AUTOR DE 'LA CARA OCULTA DE PABLO IGLESIAS'

Riobóo: «Monedero recibió 200.000 € de Venezuela para comprar Canal 33»

"En televisión Pablo Iglesias está actuando. Él utiliza la máxima de que el fin justifica los medios"

Lo que más rechazo me produce de Iglesias es su falta de humildad y es más exagerada en Monedero

Enrique Riobóo, fundador y director de Canal 33 Madrid, estuvo la tarde del martes 18 de noviembre en ‘Rojo y Negro’ analizando junto a Luis Balcarce, Alejandra Alloza y Luis del Pino el panorama mediático inundado en los últimos meses de 2014 por Podemos y sus dirigentes.

Cómo fue el origen de la Tuerka? ¿Cómo ha evolucionado el control mediático de Podemos? Estas y otras preguntas responde en la hora de tertulia el autor del libro ‘La cara oculta de Pablo Iglesias’ (ViveLibro) con el que el autor busca promover el debate político a través de un libro muy demandado que ya ha llegado a su cuarta edición. Para su autor, esto denota que los ciudadanos demandan información nueva sobre Podemos:

Estoy sorprendido con el buen funcionamiento del libro. Funciona con excepción de algunas tertulias. Fui vetado por Mediaset y sus canales tras tener dos entrevistas cerradas porque la actualidad mandaba. Pero la ciudadanía demanda más porque los lectores me dicen que les sabe a poco la lectura. Pero parece que la televisión va al revés. La TDT en este país está podrida, en manos de dos señores que controlan el 70%, porque no da lo que la ciudadanía quiere, que es luz y taquígrafos y saber cosas.

En este sentido, Luis del Pino se mostraba sorprendido de que en televisión se vetaran estas entrevistas teniendo en cuenta las buenas audiencias que dan en televisión. A esto, Luis Balcarce, redactor jefe de Periodista Digital respondía:

Yo te lo explico: en este caso no es el tema de la audiencia el que prima sino la importancia de proteger a Podemos. En algunos programas de Mediaset parece que no manda la audiencia, sino que manda Podemos.

Canal 33 emitió ‘La Tuerka’ antes de que los responsables de la tertulia decidieran mover hacia adelante el proyecto. Esto le permitió a Enrique Riobóo conocer a fondo a Pablo Iglesias y al resto de la cúpula de Podemos, con quienes trabajó en los inicios del programa. Dijo en la entrevista que entre otras cosas, lo que busca es promover el debate.

Pablo Iglesias es el comunicador, la cara amable [de Podemos] y Monedero, como su propio apellido indica, es el que manda y además es el que gestiona las relaciones internacionales, es decir, la financiación, sobre todo con Venezuela. Iñigo Errejón sería el ideólogo.

El autor destacó en la entrevista la claridad de estrategia política y mediática que Podemos tuvo desde el principio.

Ideológicamente, coincido en algunos diagnósticos de Podemos, pero no las soluciones, pero el personaje de Pablo Iglesias no me gusta por su soberbia. Él utiliza la máxima de que el fin justifica los medios para conseguir sus objetivos. Cuando está en televisión actúa como un excepcional comunicador político. A Pablo Iglesias sólo le interesa cuidar su discurso audiovisual como forma de acceder al poder. Pablo Iglesias ha desarrollado un grupo numeroso e importante de hooligangs porque se aprovecha de la necesidad de gente que lo está pasando mal.

Riobóo criticó la forma de gestionar y organizar el programa de ‘La Tuerka’, para el cual utilizaban varios estudiantes voluntarios.

No entiendo una televisión que funciona como una ONG. Cuando ellos se pusieron en contacto conmigo, me dijeron que querían hacer un programa en el canal, pero teniendo el control de mi televisión. Me llegaron a decir que iban a pagar por ello y me sorprendía al ser dos profesores universitarios los que hacían la propuesta. Yo no quise vender en ningún momento, pero me pudo la curiosidad periodística y quise ver hasta dónde iban a llegar: me ofrecieron dinero que provenía del gobierno de Venezuela y de los contactos de Monedero.

En esos movimientos para aumentar el control de los medios, los tertulianos también analizaron cómo Pablo Iglesias siempre intentó que su programa que se lo comprase y se lo emitiese alguna televisión nacional.

Ellos necesitaban un gran diario que les posibilite. Se plantean controlar Público porque en su hoja de ruta estaba asaltar Izquierda Unida. En ese momento se buscaba en los diarios contenido multimedia y ellos aparecen en el momento en que Público tenía esa necesidad. A ellos les interesaban mucho los lectores del diario Público, incluso me hablaron de crear una redacción de izquierdas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído