El concurso de licencias de FM borraría del espacio radioeléctrico a la emisora tinerfeña

El cierre de Radio El Día, un capricho del paulinato

Las editoriales contra Paulino Rivero han provocado esta venganza contra el editor del Grupo El Día

El cierre de Radio El Día, un capricho del paulinato
José Rodríguez y Paulino Rivero.

Quieren cerrar Radio El Día, como muchas otras emisoras que no son afines al régimen del paulinato. Sí, resulta curioso que no se le haya concedido la licencia a la emisora de la avenida de Buenos Aires, máxime cuando todos sabemos que si había una determinada inclinación política, esa era la de Coalición Canaria, pero tampoco uno es extraño y conoce perfectamente que las motivaciones que se han seguido con respecto a este altavoz del Grupo El Día son muy distintas. Las pornográficas editoriales del rotativo, poniendo a caldo pota a Rivero y los diputados que CC tiene en Madrid, Oramas y Perestelo, han motivado que se busque una forma nada sutil de ahogar económicamente a la radio y, posteriormente, al resto del esqueleto mediático hasta conseguir su muerte por inanición publicitaria.

Evidentemente, puedo decir mucho sobre los xenófobos editoriales redactados o encargados por Don Pepito, los insultos constantes a los peninsulares (por mucha distinción que él tratase de vender haciendo distinción entre ésos y los godos), las acometidas contra Gran Canaria, los exabruptos contra Rivero cuando no se hacía la santa voluntad del editor de El Día o las amenazas de sacar los trapos sucios. Sin embargo, con todo eso, y habiendo sido un colaborador de ese medio que fui echado por la puerta de atrás (lógico por otra parte porque en Periodista Digital no he dejado de meter caña con esos escritos vomitivos), reconozco que es toda una injusticia el tema de acabar con la emisora porque los compañeros que allí trabajan, los pocos que quedan, comenzando por Pepe Moreno, no tienen culpa de que alguien escriba esos indigestos panfletos sabanarios.

Entiendo que la Justicia tenía que haber sido (y en realidad tiene que ser) la vía para frenar y erradicar esos escritos, pero nada de culpa tienen los abnegados empleados de esta radio que intentan salir día a día al aire con la mayor profesionalidad. Pero esto a Rivero le da lo mismo. Su criterio es exclusivamente acabar con todas aquellas plataformas que no le bailan el agua, que se muestran críticas con él o le masacran diariamente por no pedir la independencia para Canarias.

No comprendo ni comprenderé jamás que los políticos mangoneen en los medios de comunicación y que decidan de esa manera sobre dónde se pone la publicidad institucional y dónde no o si este medio lo cierro porque, lisa y llanamente, no comulga con la manera de pensar o de actual del burócrata en cuestión. Por eso, ni Radio El Día, ni Pulso Radio, ni Radio Isla y así un largo etcétera merecen ser cerradas sólo porque al pequeño hombre de El Sauzal se le haya metido entre ceja y ceja que él es una persona a la que no se le puede decir ni media en su contra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído