HORAS ANTES DE CRISTALIZARSE EL ACUERDO CON ERC, FÉLIX BOLAÑOS APURÓ HASTA EL MÁXIMO PARA QUE FEIJÓO FIRMASE LA RENOVACIÓN DEL CGPJ

Salen a la luz los ‘whatsapp’ del Gobierno Sánchez al PP negando la derogación de la sedición

El presidente del Gobierno confirmó el 10-N en laSexta lo que todos temían, una nueva y generosa dádiva a los golpistas

Esteban González Pons, Alberto Núñez Feijóo y Félix Bolaños.
Esteban González Pons, Alberto Núñez Feijóo y Félix Bolaños.

Es un clásico que siempre se cumple.

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

Y en el caso del Gobierno Sánchez la competición por ver quiénes sueltan más trolas por minuto está más que apretada.

De hecho, tal es la mofa respecto a la constante falta a la verdad del gabinete socialcomunista que se dice que el presidente y sus ministros no son capaces ni de ser sinceros con sus respectivos médicos.

Lo que saca a la luz este 13 de noviembre de 2022 el diario El Mundo es una prueba más de que con este Ejecutivo que lleva instalado en Moncloa desde la moción de censura de finales de mayo de 2018 no se puede acordar nada.

Ni tan siquiera para ir a buscar billetes de 500 euros.

Lo fundamental de todo es que quienes intentaron poner a caer de un burro a Alberto Núñez Feijóo por romper las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial se tienen que callar ahora como puertas.

El Gobierno Sánchez jugó, como los mejores tahúres, con dos barajas. Al PP le hizo creer hasta extremos insospechados que jamás estaría sobre la mesa el retoque a la baja o la derogación del delito de sedición.

Pero por debajo ocultaba que ya tenía un acuerdo apalabrado con sus socios independentistas de ERC para hacer justo todo lo contrario.

Tan de farol iba el Gobierno sanchista con el PP que la persona designada para negociar con la formación de Génova 13, Félix Bolaños, tuvo el estómago suficiente como para, solo unas horas antes de confirmarse los peores temores de Alberto Núñez Feijóo, ser capaz de mandar unos mensajes por ‘whatsapp’ en los que negó la mayor sobre las intenciones de favorecer penalmente a los golpistas catalanes.

El 26 de octubre de 2022, ya terminando la jornada, el ministro de Presidencia aseguraba a Esteban González Pons en esa red de mensajería instantánea lo siguiente:

No hay nada de la sedición.

En el seno del PP ya se estaba con la mosca detrás de la oreja, máxime cuando la propia María Jesús Montero, la titular de Hacienda, había dicho en el pleno donde se debatían las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado que se consideraría la petición de ERC sobre la rebaja de las penas por delitos de sedición.

Y más aún viendo el enfoque que todos los medios de comunicación le daban al asunto.

Pese a la evidencia, Bolaños siguió erre que erre:

Son noticias de periodismo de autor, mentiras

Incluso, cuando desde el PP se le envía un mensaje con una noticia enlazada en la que se daba por hecho el acuerdo entre Sánchez y los independentistas, el titular de Presidencia tuvo el cuajo de soltar esto:

Y una no noticia, no hay nada de la sedición.

Por si quedaba alguna duda de las malas artes del Ejecutivo socialcomunista, el presidente se encargó de eliminarlas todas en la infame entrevista en laSexta donde anunció a Antonio García Ferreras lo que todos se temían, su nueva y generosa dádiva a los golpistas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído