LO RECUERDA EMILIA LANDALUCE EN EL MUNDO

La sanidad pública salvó a los hijos de Iglesias y Montero pero Podemos votó en contra de la tarjeta sanitaria única

Votó en contra porque hubiera supuesto «recentralizar España»

La sanidad pública salvó a los hijos de Iglesias y Montero pero Podemos votó en contra de la tarjeta sanitaria única
Irene Montero y Pablo Iglesias Agencias

Todo el mundo habló de la «emotiva» carta en la que Pablo Iglesias agradece a la sanidad pública la atención prestada a sus hijos prematuros.

«Han pasado ya dos meses desde que nuestros hijos nacieron prematuramente. (…) Todo ha sido posible gracias a un equipo de profesionales de la sanidad pública además del cariño y apoyo de nuestra gente. Muchos prematuros como ellos, en otros lugares del mundo, no tienen la misma suerte», ha escrito el secretario general de Ahora Podemos en una misiva publicada en Facebook y compartida por su mujer y número dos del partido, Irene Montero.

En la carta, Iglesias ha querido remarcar que de no ser por haber nacido en un país en el que hay un sistema sanitario público, probablemente sus hijos no hubieran corrido la misma suerte.

«Nuestros hijos tienen hoy dos meses porque nacieron en un país que cuenta con algo mucho más importante que cualquier himno o bandera: un sistema sanitario universal. Les contaremos que nada merece más lealtad que eso. Su vida y su salud no sólo son el resultado de los avances médicos y científicos, sino también de una sociedad que todavía asegura los mejores cuidados para cualquier persona independientemente de su posición social», ha escrito el líder de la formación morada en Twitter.

Emilia Landaluce en el diario El Mundo le pone los punto sobre las íeas a la parejita.

«La alabanza a la sanidad española -aunque él se cuide mucho de mentar la bicha. O sea, España- resulta paradójica por los habituales ataques con los que Iglesias suele despachar el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP desde 1992».

Sin embargo duele recordar (sobre todos aquellos enfermos crónicos lejos de su comunidad de origen) que a finales de junio, poco antes de que nacieran los hijos de Pablo e Irene, Podemos votó (con PSOE, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís y EH Bildu) en contra de la tarjeta sanitaria única porque hubiera supuesto «recentralizar España».

Así los 46,5 millones de ciudadanos (también los niños de Pablo) nos quedamos sin la posibilidad de ser atendidos en cualquier hospital de España (en lugar de ir a urgencias, por lo general colapsadas) y que nuestro historial clínico pudiera ser conocido por cualquier especialista al que decidiéramos ir.

PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas han tumbado la propuesta de Ciudadanos. Con sus escaños han dicho «no» a la tarjeta sanitaria única, la extensión de la receta electrónica y la implantación de un historial clínico accesible desde cualquier punto del país. Aunque han arrojado distintos argumentos contra los naranjas , uno de ellos ha figurado en todas sus intervenciones: «Ustedes pretenden recentralizar el Estado». Han acusado a Rivera de utilizar la Sanidad como caballo de Troya para introducir en la Cámara otro debate: «Quieren quitar competencias a las Comunidades Autónomas».

Dice Pablo que es más importante el sistema sanitario universal que la bandera y el himno. Claro, siempre que no se trate de la bandera y el himno de la taifa autonómica que corresponda.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído