La hija del Baltasar Garzón publicita su libro en los programas de Francino, Juan Ramón Lucas y Luis del Olmo

María Garzón: «Creo en la justicia pero en la que impartía mi padre»

"Mi madre me ha dado la enhorabuena del libro, y me dijo que yo había sido muy valiente"

María Garzón: "Creo en la justicia pero en la que impartía mi padre"
María Garzón Efe

María Garzón, ha participado en varios programas radiofónicos para publicitar el libro que ha escrito sobre su padre, el ex juez Baltasar Garzón, con el título de ‘Suprema Injusticia’.

SELECCIÓN DE PROGRAMAS «AMIGOS»

De momento, María Garzón, se ha limitado a ir a programas de radio «amigos». El día 12 estuvo en el programa ‘Hoy por Hoy’ de Carles Francino en la SER que, naturalmente, debía ser el primero teniendo en cuenta que PRISA fue el grupo de comunicación que ejercicio de una manera más pasional la defensa del magistrado hasta el punto de definir a Garzón como «juez de la democracia». Un tertuliano de la SER, Carlos Carnicero, osó criticar aquel titular. En la actualidad ya no trabaja en la citada emisora.

María Garzón también pasó el día 13 de junio por ‘En Días como Hoy’ el programa que ex locutor de la SER Juan Ramón Lucas presenta en Radio Nacional (que una extrema crueldad con Garzón no tuvo). Lucas la presentó como «Una mujer trabajadora, poco amiga de los focos».

Después de su entrevista en RNE, pasó por el programa ‘Protagonistas’ que realiza en ABC.Radio Luis del Olmo, que presume de ser amigo personal de Garzón.

ESCRIBIR SOBRE UN PADRE ¿HOMENAJE O NEGOCIO?

El hecho de que María Garzón haya evitado pasar por los programas donde se ha criticado a su padre, ha evitado que se planteen las cuesitones que más la podían molestar, entre ellas el debate sobre si el libro pretende ser un homenaje o además un negocio.

Es algo habitual que hijos quieran escribir libros de homenaje a padres, en especial si han sido víctimas de campañas (como lo fue Garzón), pero se suele esperar a que estos ya no estén en el mundo de los vivos, porque si no se espera que sean ellos los que escriban su propia desquite.

Hubo un precedente similar en el caso del libro sobre el juez Gómez Bermúdez, «La Soledad del juzgador» que publicó su esposa Elisa Bení, pocos meses después de la sentencia del 11-M. Entonces ya se acusó a la esposa de pretender hacer negocio a base de la popularidad de su marido. Sin embargo Beni tenía la ventaja sobre María Garzón de que ella era periodista, mientras que a María Garzón no se la conoce una trayectoria en el mundo de las letras. Es decir, que el único acicate del libro es su apellido (que no es poco, puesto que será un testimonio cercano al magistrado).

¿HA CONTRASTADO EL LIBRO?

En todas las entrevistas, María Garzón reconocía que lanzaba duros ataques a otros jueces y magistrados españoles. Es de presumir que se estará refiriendo a figuras como Luciano Varela o Margarita Robles. La pregunta es… ¿ha intentando María Garzón contrastar con alguno de estos los hechos narrados? ¿Ha investigado la trayectoria de estas figuras judiciales al respecto? En las entrevistas no ofrecía muchas esperanzas a ese respecto:

«Son cosas que me ha contado mi padre»

¡Ah! Pues así como muy periodístico no era. Si se trataba de dar una tribuna de desquite de un juez condenado, entonces Baltasar Garzón está haciendo exactamente que su ex amigo Javier Gómez de Liaño cuando fue condenado en su libro ‘Desde el banquillo’, sólo que al menos Gómez de Liaño sí que firmó su libro él mismo para hacer su desquite y no lo hizo a través de una de sus hijos.

¿LIBRO CORREA DE TRANSMISIÓN DEL JUEZ GARZÓN?

No faltarán las acusaciones de que el libro ha sido maquinado por el propio Baltasar Garzón, si es que en él se recogen las valoraciones del magistrado contra sus enemigos jueces.

Pero no tiene por qué ser así, María Garzón podría haber escrito el libro a espaldas de su padre, como hija que hace su vida totalmente independiente de su progenitor. Por eso era interesante en las entrevistas saber como de estrecha actualmente su vinculación con Baltasar Garzón, las entrevistas fueron muy útiles a ese respecto:

Luis del Olmo– ¿Consultaste con tu padre para escribir este libro?

María Garzón- Sí se lo consulté, me dijo que si yo era consciente de las posibles críticas y yo le dije que sí, que era consciente. (…) Yo hablo con él practicamente todos los días, ahora le estoy ayudando con el tema de su agenda personal, porque no tiene a nadie más a su lado. Pues bueno… en el trabajo ¿no? Estoy yo ayudándole, le llevo su agenda personal.

Luis del Olmo– ¿Le llevas su agenda personal?

María Garzón– Sí, lo que él no puede abarcar.

Luis del Olmo– ¿Qué tenía en su agenda para hoy?

María Garzón- Hoy no tenía nada más específico que su propio trabajo ahí. Cuando él tiene que dar alguna conferencia…

«SE HA VULNERADO EL DERECHO A UN JUICIO JUSTO»

En Radio Nacional, María Garzón protestó de que su padre no había tenido un juicio justo. Asunto peligroso el de una licenciada en publicidad meterse en una discusión judicial de ese calibre, sin una buena asesoría legal. Si su análisis procede de una buena asesoría por parte de un abogado, quizá hubiera sido más correcto que fuera la abogada la que firmara el libro, o el capítulo en el que explique esa parte. 

Pero si María Garzón considera que los magistrados cometieron una decisión injusta a sabiendas de que lo era les está acusando de prevaricación, precisamente la autora de un libro en el que pretende defender que no se manche el honor de los jueces. Lo que abre posibilidades de que la tachen de incoherencias. Lo importante en este aspecto en saber lo que entiende ella por un juicio justo.

«CREO EN LA JUSTICIA QUE IMPARTÍA MI PADRE, NO EN LA QUE SE HA IMPARTIDO CONTRA ÉL»

La visión de María Garzón sobre la justicia quedó muy clara en la primera pregunta que le respondió a Luis del Olmo.

Luis del Olmo– ¿Crees en la justicia?

María Garzón– Creo en la justicia que impartía mi padre, que imparten muchos jueces, pero no en la justicia que se ha impartido con él.

Menos mal que dejó claro que la impartían «muchos» jueces, o podría dar a entender que sólo cree en la justicia cuando quien la imparte es su progenitor.

«NO CREO EN EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, RESPONDE A CUOTAS PARTIDISTAS»

María Garzón explicó a Juan Ramón Lucas que no creía en el Tribunal Constitucional y no le parecía parcial porque respondía «a cuotas partidistas».

Es una frase que Baltasar Garzón, siendo juez, no podría decir, pero que sí puede dejar caer a través de su hija. Es decir, presuponer que todos los magistrados del Tribunal Constitucional son meros delegados de los partidos políticos (¿también lo eran Manuel García Pelayo o Tomás y Valiente?). Por pronto ninguno de los magistrados del actual Tribunal Constitucional han figurado en las listas electorales de un partido político, cosa que no puede decir Baltasar Garzón.

No resulta un poco extraño que María Garzón criticara en sus entrevistas que se quisiera estigmatizar a Garzón por haber sido candidato del PSOE en 1993, pero a la vez ella estigmatice a todo los magistrados del Tribunal Constitucional.

GARZÓN YA NO ES AMIGO DE CARLOS DÍVAR

Preguntando por la situación del actual presidente del CGPJ y el Tribunal Supremo, Carlos Dívar, también lo fue por la amistad que en el pasado mantuvieron Dívar y Garzón.

Luis del Olmo- ¿Tiene amistad Carlos Dívar con tu padre?

María Garzón- En la actualidad no. Antes sí que la tenía…

Luis del Olmo- La amistad se ha roto

María Garzón- Se fue distanciando, se fueron distanciando los dos. La relación era cordial antes, cuando estaban juntos en la audiencia, pero ahora ya no.

Es una lástima que aunque en las tres entrevistas saliera el tema de Dívar, no quisieran sacar el tema de si el magistrado Gómez Benítez (líder de los consejeros anti Dívar) estaba entre sus amistades

RELACIÓN CON PEDROJOTA Y LA PRENSA

En su entrevista en ABC Punto Radio, al ser preguntado por la relación de su padre con Pedrojota Ramírez, se marcó el siguiente speech:

«Por lo que me ha ido contando él (Garzón) la relación con este señor (Pedrojota) no es muy cordial. (…) Hoy en día en los medios de comunicación, ciertos directivos tienen un poder en nuestro país y una relación con ciertos círculos políticos que le hacen ir más allá. Quieren tomar decisiones en las cosas importantes de este país y que si no están en su línea pueden utilizar este medio para acabar con una persona. Desde luego, creo que no es responsable. (…) Hay medios que han querido estigmatizarle como el mayor delincuente de España, que es lo que yo denuncio. Como se puede utilizar un medio de comunicación para insultar o acbar con el honor»

A parte de hablar de las relaciones poco cordiales de Pedrojota con Garzón, estaría bien que hablara de las relacciones cordiales que se le atribuyen al juez con el periodista en los años 1995, 1996 y 1997, cuando andaban de la mano indagando sobre el caso GAL.

Y llama la atención que María Castro repruebe que se insulte desde medios, cuando el propio Baltasar Garzón no ha evitado ataques a algunos de esos periodistas (en su libro ‘Un mundo libre’ Garzón arremete contra Pedrojota Ramírez, Federico Jiménez Losantos y Jesús Cacho, a los que acusa de manipuladores, inclitos, sin ética y «rasputines». ¿Le pareció entonces mal a María Garzón que se insultara?

«NO LE ACONSEJO QUE VUELVA A SER JUEZ«

Preguntado por Luis del Olmo si aconsejaría a su padre que volviera a ser juez, ella lo tenía claro: «Yo no se lo aconsejaría».

Por su interés, reproducimos algunos fragmentos de las entrevistas:

Juan Ramón Lucas– ¿Tu padre es un juez estrella o son los casos los que son casos estrella?

María Garzón– Todos los casos de la Audiencia Nacional son suficientemente importantes para ser catalogados como casos estrella. El que determina lo que se pone en un titular es el periodista.

Juan Ramón Lucas– ¿Pero es tan perfecto?

María Garzón– No, nadie es perfecto

Juan Ramón Lucas– ¿No puede equivocarse?

María Garzón- Sí (…)

Juan Ramón Lucas- ¿Se equivocó al entrar en política?

María Garzón – Yo… personalmente a mí no me gustó. Esos 11 meses que estuvo metido en política le han traído una estigma ya para toda su vida que no hubiera sido necesario  (…) después se prohibió ese tipo de entradas en política.

Juan Ramón Lucas- Cuando él se retiró de la política tú le dijiste aquello de «cuanto me alegro papá, por fin vuelves a ser juez» (…) ¿Tú has colaborado con él en alguna instrucción?

María Garzón– Sí. En el caso Pinochet. Había desviado su fax, todo lo que llegaba desde Londres tenía que traducírselo para que llegara a tiempo.

 

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido