los procedimientos judiciales y los encarcelamientos de los investigados del proceso independentista en Cataluña.

«Mira qué lazo ha colocado el ayuntamiento», recuerda Espada que comentó uno de sus amigos. «Como no lo podemos arrancar, vamos a pintarlo», bromearon. Fue entonces cuando se bajaron del coche y añadieron una franja roja al emblema.

«Mientras estábamos pintando pasó un coche y escuchamos una voz de mujer que, muy excitada, gritó en catalán: ‘Policía, policía'», rememora. «Al cabo de un minuto, aparecieron un vehículo de la policía local y dos de los Mossos. Los agentes nos rodearon y nos dijeron que nos identificáramos».

Espada subraya que esta acción sigue el protocolo marcado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha ordenado a la policía autonómica que tome los datos personales a quienes retiren o alteren los símbolos independentistas colocados en los espacios públicos.

El grupo estuvo retenido por las fuerzas de seguridad durante casi una hora mientras los mossos procedían a las identificaciones y los agentes de la policía local despachaban una multa por mal aparcamiento.

«Seguramente vigilaban apostados», reflexiona Espada sobre la rapidez con la que acudieron los agentes, ya que «ese mismo túmulo fue objeto de una pintada días antes». El pasado jueves alguien customizó la base de la escultura y el lazo amarillo de metal.

En la noche del viernes, cuando el periodista y sus amigos pasaron por el lugar, el ayuntamiento ya había borrado toda huella de aquella intervención.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído