Fueron diseñados para que los usuarios no asociasen las marcas al sitio web

El creador de los pesadísimos anuncios ‘pop-up’ en Internet pide disculpas por inventarlos

Han terminado siendo una de las características más odiosas de las páginas

Los anuncios emergentes han conseguido estar entre las cinco cosas más odiadas en el mundo digital.

Ahora, el hombre que los inventó a mediados de los años 90 ha pedido disculpas por haberlos inventado.

Ethan Zuckerman, director del Centro de Medios Cívicos en el MIT, dice que él no sabía lo que estaba trayendo al mundo cuando escribió el código para el primer anuncio pop-up hace más de dos décadas, mientras trabajaba para Tripod.com.

Esto es lo que ha escrito en un ensayo en The Atlantic: «Al fin y acabo, el modelo de negocio que nos financiaba era la publicidad.

El modelo que nos adquirió se dedicaba a analizar páginas personales de usuarios, de modo que nosotros podíamos orientar mejor los anuncios hacia ellos.

Por el camino terminamos creando una de las herramientas más odiadas entre todas las que utiliza el anunciante: el anuncio pop-up». 

«Era una manera de asociar un anuncio con la página de un usuario sin ponerlo directamente en la página, algo que, implicaría una asociación entre su marca y el contenido de la página.

En concreto, se nos ocurrió la idea cuando una importante empresa automovilística entró en pánico al creer que había comprado un banner en una página que ofrecía sexo anal. Yo escribí el código para que se abriera la ventana del anuncio en la página. Lo siento. Nuestras intenciones eran buenas.»

El ensayo completo -publicado en The Atlantic- argumenta acerca de cómo la Web tiene que abandonar el modelo de negocio basado en la publicidad de una vez por todas.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído