Casa Real

El rencoroso Peñafiel ‘desentierra’ a la suicidada Erika Ortiz para intentar hace daño a la Reina Letizia

El rencoroso Peñafiel 'desentierra' a la suicidada Erika Ortiz para intentar hace daño a la Reina Letizia

Fea, muy fea, la conducta de Peñafiel ante la Reina Letizia. Menos la agravante de nocturnidad, se le pueden ajustar todas, desde la reincidencia a la alevosía.

Sábado 22 de junio de 2019 en su columna de ‘El Mundo’: Jaime Peñafiel revela cómo fue el encuentro entre Letizia y el resto de royals que el lunes se encontraron en Londres, cuando Felipe VI fue nombrado nuevo caballero de la Orden de la Jarretera.

Y acaba, sin que sea posible para nosotros descubrir el nexo lógico, haciendo un retrato terrible de la reina de España, que relaciona con el suicidio de su hermana Érika, según recoge el autor original de este artículo David Germán en elnacional y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Papelón de Letizia en el castillo de Windsor. Peñafiel asegura que nadie se quiso acercar a la reina consorte española. Máxima de Holanda, que también estaba ahí, ignoró a Letizia (mínima de España, dice) por el mal trato recibido por parte de los monarcas españoles cuando hace pocas semanas viajó a la Feria de Abril de Sevilla:

«No entendía que ni la telefoneara para desearle feliz estancia».

Kate Middleton, duquesa de Cambridge, tampoco quiso saber nada de ella:

«Ignoró a Letizia lo que pudo».

Y al final la reina de España sólo se entendió con la Camilla Parker-Bowles:

«El haber sido las dos divorciadas debió unirlas».

Letizia.

¿Pero, por qué el resto de monarquías europeas no soportan a Letizia? Jaime Peñafiel tiene la respuesta:

“Nuestra consorte real parece mirar a sus colegas por encima del hombro. Le sobra encorsamiento y le falta espontaneidad. Estos dos defectos la hacen distante y antipática”.

La reina de España es altiva y arrogante y eso no gusta a las familias reales del continente.

Érika

Una actitud de quien se cree superior que también ha tenido consecuencias sobre su propia familia.

Jaime Peñafiel asegura que Letizia es una «controladora». Y cita a David Rocasolano, el primo de la reina, para hundirla definitivamente:

«nos impuso el virus del secretismo, instalándonos en la cultura del miedo. No nos permitía ni hablar».

La supuesta obsesión enfermiza de Letizia por controlarlo todo ha tenido consecuencias fatales para su entorno más inmediato.

El columnista explica la conversación entre Érika Ortiz y su primo poco antes de que ella se quitase la vida:

«La situación se está yendo de madre. Me han dejado sola, David, me siento sola».

Según el primo:

«había recibido algunas de laso típicas llamadas histéricas y controladoras de Letizia. Y Érika no había sido capaz, como siempre, de mandarla a la mierda. La relación entre las hermanas estaba ya muy deteriorada».

Felipe y Letizia, cuando eran príncipes de Asturias, asistieron a la boda de la princesa Victoria de Suecia y Daniel Westling (2010).

Érika Ortiz dejó huérfana a la pequeña Carla Vigo.

La sobrina de Letizia es ahora mayor de edad y quiere participar en ‘Supervivientes’ de Telecinco.

¿Controladora como es su tía, le permitirá participar en el reality?

NOTA.- Vale, pero desacansa un poco, Jaime Peñafiel.

 

Te puede interesar

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído