EDITORIAL EN 'HERRERA EN COPE'

Carlos Herrera sabe por qué al golpista Puigdemont no le queda otra salida más que inmolarse

"El presidente de la Generalidad prepara a su familia ante su posible detención"

Carlos Herrera sabe por qué al golpista Puigdemont no le queda otra salida más que inmolarse
Carlos Herrera (COPE). CP

La crisis anticonstitucional desatada en Cataluña se apoya en un relato de ficciones y mentiras frente al cual no se ha opuesto otro veraz con igual o mayor eficacia

EL discurso que blanden los independentistas para vender su utopía pivota sobre una serie de falacias y ensoñaciones que no resisten el más mínimo análisis, ya que su objetivo no es decir la verdad ni advertir de los riesgos que implica esta desnortada deriva, sino fomentar el odio hacia España y embaucar a la población con falsas promesas (Alfonso Rojo: «La tortilla de patata no es lo único que nos queda en España con huevos»).

 Lo único cierto es que Cataluña aporta el 19 por ciento del PIB español y supone el 25 por ciento de sus exportaciones, pero, a partir de ahí, los nacionalistas ocultan el enorme revés que conllevaría la independencia.

La primera gran mentira es el manido emblema de «España nos roba», cuyo uso ha servido a la Generalitat para construir un maniqueo victimismo bajo el que esconder su nefasta gestión y culpar al Gobierno central de todos los problemas.

Las balanzas fiscales del Ministerio de Hacienda demuestran que la autonomía que más aporta a la solidaridad territorial es Madrid, con más de 19.000 millones de euros, casi el doble que Cataluña.

Además, Puigdemont y sus socios olvidan que el Ejecutivo ha inyectado más de 50.000 millones en las cuentas catalanas para mantener los servicios básicos y evitar la quiebra de la Generalitat.

A este engaño se suman las supuestas ventajas que implicaría la ruptura con el resto de España, cuando, en realidad, sería un absoluto desastre.

A cinco días del cacareado 1-O, marcado en el calendario por los independentistas para inciar su gran aquelarre en Cataluña, el siempre mordaz Carlos Herrera ha arrancado este 26 de septiembre de 2017 en la Cadena COPE, poniendo al marrullero president como el ‘Ecce Homo’:

«Señoras, señores, me alegro. ¡Buenos días!

  • Sí. Lo sé. No puedo empezar todas las semanas con el himno del Betis. No puedo. Esto, crean ustedes, todas las semanas ganando, es un agobio de mucho Betis.
  • ¡Imparable el Betis en la liga española! 4-0 a un Levante ayer, que estaba imbatido. También hay Champions hoy, pero ya es un detalle menor. En este 26 de septiembre, en el que las temperaturas serán un poco mas bajas, pero muy poco más.
  • Los días que quedan hasta el 1 de octubre, 4 días mal contados, forman parte de esa crónica lenta de una autodestrucción imparable. Se piden todo tipo de componentes y se tienen. Los que aguantan, los que se van a inmolar, los frutados, etc. Y mientras tanto, el negocio digamos que está desatendido.
  • Ésa es la crónica de esta permanente sobreactucación que es Cataluña. El 1 de octubre pase lo que pase, haya algún tipo de urna en alguna parte, movilizaciones, que las habrá y muchas, pasará y llegará el día 2, 3, 4 y 5. ¿Y qué haremos esos días? ¿Cómo pegaremos los trozos de la vajilla?
  • Las últimas horas es una crónica de Físcalia y policías, en lo que hace referencia a lo último. El fiscal superior de Cataluña ha ordenado a los Mossos que interroguen a los responsables de los colegios electorales. Aquellos a quien ha dicho la Genrealidad en varios lugares de Barcelona en qué medida va a ser así, o en qué medida Colau va a hacer vejación de su cargo.
  • «Si usted esto lo deja, que sepa que comete un delito». Y la respuesta es la que es.
  • El señor Trapero recibió la orden de ir a la operación de coordinación con la Guardia Civil y no fue. Envió al número dos. ¿Por qué? Vamos a ser buenos. Este hombre está sometido a todas las presiones habidas y por haber.
  • Y una de ellas es del fanático del consejero de interior Joaquim Form. Y este igual le ha dicho «ni te acerques». El sabe que tiene su público, pero tiene que hacer caso a las órdenes de la Fiscalía porque se la juega.
  • Un día, harto de todo esto, lo mismo Trapero dice ‘me voy a mi casa’. Él delegó en el número dos. Eso es la utilización de la policía en el pulso al Estado, lo último que debe hacer.
  • Es un juego de equilibrio. Yo haré caso a las órdenes. Haré lo que me diga la Fiscalía, pero a mi dejadme mi posturita que tengo mi público. La sobreactuación, las órdenes que tiene Trapero, son claras. ¿Fingirá obediencia pero luego lo hará o no lo hará?
  • Por otra parte, la advertencia del fiscal general del Estado ha sido muy clara a Puigdemont, le está diciendo que está cometiendo un delito continuado de desobediencia y si incurriese en un delito de malversación, la Fiscalía podría pedir su detención.
  • Pero él sabe que ya no le queda otra salida, ya tiene que inmolarse. Y a lo mejor él prefiere ser mártil, porque la alternativa quizá sea que le digan absolutamente de todo.
  • Supongo que se lo habrá dicho a su familia y a los últimos. ‘Llevadme tabaco si me meten dentro’. Pero miren, las consecuencias ahí están. El círculo de empresarios advierte que se está viviendo una ralentización del consumo. Si quiere ir a Cataluña este fin de semana tiene los trenes y aviones vacíos.
  • Las reservas se han paralizado. El Confidencial Digital dice que hay empresarios listos para salir en 24 horas, más de 100, por si la cosa se pone mala, sin necesidad de reformar estatutos de la empresa, seguramente hacia Madrid, que es donde se van casi todos.
  • Y Artur Mas, que está que tiembla porque tiene que poner una fianza de 5 millones de euros por los gastos del 9N, y solo han reunido 2 millones las entidades independentistas. ‘¡Chicos que no llegamos! ¡Que viene!’ Y es que está viniendo la justicia.
  • Esto forma parte de la actualidad de hoy. Hay un nuevo crimen machista de violencia criminal asesina, por un hombre de 22 años que atacó a una mujer de 20 años. Habían mantenido una relación en Cartagena.
  • Ella había ido a denunciarle por acosos y amenazas. Y a la hora siguiente, aparece el tío con un cuchillo y la masacra. Luego llega la policía, salta por un balcón, se lesiona o algo parecido.
  • El caso es que ella está muerta. 37 son las mujeres asesinadas en lo que va de año por la maldita violencia machista. El ayuntamiento de Cartagena ha decretado dos días de luto».

Cataluña y el Titanic: el independentismo llega a Hollywood

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído