EL EX DE CIUDADANOS DA UN CONSEJO AL VICEPRESIDENTE

El disfrute de Girauta a costa de Pablo Iglesias: «Ya no habla de ‘la gente'»… y tiene un sonrojante motivo

"Volverán a rascar el sistema límbico de la gente cuando noten cojear sus sillones en el consejo de ministros"

El disfrute de Girauta a costa de Pablo Iglesias: "Ya no habla de 'la gente'"... y tiene un sonrojante motivo
Pablo Iglesias y Juan Carlos Girauta. PD

Lo mejor del artículo de Juan Carlos Girauta este 30 de julio de 2020 en el diario ABC no es a lo que se refiere este titular, que no está mal, pero lo más divertido es la anécdota que cuenta el ex de Ciudadanos sobre un consejo que le dio una vez a Pablo Iglesias:

Estábamos atrapados en el aeropuerto de Frankfurt, volviendo de Estrasburgo, con varias horas por delante, y le dije: «No te fíes de Ada Colau. Tarde o temprano querrá tu puesto».

No es que se haya cumplido con exactitud el pronóstico de Girauta que él mismo saca a colación, pero resulta gracioso que le aconsejara aquello antaño.

En su artículo en ABC titulado ‘La gente’ nos quedamos, sin embargo, con esa parte en la que el ex mano derecha de Albert Rivera tiene muchísima razón. Podemos ya no habla de la gente y además tienen un motivo de muchísimo peso:

Cierto es que Podemos habla cada vez menos de «la gente», quizá porque un prurito, un pudor ha rozado a los que ahora sufren la servidumbre de ser protegidos por diez, veinte o treinta guardias civiles, según el calor. Pero no es menos cierto que el abandono paulatino del comodín «la gente» corre en la misma dirección que la sangría de votos de Podemos. Entiendo que es un callejón sin salida.

“’La gente’ es un artefacto peligroso” explica Girauta, que advierte que ahora mismo los líderes de Podemos no van a volver a utilizar en el corto plazo ese concepto:

Volverán a rascar el sistema límbico de la gente cuando noten cojear sus sillones en el consejo de ministros.

El nuevo consejo que aprovecha en su columna Girauta para darle al líder de Podemos es, por tanto, que evite a Perón, precisamente por aquello de querer apoderarse de lo que dice/quiere ‘la gente’:

Evita a Perón, vice. Burla a la fuerza que te empuja del campo neo bolivariano al vecino erial neo peronista. El rasgo definitorio de los peronistas lo dio Borges: «Son incorregibles». En realidad el peronismo es un estilo de autocracia. Lo ha filtrado el largo tiempo para que se adecúe a todos los tipos del espectro político, de la extrema izquierda a la extrema derecha. El destilado característico viene más de Eva que de Juan Domingo, y está en ese fundirse con la gente, en ese ser la gente, ese apelarla y encarnarla que, de modo inevitable, produce líderes con trazas de santidad pagana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído