EL ESCRITOR ASEGURA QUE EL MOVIMIENTO 'METOO' ACABARÁ SIENDO CONTRAPRODUCENTE Y GENERA OTRA POLÉMICA (ABSURDA)

Los ‘neutrales’ y ‘moderados’ Rufián y Artal abonan el terreno para que El País despida a Javier Marías por volver a criticar al feminismo radical

La podemita Artal se gana el guiño de Pablo Iglesias y le critica por pesado

Los 'neutrales' y 'moderados' Rufián y Artal abonan el terreno para que El País despida a Javier Marías por volver a criticar al feminismo radical
Artal, Rufián y Marías.

La idea de que las mujeres no mienten, y han de ser creídas en todo caso (como hace poco sostuvo entre nosotros la autoritaria y simplona Vicepresidenta Calvo), se ha extendido lo bastante

Finaliza 2018 pero las mismas polémicas (absurdas) siguen vigentes, y lo seguirán en 2019.–Javier Marías da en el clavo y donde más duele a las feministas radicales

Es ya un clásico que el escritor Javier Marías se refiera en alguna de sus columnas al movimiento feminista ‘MeToo’ y a las contraproducentes consecuencias que puede acarrear. Así las cosas, aprovecha para mandarle un mandoble de órdago a la vicepresidenta Carmen Calvo.–Las hordas radicales de Twitter insultan a Javier Marías por escribir que también se dan casos de mujeres que mienten sobre el acoso

Y es también habitual que su opinión ponga a las redes en órbita y muchos y muchas le pongan directamente a parir.–Javier Marías ‘calienta’ la huelga del 8-M dejando para el arrastre el feminismo «de instituto» de la ‘portavoza’ Irene Montero

En esta ocasión, domingo 30 de diciembre de 2018, era Rosa María Artal quien le ponía a parir en Twitter, muy en consonancia, en esta partitocracia que es España, de las tesis de su líder Pablo Iglesias. No era la única. Gabriel Rufián, tuitero profesional y diputado en sus ratos libres, también ladraba.

Recordemos que la periodista Artal vendió su alma y su independencia a un partido, Podemos, cuyo ‘comandante’ tiene siempre palabras poco elogiosas para Marías.–Javier Marías pasa al ataque y despacha a Pablo Iglesias por haberle llamado «pollavieja»

Las masas ‘sociales’, es decir, las que pululan por las redes, en formato real o anónimo, hacen el resto, y como no atienen a razones, opinan muchas veces sin leer el artículo completo.– Javier Marías: «Hoy lo llaman a uno “machista” muchas mujeres que justamente lo son»

Comienza Marías asegurando que en las reivindicaciones del feminismo y en concreto del ‘MeToo‘ «había una base justa en la denuncia de prácticas aprovechadas, chantajistas y abusivas por parte de numerosos varones«.–Las feministas sindicales quieren prohibir el fútbol y los libros de Neruda, Reverte y Javier Marías

Pero añade, «las cosas se han exagerado tanto que empiezan a producirse situaciones nefastas para las propias mujeres».–El sermón de Javier Marías a Manuela Carmena «y sus palmeros» por sus «majaderías» que no habrá gustado a la nueva directora de El País

Se apoya Marías en un informes de Bloomberg, de la Fawcett Society y del PEW Research Center «dedicado a estudiar problemas, actitudes y tendencias en los Estados Unidos y en el mundo» para sostener su opinión pero citar la fuente no vale para librarse de la ira de hordas, trolls y demás ralea.–El sermón de Javier Marías a Manuela Carmena «y sus palmeros» por sus «majaderías» que no habrá gustado a la nueva directora de El País

Se ha establecido en Wall Street una regla tácita que consiste en «evitar a las mujeres a toda costa».

Y, lo más grave y pernicioso, pensárselo dos o tres veces antes de contratar a una mujer, y evaluar los riesgos implícitos en decisión semejante. El motivo es el temor a poder ser denunciados por ellas; a ser considerados culpables tan sólo por eso, o como mínimo «manchados», bajo sospecha permanente, o despedidos por las buenas. La idea de que las mujeres no mienten, y han de ser creídas en todo caso (como hace poco sostuvo entre nosotros la autoritaria y simplona Vicepresidenta Calvo), se ha extendido lo bastante como para que muchos varones prefieran no correr el más mínimo riesgo. 

.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído