El grueso de las concesiones se dio en 2012

Cuatro años de ‘cuñadismo’: El de Artur Mas adjudicó unos 450 millones a empresas de familiares desde 2010

En todos los casos, las firmas incluían en plantilla a Juan Antonio Rakosnik, cuñado de Mas, o Elena Menéndez Rakosnik, sobrina del líder catalán

Quien tiene un amigo tiene un tesoro. Lo dice el refrán, aunque el verdadero tesoro es tener un familiar en política.

Eso es lo que parece ocurrir actualmente: las empresas que emplean a familiares de la alta elite política van viento en popa y reciben adjudicaciones públicas de modo, muchas veces, tremendamente sorprendente, por decirlo amablemente.

Esta situación tiene un fiel reflejo en la realidad catalana: las empresas que contrataron como altos directivos a familiares directos del presidente catalán, Artur Mas, han recibido un maná del cielo en forma de cientos de millones de euros de fondos públicos durante los últimos cuatro años.

Así de simple y así de escandaloso: en total, casi 440 millones de euros adjudicados por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), el organismo público de la Generalitat que controla todo el sector.

Si tenemos en cuenta algunos contratos del año 2010 (aunque en ocasiones formalizados al año siguiente) tanto de empresas individuales como en concurrencia dentro de una UTE (unión temporal de empresas), el monto se eleva a prácticamente 450 millones de euros.

En concreto, 449.860.671,16 euros. Si nos atenemos a los contratos estrictamente adjudicados con posterioridad al 1 de enero del 2011, la cifra llega a los 440.414.520 euros.
El grueso de las adjudicaciones llegó en el año 2012, con Artur Mas ejerciendo de president y a punto de romper con el PP.

Sólo unos días antes de visitar al presidente en la Moncloa, donde Mas llegó con la petición de un concierto fiscal para Cataluña, la Generalitat adjudicó más de 250 millones de euros en contratos a empresas donde figuraban Juan Antonio Rakosnik, cuñado de Mas, y Elena Menéndez Rakosnik, sobrina del mandatario.

Poco después de romper peras con Rajoy, y mientras convocaba elecciones anticipadas, Mas volvía a adjudicar otros 179 millones de euros a la empresa donde figura su cuñado.

Los primeros cuatro contratos fueron concedidos en una fecha tan poco propicia como el 10 de agosto, cuando la inmensa mayoría de ciudadanos disfrutan de sus vacaciones veraniegas y toda actividad administrativa queda reducida a mínimos.

Pinche aquí para leer el documento.En el caso de Cataluña no fue así: un grupo de funcionarios trabajaba denodadamente en pleno mes de agosto para repartir un trozo del pastel del dinero público destinado al área de las telecomunicaciones.

En realidad, el expediente de adjudicación se había iniciado el 16 de noviembre del 2011, pero no se tomó ninguna determinación hasta el periodo vacacional del año siguiente.

El contrato LT2B por un total de 125.904.706,72 euros se concedió a una UTE en la que figuraban Fujitsu Technology Solutions, Canon España SA, BPO SA y Microsistemes SA.

El mismo día 10 de agosto, se firmaba otra acta con más adjudicaciones. La UTE Itteria se hacía con dos suculentos contratos.

El primero le reportaría 25.911.912,33 euros y el segundo otros 50.340.568,51. En esta unión temporal de empresas se encuadraban las compañías Seidor SA, Seidor Consulting SA, SBS Seidor SA, Aventia y Com 2002. Las tres primeras pertenecían al grupo que había fichado al cuñado del president.

Desaparición de datos en internet

De esas adjudicaciones, tanto Microsistemes como Seidor forman parte del mismo grupo, que a finales del 2009 fichó como directivo a Juan Antonio Rakosnik.

Por aquella época ya se vislumbraba la debacle del tripartito y la conquista del poder por CiU, con Artur Mas al frente. Rakosnik ya había sido fichado por el último Gobierno de Jordi Pujol, cuando Mas era conseller en cap (consejero jefe).

Fue nombrado coordinador informático en Agricultura, pero representando a un organismo público.
Que algo hay que ocultar parece evidente, toda vez que en los últimos tiempos Juan Antonio Rakosnik cambió sustancialmente su perfil de LinkedIn y borró todas las huellas de su currículum histórico.

Su nuevo perfil le identifica sólo como «consultor» de Seidor desde el 2008. También le reconoce una experiencia como delegado de Altran de 2001 a 2002. Nada más.

Las adjudicaciones

Según El Confidencial, el grueso de estas concesiones que ascienden a449.860.671,16 euros por parte del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) en contratos a empresas individuales o englobadas en una UTE (unión temporal de empresas).

En todos los casos, las firmas incluían en plantilla aJuan Antonio Rakosnik, cuñado de Mas, o Elena Menéndez Rakosnik, sobrina del líder catalán.

Disecciona el medio el grueso de las concesiones, en el año 2012, cuando la Generalitat adjudicó más de 250 millones de euros en contratos a empresas donde trabajaban ambos familiares del president.

Poco después, Mas volvía a adjudicar otros 179 millones de euros a la empresa donde figura su cuñado.

Según El Confidencial, los primeros contratos se firmaron el 10 de agosto de 2012, por un período de concesión de 8 años:

El contrato LT2B por un total de 125.904.706,72 euros se concedió a una UTE en la que figuraban Fujitsu Technology Solutions, Canon España SA, BPO SA y Microsistemes SA. La última, con Juan Antonio Rakosnik en su equipo.

El mismo día 10 de agosto, se firmaba otra acta con más adjudicaciones. La UTEItteria se hacía con dos contratos por valor de 25.911.912,33 euros, el primero, y el segundo por 50.340.568,51. En esta unión temporal de empresas se encuadraban las compañías Seidor SA, Seidor Consulting SA, SBS Seidor SA, Aventia y Com 2002. Las tres primeras pertenecían al grupo que había fichado al cuñado del president.

También en agosto de 2012, otro lote, por valor de 52.771.881,19 euros fue a parar a otra UTE, formada sólo por HP Española SA y por VASS Consultoría de Sistemas SL. Elabora el diario esta información y se pregunta por qué una empresa como HP se asociaría con otra que nunca ha gozado de peso específico en el sector de las telecos: la gerente de VASS era Eugenia Menéndez Rakosnik, la sobrina de Mas, nombrada directora en Cataluña dos meses más tarde.

Por último, el 5 de octubre de ese año, la Administración catalana llevó a cabo otras dos concesiones millonarias: uno de los contratos, de 158.495.308,68 euros, iba a parar a otra UTE formalizada por IBM Global Services España SA, Ingeniería de Software Avanzado SA y Seidor SA; el segundo se otorgó también a la misma UTE y es recogido en otra acta aparte por valor de 21.743.700 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído