Pronostica un terremoto en el sector del periodismo mientras se acerquen las elecciones generales

Víctor de la Serna advierte de una avalancha de despidos ‘al estilo’ Arcadi Espada

El periodista considera que la decisión de Onda Cero de echar a su colaborador por publicar un artículo contra Antonio García-Ferreras es solo la punta del iceberg

Víctor de la Serna y Arcadi Espada
Víctor de la Serna y Arcadi Espada PD

El sorpresivo despido de Arcadi Espada es solo la punta del iceberg.

Así lo considera Víctor de la Serna en su artículo de opinión ‘Elecciones: Se abre la veda del periodista independiente’ publicada en ‘El Mundo’, donde considera que la ‘cacería’ a comunicadores crecerá mientras se acercan las elecciones de 2023.

Por lo que pronostica que durante los próximos meses “van a llover por un lado los millones propagandísticos y por otra los bulos sobre el rival, rival que en este caso se encontrará muchas veces en el mismo lado izquierdo del espectro ideológico”. Sin embargo, no serán lo único, ya que se sumarán “de paso, despidos de tronío como el de Arcadi”.

De la Serna incluso va un paso más adelante y se adentra en la guerra fratricida que hay entre Podemos y Antonio García-Ferreras:

“La semana pasada glosábamos aquí el ataque furioso de Pablo Iglesias y Podemos contra Ferreras, su más firme baluarte televisivo a costa de una falsedad emitida hace seis años, que dicen que les costó la derrota electoral. Curioso: otra bestia negra –de izquierdas, claro– del mundo podemita, Lucía Etxebarría, a la que han dedicado cientos de bulos (y unas cuantas acusaciones de plagio bien fundadas), haya recordado en The Objective una cronología conocida pero que Iglesias ha olvidado o desdeña: en 2015, Podemos tiene 69 diputados; el 6 de mayo de 2016 Ferreras difunde la falsa cuenta de Iglesias en Granadinas; el 26 de junio, en las elecciones generales, Podemos sube a 71 diputados; en mayo de 2018 se publica la compra del chalet de Galapagar; en enero de 2019, Íñigo Errejón anuncia que se pasa a Manuela Carmena; el 28 de abril de ese año, nuevas elecciones y Podemos se hunde, 33 diputados. No se puede atribuir a las Granadinas, seamos serios”.

Ante el escenario actual y las duras previsiones para el periodismo independiente durante los próximos meses, el periodista lanza una dura pregunta: “¿Alguien va a defender la independencia de los verdaderos periodistas profesionales, o todos seremos fagocitados? Sin información y opinión independientes mueren las democracias, y en eso estamos”.

El despido de Arcadi

La emisora del grupo Atresmedia decidió prescindir de golpe de su colaborador Arcadi Espada. Para el periodista, el motivo de la inesperada decisión es obvia: defender la retaguardia del presentador de laSexta, a quien criticó con fuerza en una columna en su blog de ‘El Mundo’.

“Ayer, a las 14.38, una semana después de que publicara en el periódico la columna ‘Un burdo rumor’, llamó Julián Cabrera, director de Informativos de Onda Cero, para anunciarme que la empresa ‘daba por acabada’ nuestra relación laboral», inicia Espada su relato.

A lo que agregó: “La conversación duró dos minutos exactos. Esa relación laboral era doble: activa en la tertulia del programa Más de uno, de Carlos Alsina, y potencial en el programa La Brújula, que a partir de septiembre dirigirá Rafa Latorre. Apenas hace diez días le había dado el visto bueno a la propuesta económica que me había hecho llegar el propio Cabrera”.

“Latorre y yo habíamos ideado un espacio diario que iba a llamarse La boa vida, porque la sintonía del programa era la insurgente chacona de Perrate; y también por el carácter de reptil que la vida adopta tantas veces”, sentencia.

Al parecer, en Atresmedia no gustaron nada las palabras contra Ferreras, a quien atacó por su forma de ejercer el periodismo y por hacerse eco de una ‘fake news’, a sabiendas de que parecía muy burda. «El procedimiento principal con el que se expanden las falsedades», señalaba Espada.

En su publicación, el periodista golpeaba con fuerza a Ferreras al indicar: «Pretender, como nuestro locutor pretende, que la comparecencia de Iglesias le confiera neutralidad (newtralidad, sí, toda —aludiendo a la empresa de la mujer de Ferreras, Ana Pastor—) es una prueba más del extravío moral y profesional del periodismo corriente. Pero no hay que perder la esperanza. Nuestro locutor ha dicho, con gran pompa, que ha aprendido la lección y que nunca más dará crédito a un burdo rumor».

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído