TERTULIA POLÍTICA EN 'ROJO Y NEGRO' DE RADIO4G

Ketty Garat: «El PP dice algo tan kafkiano como que escuchar a Mas no es negociar»

"Torres-Dulce está deseando dejar la Fiscalía, otra cosa es que lo vaya a hacer"

Ketty Garat: "El PP dice algo tan kafkiano como que escuchar a Mas no es negociar"
Ketty Garat. PD

Alicia Sánchez Camacho se entera de las reuniones secretas entre por la prensa

La tertulia política de ‘Rojo y Negro’, de Radio4G, tuvo como invitada la tarde del miércoles 19 de noviembre de 2014 a Ketty Garat, cronista parlamentaria de Libertad Digital, para analizar de las reacciones en el Congreso a la decisión del Fiscal General del Estado, quien defiende la denuncia contra Mas, la vicepresidenta Ortega y la Consejería de Educación.

El ministerio fiscal emprenderá las acciones legales oportunas ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por cuatro delitos: obstrucción a la justicia, malversación, desobediencia y prevaricación. Ketty Garat resumió muy clara y brevemente la situación:

Torres-Dulce está deseando dejar la Fiscalía, otra cosa es que lo vaya a hacer. El Gobierno va por un lado, y el fiscal por otro. El gobierno no tenía intención de que saliera esta querella. El que lo quería era Torres-Dulce.

Se mostró muy crítica con la gestión que está llevando el Gobierno en el asunto y explicó cómo la presidenta del PP catalán ha sido apartada de las gestiones pertinentes al independentismo catalán.

La soledad del PP catalán no es menor que la de fiscal general. El número dos del PP catalán no sabía qué hacer un día antes de la consulta del 9N. Alicia Sánchez Camacho, también queda fuera de juego. Su presidenta se entera de las reuniones secretas entre PSOE y PP por la prensa. En este sentido, hoy en la rueda de prensa lo que ha dicho como versión oficial es que escuchar no es negociar, es kafkiano.

La periodista precisaba que la fiscalía es un órgano jerárquico, y Torres-Dulce como fiscal actúa bajo su propio criterio.

El Gobierno está dando palos de ciego. El Ejecutivo se ha lavado las manos y ha dejado la responsabilidad en la Fiscalía frente Artur Mas. Mariano Rajoy no tenía intención de incomodar a Artur Mas. El Gobierno y el fiscal ya no hablan porque cada una va por su lado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído