AVIACIÓN DIGITAL

El presidente de La Razón utiliza su periódico para intentar amedrentar a un comandante de Air Nostrum

Tras negarse a pasar los controles de PCR obligatorios en su viaje a Suiza

El presidente de La Razón utiliza su periódico para intentar amedrentar a un comandante de Air Nostrum

El presidente del diario La Razón y adjunto a la presidencia de Atresmedia Corporación, Mauricio Casals, junto con otro pasajero, fueron los protagonistas de un incidente cuando se dirigían a Zurich desde el aeropuerto de Madrid al negarse a pasar los controles de PCR obligatorios en los viajes al país helvético.

Casals se encontraba en la puerta del avión dentro del autobús de asistencia para personas con movilidad reducida (Ambulift), ya que se desplazaba con muletas debido a una lesión en la pierna y que por protocolo del aeropuerto se le facilita una silla de ruedas para su mayor comodidad.

Según denuncia el sindicato de pilotos SEPLA en su nota de prensa, cuando el comandante autorizó el embarque de estos pasajeros al avión, el Ambulift había vuelto a la puerta de embarque para realizar los controles documentales de PCR, ya que no se les había realizado en un primer momento.

Casals y el otro pasajero se negaron en un principio a realizar estos controles obligatorios, forzando al conductor del vehículo de movilidad reducida a regresar al avión y exigieron hablar con el comandante, negándose la tripulación, ya que se encontraban realizando las tareas previas antes del despacho de vuelo y que según los protocolos de seguridad de las compañías aéreas, se debe restringir la entrada a la cabina sólo para lo absolutamente necesario con objeto de evitar errores en la preparación del vuelo.

La discusión entre estos pasajeros conflictivos y los empleados de tierra, (algo que cada vez es más frecuente obligando a países como EEUU el endurecimiento de las sanciones como medida disuasoria), empezó a subir de tono hasta que finalmente Casals se dio cuenta que, a pesar de ser el Presidente de un medio de comunicación tenía que acceder a pasar los controles PCR, como todo los pasajeros, si no quería perder el vuelo.

Pero los cálculos no le salieron bien a Casals, ya que la tripulación del avión siguió en marcha con la preparación del vuelo y la puesta en marcha de los motores, siendo ajenos a lo que estaba ocurriendo. Cuando quisieron volver a embarcar ya era demasiado tarde, el avión tenia los motores en marcha y por protocolos de seguridad aérea no es posible volver a embarcar por lo que finalmente perdieron el vuelo.

La respuesta de La Razón

La respuesta de La Razón, a instancias presuntamente de su presidente, no se hizo esperar. El mismo día publicaba nada más y nada menos que un editorial y un artículo con su particular visión de los hechos, acusando a la compañía de “desprecio a los derechos de las personas con movilidad reducida” y de “vil añagaza”…sin mencionar que el protagonista de esta historia no era otro que su presidente.

En el artículo, a parte de desvirtuar los acontecimientos, oculta de manera intencionada a uno de los protagonistas, el Presidente del periódico para el que trabaja, aspecto que nuestro medio ha podido confirmar con el Gabinete de Prensa del sindicato Sepla.

“Iberia discrimina a dos pasajeros en silla de ruedas” así titulaba el autor del artículo para llamar la atención, pero se le olvida mencionar que su presidente, imputado por la Audiencia Nacional en una de las líneas de investigación abiertas en el caso Villarejo, utilizó el servicio de asistencia a pesar de poder andar con muletas, y que, por protocolo, siempre se ofrece este servicio para evitar las incomodidades de las esperas en la puerta de embarque a las personas con movilidad reducida, como era su caso.

La respuesta de Air Nostrum

Según menciona el diario La Razón buscando el amedrentamiento del Comandante de la compañía, en la que lleva trabajando para ella 22 años, “Air Nostrum también lamentaron «enormemente» el incidente y admitieron que los pasajeros tenían la documentación en regla y que no fueron embarcadas por un problema de descoordinación de Aena y su tripulación. La compañía ha asegurado que hará una investigación interna «para esclarecer los hechos» y adoptar «contundentes medidas disciplinarias» si fuera el caso”.

A pesar de que Air Nostrum contó con varios reportes de sus propios empleados que corroboraban la misma versión de la tripulación, decidió desprogramar al Comandante sucumbiendo a las presiones mediáticas, a pesar de la poca consistencia de la información publicada.

AVIACIÓN DIGITAL

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído