La revista 'Interviú' lanza un número especial

Las fotos secretas de Franco ven la luz en el 37 aniversario de su muerte

Varias decenas de rollos de negativos de película estaban olvidados en dependencias del Palacio de El Pardo

La revista Interviú ofrece esta semana, 37 años después de la muerte del dictador, un número doble con 100 fotos del álbum oculto de Francisco Franco, que habían permanecido inéditas hasta ahora.

Se trata de imágenes tomadas por su fotógrafo personal en los años 40 y principios de los 50. Juan José Millás, Juan Pablo Fusi y Luis Suárez, hacen su particular semblanza de Franco a partir de este material inédito.

Uno o dos fotógrafos acompañaban permanentemente al ‘Caudillo‘ en sus actividades diarias. Aunque que no era demasiado deportista, practicó públicamente el golf. No se sabía nada de sus intentos con el tenis.

Una serie completa de fotografías le muestran jugando con un profesor en una pista que ordenó que le construyeran en un costado del mismo Palacio de El Pardo.

Lo que muestran fotografías es un Franco entregado a la caza y la pesca, sus aficiones favoritas. El Caudillo cazaba casi por todos los puntos de la geografía española.

Una serie de fotos lo muestra en el Circo de Gredos, una espectacular formación geológica, con decenas de cabras hispánicas abatidas.

La expedición es enorme, con muchos compañeros de rifle, ayudantes de todo tipo y caballos. Para la ocasión Franco se colocó el salacot que se hizo célebre en alguna foto de la Guerra Civil.

De pesca

En una jornada de pesca, a la que acudió su mujer, Carmen Polo, los servicios de su Casa le montaron una tienda de campaña atendida por criados con librea para que Franco y sus acompañantes tomaran un refrigerio.

Las 68 páginas de especial de Interviú hacen un completo recorrido por este álbum oculto hasta ahora, en el que también hay imágenes inéditas del dictador con sus compañeros de armas y en visitas oficiales, fuertemente custodiado.

También algunas estampas familiares, tanto en El Pardo como en el pazo de Meirás en las que aparecen algunos de sus nietos, entre ellos Francis Franco y Carmen Martínez Bordiú.

Varias decenas de rollos de negativos de película estaban olvidados en dependencias del Palacio de El Pardo, donde tuviera su residencia Francisco Franco.

Muchas son de la marca Afga, fabricadas en Berlín, con fecha de caducidad impresa de septiembre de 1941. Sin embargo, dada la escasez de la época, los fotógrafos usaron la película caducada en los años siguientes.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido