TERTULIA FRÍVOLA EN 'ROJO Y NEGRO' DE RADIO 4G

Del amigovio al calientabuyate: ¿tú eres un gambitero o un mangurrián?

Del amigovio al calientabuyate: ¿tú eres un gambitero o un mangurrián?
Pareja, mujer, amor e infidelidad. PD

La tertulia divertida de ‘Rojo y Negro’ en Radio 4G sigue destripando vocablos. Esta vez le tocó el turno a ‘amigovio’, un término del campo léxico de la relación personal que abarca una amplia gama de situaciones pesar de la concreción de su definición: «persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo».

Los tertulianos de ‘Rojo y Negro’ han intentado clasificar las fórmulas de las relaciones humanas y sus denominaciones. José Luis Sáiz relaciona ‘amigovio’ a hablantes sudamericanos; en la península tendemos a utilizar ‘amigo con derecho a roce’ como término equivalente. Javier Gállego, por su parte, opina que incluir ‘amigovio’ en el DRAE está más asociado a posibles titulares periodísticos que a un uso real en España.

Ha cambiado la realidad social: el grado de compromiso ya no es el de nuestros padres, mucho menos el de nuestros abuelos). También ha cambiado el uso del lenguaje: si ‘novio(a)’ suena ahora demasiado formal (la boda se supone próxima), prefiriéndose ‘pareja’, los términos ‘esposo(a)’, ‘marido /mujer’ ya están en completo desuso.

La clave está en el grado de compromiso y pérdida de libertad, hecho que se quiere dar a entender con el lenguaje: en este sentido, parecen haberse impuesto términos, muchas veces con uso eufemísticos, como ‘compañero sentimental’, ‘pareja’ (sin referencia al género de la persona con la que te relacionas), frente a ‘mi chico /mi chica’ para parejas de gente joven.

Las redes sociales digitales han pasado a ser plataformas para ligar con el mínimo compromiso; sin embargo, el léxico para designar estas relaciones digitales no se ha renovado con igual rapidez: ‘rollo cibernético’ lo puede describir, aunque ‘amigovio’ parece sustituir a términos más tradicionales en este contexto.

Los tertulianos, por otra parte, coinciden en que ‘amigovio’ conlleva una amistad intensa, que se ha prolongado en el tiempo, aunque sea intermitente, y sin el compromiso de compartir sentimientos; no supone necesariamente mantener relaciones sexuales, aunque éstas son posibles.

Horten Soler aporta, en versión albaceteña, los términos de habla de este campo semántico, no admitidos por la Real Academia. Así nos añade sustantivos como calientabuyate, calientahorcate, gambitero, mangurrián, tronchamozas o pagafantas.

A la vez destaca ciertos usos machistas difundidos por la Real Academia de la Lengua: el término con referencias masculinas  añade una valoración positiva, frente a la carga negativa de las palabras relacionadas con el mundo femenino. Es el caso de parejas de palabras como ‘cojonudo’ / ‘coñazo’ o ‘papichulo’ / ‘mamasota’.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído