LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

¡Qué cínico eres, Rivera! El líder de Ciudadanos le exige elecciones a Sánchez al tiempo que le desbloquea los Presupuestos

El Mundo: "Caracteriza a Albert Rivera un estilo de liderazgo un tanto impulsivo y movedizo que el electorado no siempre entiende"

¡Qué cínico eres, Rivera! El líder de Ciudadanos le exige elecciones a Sánchez al tiempo que le desbloquea los Presupuestos
Albert Rivera (CIUDADANOS). EP

El cambio de opinión de Albert Rivera sobre los Presupuestos Generales del Estado que, aunque no le gustan, ha procedido a servirle en bandeja a Pedro Sánchez su desbloqueo en ese farragoso trámite parlamentario es el asunto que domina las tribunas de opinión y editoriales de la prensa de papel de este último día de mes, de este 31 de octubre de 2018.

Bieito Rubido, en su Astrolabio de ABC, recuerda a sus lectores los verdaderos deseos que siempre ha ocultado Rivera, los de gobernar con el socialismo:

El último giro a la izquierda de Ciudadanos le viene de maravilla al PP de Pablo Casado. De nuevo sitúa a los populares en el centro. El alma primigenia de los de Rivera era socialdemócrata, aunque ellos quisieron envolverse en el papel de parafina de los liberales europeos. Pero uno siempre tira a sus orígenes. Facilitar el camino a Sánchez, que gobierna con el increíble grupo parlamentario de 84 escaños y tiene más miedo a las urnas que el gato al agua, no deja de ser la demostración de que lo que de verdad le gustaba a Cs era el primer acuerdo para gobernar de 2015, al que se opuso Iglesias.

El primer editorial de ABC considera al líder de Ciudadanos un cínico de cuidado:

Ciudadanos es libre de decidir sus estrategias y de distanciarse del PP si cree que le perjudica. Pero tendrá que aceptar entonces que se haga una lectura política según la cual resulta cínico que exija la urgente celebración de elecciones, cuando regala en bandeja a Sánchez el argumento precisamente para evitarlo.

Ignacio Camacho advierte a Albert Rivera de que como su cambio táctico no lo tenga perfectamente argumentado, su electorado no le esperará con los brazos abiertas en los próximos comicios:

El riesgo de darle curso al debate presupuestario es que se imponga la alianza del PSOE con los nacionalistas y Podemos. Si eso ocurre, a ningún elector del centro derecha le va a importar que Cs exprese con mucha elocuencia su desacuerdo. Por eso ha de ajustar muy bien sus movimientos, dado que lo que está en juego no es tanto que parezca más o menos cerca o lejos del Gobierno sino que a sus sectores de apoyo les suban, y mucho, los impuestos. Ese propósito era inviable mientras los dos partidos liberales mantenían su consenso para impedirlo desde la Mesa del Parlamento, y ahora no está tan claro que lo siga siendo. Cabe suponer que Rivera habrá calibrado su alambicado cambio de táctica con tiento, porque ni sus seguidores más acérrimos le perdonarían que la factura del postureo tuviesen que pagarla ellos con su dinero.

Federico Jiménez Losantos, en El Mundo, critica que la derecha se haya partido en tres y esté dando alas al llamado Frente Popular:

¿Pero es que no ven Rivera, Casado y Abascal que lo único que les pedimos los españoles que vemos en mortal peligro a nuestra Nación es que actúen unidos, respaldando al Rey y a la Justicia, contra un Frente Popular Separatista que, a la hora de la verdad, nunca se rompe, ni por las bombas saudíes, ni por los presos golpistas? Si no lo entienden, y no lo parece, es que no han entendido nada.

El editorial de El Mundo insiste en la idea de que Rivera no está muy seguro de lo que ha hecho con ese desbloqueo presupuestario servido en bandeja a Sánchez por la ingente cantidad de explicaciones que ha tenido que dar:

Caracteriza a Albert Rivera un estilo de liderazgo un tanto impulsivo y movedizo que el electorado no siempre entiende; lo cual, unido a la complejidad del juego parlamentario, genera alarmas que perjudican la necesaria fortaleza del constitucionalismo frente a los enemigos del sistema del 78 que sostienen a Sánchez. No puede ahora quejarse el líder centrista del revuelo levantado, pues debería haber tenido en cuenta aquella vieja máxima según la cual en política no se debe hacer aquello que no se puede explicar. Y Cs ha necesitado demasiadas aclaraciones posteriores para combatir la confusión originada por su giro estratégico. A un partido que ha aportado estabilidad a gobiernos constitucionalistas, sean socialistas o populares, cabe pedirle que prolongue ese sentido de la responsabilidad.

Juan Velarde es redactor de Periodista Digital @juanvelarde72

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído