Verano

¿Sabías que hace 84 años también había olas de calor en España y ‘The New York Times’ lo contaba?

¿Sabías que hace 84 años también había olas de calor en España y 'The New York Times' lo contaba?

Una ola de calor es un periodo más o menos prolongado, excesivamente cálido, que puede ser también muy húmedo, aunque ello suele ser raro, ya que el propio calor atmosférico hace que la humedad se condense formando nubes, con lo que disminuye el calor atmosférico (calor de condensación) al ser en parte absorbido por esas nubes. Precisamente, la zona ecuatorial no presenta las temperaturas más cálidas del planeta por su mayor nubosidad, que mantiene la temperatura sin grandes extremos, según wp. El término depende de la temperatura considerada «normal» en la zona, así que una misma temperatura que en un clima cálido se considera normal puede considerarse una ola de calor en una zona con un clima más atemperado.

Algunas regiones son más susceptibles a olas de calor que otras. Por ejemplo, los climas de tipo mediterráneo presentan una canícula en la que si se producen olas de calor, el período puede convertirse localmente en extremadamente cálido.

Hace 84 años también se sufrían olas de calor en España. Por aquel entonces, y sin apenas posibilidad de disponer de aire acondicionado, las altas temperaturas registradas eran recogidas incluso en la prensa internacional, como es el caso del periódico estadounidense The New York Times, que se hizo eco de los 52 grados centígrados que se alcanzaron el 23 de junio de 1935 en la ciudad de Zaragoza. Un año antes de que estallara la Guerra Civil, un breve de la prestigiosa publicación dejaba constancia por escrito de que hace 84 años en Zaragoza se llegó a los «127 grados Fahrenheid» (equivalentes a 52,7 ºC), según recoge 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Breve publicado en ‘The New York Times’ sobre la ola de calor de Zaragoza de junio de 1935./Twitter

«Muchas personas se debilitaron por el calor y la 5ª División del Ejército, que tenía su cabecera en Zaragoza, tuvo que evacuar sus cuarteles por las altas temperaturas e instalarse en un campamento a las afueras» de la capital aragonesa, según se lee en el recorte de la hemeroteca de The New Yotk Times que ha publicado un usuario de Twitter y ha recogido Heraldo de Aragón.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído