LA COLUMNISTA DE ABC CONTRA EL VICEPRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Isabel San Sebastián aniquila a Aguado por su puñalada a Ayuso: ciego o traidor

"Únicamente una intención traidora o una ceguera incompatible con el cargo que ocupa puede explicar su apoyo expreso a la imposición gubernamental"

Isabel San Sebastián aniquila a Aguado por su puñalada a Ayuso: ciego o traidor
Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso bajo la mirada de Isabel San Sebastián. PD

Nunca fue ningún secreto que Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, presidenta y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, no congeniaban especialmente, pero estos asuntos se disimulan mejor cuando las cosas van bien.

Y no es el caso de España, y mucho menos de la región de Madrid, de modo que las diferencias y discrepancias entre la del PP y el de Ciudadanos no han tardado en aflorar.

En la primera semana de octubre de 2020, con el nuevo confinamiento impuesto a Madrid desde el Gobierno de la Nación, las tensiones se desataron y las diferencias se hicieron públicas y notorias. Por Twitter, por televisión, por prensa, Ignacio Aguado aseguró no estar alineado con Ayuso en cuanto a lo de recurrir a los tribunales las restricciones del Gobierno de Sánchez a Madrid.

Además, una moción de censura de la izquierda ofrecida al propio Aguado para quitar a Ayuso siempre ha sobrevolado el arco político de la Asamblea de Madrid, por lo que parece humano que sea algo muy a tener en cuenta por el político.

Entretanto, lo que sí ha conseguido Aguado al tiempo que la izquierda le hace ojitos, es el desprecio profundo de la derecha. Para muestra, Isabel San Sebastián:

Este 5 de octubre de 2020, la periodista escribe en ABC una columna que si bien no focaliza en el de Ciudadanos, deja para él un palo que liquidaría a cualquiera:

La jugada es tan sucia y tan burda a la vez que únicamente una intención traidora o una ceguera incompatible con el cargo que ocupa puede explicar el apoyo expreso que el vicepresidente de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha prestado a la imposición gubernamental. Digo bien imposición, «manu militari», muy alejada del discurso buenista y «dialogante» invocado en público por el filósofo socialista en cuyas manos descansa no solo nuestra sanidad, sino nuestro sustento, amenazado de muerte por su decreto de cierre.

San Sebastián, además, se abalanza contra el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias:

Les preocupa infinitamente más matar a la Comunidad de Madrid que preservar el bienestar de sus gobernados, por razones que van desde la utilización de la capital como burladero tras el cual ocultar su clamoroso fracaso en la gestión de la pandemia, hasta la determinación de hundir la economía de la región con el fin de impedir a la derecha presentarla como modelo del éxito que se deriva de aplicar políticas liberales.

 

[…] La misma izquierda enardecida que acusaba a Isabel Díaz Ayuso de castigar a los barrios más pobres, ignorando sus tasas desbocadas de contagios, aplaude hoy el castigo de Illa a toda la comunidad, basado en el mismo argumento pero motivos mucho más endebles. Ni siquiera se molestan en disimular. Les puede el odio de clase, el afán de liquidar la prosperidad de una región, la más solidaria de España, que crea riqueza y empleo bajando los impuestos mientras otras se hunden en una crisis perenne aplicando la receta contraria. Buscan arruinar a la clase media emprendedora, culpable de no votarles, en su afán de crear un sustrato de parados dependientes de esa limosna a la que llaman «renta mínima vital», caladero inagotable de voto cautivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído