JAVIER YBARRA, ABUELO DEL PRESIDENTE DE VOCENTO, FUE ASESINADO POR LA ETA

El Diario Vasco (Vocento) pone al exetarra Otegi en la mesa de la Navidad y humilla a sus propios dueños

"Esto es lo que hay", dice Santi González en Twitter. Lo que hay es un escupitajo a la memoria

Enternecedor reportaje de El Diario Vasco (propiedad del grupo Vocento, editor del diario ABC) de este 24 de diciembre de 2018 en los que celebra la Nochebuena titulando ‘La mejor receta de la política’.

En la foto aparecen de izquierda a derecha: la secretaria general del PSE, Idoia Mendia; el coordinador general de EH Bildu y exetarra, Arnaldo Otegi, el presidente del Euskadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar y Lander Martínez, secretario general de Elkarrekin Podemos, preparando una cena en amor y compaña en la sociedad Kresala de San Sebastián.

«Esto es lo que hay», dice Santi González en Twitter. Lo que hay es un escupitajo a la memoria.

Porque el actual presidente de Vocento es Ignacio Ybarra, miembro de una de las familias históricas de Vocento, hijo de Emilio Ybarra y sobrino de Enrique Ybarra, presidente de Vocento desde 2012 a 2014.

Si ese reportaje es una ignominia es porque su abuelo, Javier de Ybarra y Bergé, ex alcalde de Bilbao, fue secuestrado y asesinado por ETA en 1977.

El cadáver de Ybarra presentaba un disparo en la cabeza, y fue encontrado en el Alto de Barazar.

«Muchos datos, terribles, del secuestro se ocultaron a la opinión pública, pues en esos primeros pasos de la democracia española alguien decidió que no convenía caldear el ambiente. Ahora, treinta y cuatro años después, cuando los proetarras han vuelto a las instituciones en el País Vasco, se puede afirmar que la banda asesina sometió al empresario a un terrible cautiverio», contó Libertad Digital. —Secuestro, tortura y asesinato de Ybarra y tres víctimas más de ETA

«Tras un largo y cruel encierro a Javier Ybarra y Bergé lo asesinaron el 22 de junio de 1977, convirtiéndole en el primer muerto de la democracia española. Sus últimas horas debieron ser trágicas. El entonces comandante Guillermo Ostos de la Guardia Civil, que participó en la recogida de su cadáver en el Alto de Barazar, recuerda la escena: ‘El cuerpo, con un tiro en la cabeza, estaba metido dentro de una bolsa de plástico enganchado a un clavo, con los brazos atados a la espalda, los ojos vendados’. Durante el cautiverio había perdido 22 kilos y toda su ropa olía a orina y a excrementos. Al hacerle la autopsia el doctor Toledo, forense del Hospital de Basurto, determinó que tenía las paredes intestinales pegadas, síntoma evidente de que los terroristas casi no le habían dado de comer durante su confinamiento. Tenía además el cuerpo llagado, señal inequívoca de que estuvo todo el tiempo tumbado o metido en un saco sin poder moverse». (Los mitos del nacionalismo vasco, José Díaz Herrera, Planeta, 2005).

– Seguir leyendo: http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/secuestro-tortura-y-asesinato-de-ybarra-y-tres-victimas-mas-de-eta-9853/–

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído