Periodismo
Jiménez aseguró que el Gobierno Rajoy conspiró contra él cuando comprendió que ‘sería independiente' sin citar ni una sola vez a Galiano

David Jiménez se ha recorrido las televisiones promocionando su libro 'El Director' en el que denuncia que "empresas del IBEX firman acuerdos con los medios por los cuales reciben mucha más publicidad pero a cambio de ciertos favores" (REPORTERO DE GUERRA: La historia, los secretos, los vicios y las virtudes de los corresponsales).

O que "hay varios digitales que se dedican a llamar a empresas y amenazarles diciendo que si no invierten en publicidad, publicarán informaciones negativas de la empresa". --El mundo es un pañuelo: la nueva pareja de Pedrojota Ramírez es la abogada de David Jiménez en su demanda contra El Mundo--

El exdirector de El Mundo no para darnos lecciones de moral. --El 'gatillazo' de David Jiménez en lo de Risto: amenaza con denunciar a periodistas corruptos y luego no se atreve a dar nombres--

"Se cree que mea colonia", dice un veterano periodista que le conoció de becario y hoy no da crédito a las sandeces que dice en programas como el de Risto Mejide. --Lucía Méndez monta en cólera contra su exdirector David Jiménez, que le manda un recado certero: "Podría leerse el libro"--

Pero detrás de las homilías del beatífico David Jiménez se esconde un pasado que desmonta su fama de corresponsal austero y sacrificado que se pateaba Asia haciendo periodismo de calidad mientras su compañeros supuestamente se bajaban los pantalones antes las presiones del IBEX.--David Jiménez demanda a Unidad Editorial por su cese de El Mundo--

Todo esta esta patraña se desmorona al ver un capítulo de 'Madrileños por el Mundo' en Bangkok de la temporada 2014 donde una española llamada Carmen, jefa de prensa de Cartier en Tailandia, nos muestra su vida a todo tren brindando desde un restaurante "donde vienen todos los millonetis de Bangkok" a 200 euros el cubierto.

Carmen, que en la actualidad trabaja en Llorente & Cuenca, es nada menos que la mujer de David Jiménez y la vida de lujo y alto nivel de vida es la que se pegaba el corresponsal en Asia a cuenta de El Mundo.

Jiménez muestra sin reparos su piso de casi 300 metros cuadrados en un edificio de lujo, por el que el diario El Mundo abonaba un alquiler de más de 2000 euros al mes, incluyendo una niñera que cobraba el miserable salario de 150 euros al mes.

"La niñera no tiene la connotación de lujo que tiene en España", justifica su mujer.

También se puede ver a su mujer llevando a su hijos a un hospital que cuesta 1500 euros al año cuando el salario mínimo de los tailandeses es de 120 euros al mes.

El periodista que denuncia en su libro a sus compañeros por aceptar viajes a los Mundiales de Fútbol pagados por una eléctrica cazado presumiendo de su vida a cuerpo de rey en Bangkok. Lecciones de moral, las justas.

DAVID JIMÉNEZ HACE EL JUEGO A TV3: "LOS MEDIOS ESPAÑOLES NO HAN MOSTRADO UN ENTUSIASMO GRANDÍSIMO A ENTREVISTARME..."

"¿Quién habla de los periodistas? Los periodistas tenemos muy poca autocrítica", repetía David Jiménez en ‘Preguntas Frequents' de TV3, repitiendo literalmente palabra por palabra lo que ya se le había oído en Mediaset y que parece ser el slogan promocional de su publicación a pesar de los hechos (y cualquier vistazo a la hemeroteca) acreditan el periodismo como una de las profesiones menos corporativistas en las que más se han criticado unos a otros que cualquier otra.

David Jiménez que repitió muchas de las cosas que ya había contado en Mediaset sin que a nadie de TV3 pareciera importarle, aseguró que llegó a la dirección de El Mundo "centro de poder" como un paracaidista romántico.

Escuchándole parecía una vez más que todo director de periódico antes y después que él han sido todos una pandilla de vendidos al poder.

Jiménez aseguró que el Gobierno Rajoy conspiró contra él cuando comprendió que ‘sería independiente' sin citar ni una sola vez al responsable ejecutivo de los cuatro cambios: el Consejo de Administración de Unidad Editorial que preside Antonio Fernández Galiano (apodado en su libro como ‘El cardenal').

Escuchándole parece que detrás de cada despido periodístico siempre hay una conspiración: detrás del suyo está una conspiración de Rajoy, detrás del de Óscar Campillo una conspiración de Florentino Pérez.

La diferencia de Cris Puig es que intentó ser algo más periodística que Risto Mejide y logró que este hiciera algo de autocrítica, aunque quizá conocía poco lo que de verdad había publicado el periódico en el que había trabajado:

Cris Puig - "El Mundo ha dado muchas veces informaciones falsas. Se empeñó mucho en que el 11-M era obra de ETA, ha publicado las cuentas suizas de Xavier Trías cuando sabía que era mentira. Es un diario que publica mentiras".

David Jiménez - "Si uno ve la historia del periódico. Es el periódico que desvela a los GAL, Filesa, el escándalo de los Fondos Reservados, Gürtel, gran parte de los casos de corrupción del Partido Popular, también los desvela El Mundo. Tiene muchos aciertos en su trayectoria y tiene algunos errores, has nombrado algunos".

Cris Puig - "¡No rectifica!"

David Jiménez - "No rectifica y ahí en el libro se cuenta como yo considero que uno de los grandes errores del periódico es el 11-M. Sería ridículo que yo no hiciera autocrítica. La redacción se mantuvo en silencio cuando todos éramos conscientes de aquello estaba siendo un error. (...) Yo estaba en una corresponsalía a muchos kilómetros de distancia, pero no dije nada y podía haberlo dicho, porque consideraba que era un error. (...) Pero tampoco se pueden borrar los ciertos".

Al margen de que en realidad El Mundo no llegó a publicar expresamente que ETA estuviera detrás del 11-M, aunque se pudiera deducir tal intencionalidad, el momento más patético de David Jiménez fue cuando Cris Puig, fiel a sus jefes independentistas trató de fomentar la idea que tanto gusta en TV3 de ‘prensa española, manipuladora', dando a entender que ningún medio de comunicación, menos TV3, había querido dar cancha al libro de David Jiménez. Y David Jiménez, fiel en decir lo que el público de TV3 quería oír siguió el guión:

Cris Puig - "¿Se han interesado en entrevistarle medios españoles?"

David Jiménez - "De las redacciones no me están llegando ramos de flores y de los medios de comunicación... unos se han mostrado... ElDiario.es me entrevistó... TV3 me está entrevistando".

Cris Puig - "¿Y los medios españoles?"

David Jiménez - "Medios españoles... no veo un entusiasmo grandísimo en entrevistarme..."

Cris Puig - "Ya. (Ríe)... Muy bien".

La presentadora de TV3 Cris Puig tenía que saber - o si no es una ignorante, pero seguramente lo suyo es más manipulación que ignorancia - que David Jiménez estuvo en uno de los dos grandes operadores nacionales, Mediaset, promocionando su libro.

Que además de entrevistarle a él durante casi hora y media de programa, lo ha estado publicitando durante vendiendo durante ocho programas consecutivos.

¡¿Y tiene la desfachatez de decir David Jiménez que dar a entender en TV3 que ‘los medios españoles no han querido en entrevistarle?! Ya es triste que no considere española a TV3. Pero que no considere medio nacional a Mediaset y al programa de Risto Mejide ya es demasiado.

David Jiménez no hizo ninguna crítica a TV3 a pesar de que la propia presentadora le animó a que lo hiciera bajo el pobre argumento de que ‘no la veía'.

Cris Puig hizo una entrevista más amplia que la de Risto pero tampoco ella preguntó sobre por qué al ser despedido de El Mundo la redacción encabezada por Lucía Méndez, Joaquín Mansó y los demás denunciaron que durante su etapa había sido uno de los directores que había ejercido más presión contra sus redactores en defensa del poder, algo que no pasó ni con Pedrojota, ni con Casimiro Abadillo, ni con Pedro Cuartango.